Portada » Columnistas » Entre cuervitos y zopilotes » Zopiloteando escuelas

Zopiloteando escuelas

Por Trixia Valle , 23 septiembre, 2020

“¡Ya es septiembre y todavía no tenemos escuela!”, comentan las mamás zopilotas por teléfono, en grupos de chat y en grupos de Facebook como el de Escueleando con Mariana… mientras que los papás zopilotes ya están hartos de tanto escuchar del tema sin llegar a una conclusión.

 

En las casas de viven conversaciones así a diario, mientras que los cuervitos sólo escuchan la discusión sin opinar, buscando en sus padres una respuesta que tampoco llega.

-¡Es que cómo vamos a pagar por una clase en línea…! Eso no es escuela…- dice mamá zopilota.

-Bueno mujer, pues entonces ni modo que no estudien…” responde por cincuenta a vez, desesperado papá zopilote.

-Pues sí pero hay q ver más opciones, ¿no crees?-

-Creo que llevas veinte y nada te convence…-

-Pues yo que culpa tengo de que apareciera esta cosa del coronavirus… ¡créeme que la principal afectada soy yo! O sea, por si no te has enterado yo soy la que me quedo con los cuervitos en la casa todo el día, todo el tiempo se quejan, yo no soy maestra, no sé qué enseñarles, ya no me acuerdo ni de las capitales y ¡no es Justo! Si yo hubiera querido ser maestra, eso hubiera estudiado pero…-

Papá zopilote la interrumpe con un ¡Basta! Y se va a recluir a ver la televisión sin responder a todas las quejas, rollos, suplicios, interrogantes, letanías y monólogos interminables que mamá zopilote le lanza a diario.

Mientras tanto los cuervitos mejor también se van sin ser vistos por su mamá porque saben que como ya está verde de coraje, si los ve, también los agarrará a ellos de paño de lágrimas y en silencio se escabullen a su cuarto.

Así, mamá zopilota se reúne en video conferencia con su grupo de dilema escolar 2020 y comienzan a llover las quejas, soluciones que se descartan rápidamente y por más de tres horas dan vueltas a lo mismo sin lograr concluir qué hacer.

Y en realidad es más simple de lo que se piensa, el tema del regreso a clases tiene dos opciones:

  1. Escuela pública.
  2. Escuela privada.

Si es pública, seguir las instrucciones en canal 11 y 14 sobre los comunicados locales y federales de la modalidad y poner a sus cuervitos a ver las clases en la tele, verificando, por favor, que sean del grado correspondiente, ya que si no, no aprenderán ni papa. Posteriormente, al regreso presencial les harán un examen de colocación para ver en qué nivel se encuentran y seguirán sus estudios. SI NO LOS INSCRIBEN NO TENDRÁN DERECHO A ESE EXAMEN y se quedarán en una nebulosa educativa sin año por acreditar.

Si es privada, ya cada quien verá para cuál  alcanza su bolsillo y cuáles ofrecen las mejores plataformas para que así valga la pena la inversión, sin olvidar que aunque tengan la plataforma, los padres deben verificar y participar su actuar durante los meses en casa.

Así las cosas… Por favor papás y mamás no dejemos a nuestros niños desescolarizados y perdiendo todo un ciclo esencial que no regresará jamás.

Recuerda, ningún cuervo se pasea dos veces en el mismo bosque, lo que quiere decir que las oportunidades no regresan, y así será con la educación.

Tú, ¿qué piensas? Te leemos y nos interesa tu opinión. IG Twitter Youtube @trixiavalle

Deje un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.