Portada » Internacional » Puerto Rico: La reunificación, un sentimiento olvidado, pero vivo

Puerto Rico: La reunificación, un sentimiento olvidado, pero vivo

Por Juan Carlos Navarro , 24 enero, 2015

A día de hoy, cuando la sombra del secesionismo se cierne sobre las naciones europeas, surge un movimiento dispuesto y organizado que se propone nadar a contracorriente.

La descolonización marcó la segunda mitad del siglo XX, así como los distintos episodios secesionistas que anteriormente azotaron a distintas potencias europeas, entre las que no se salva España. Sin embargo, lo que diferencia el desastre del 98 con el resto de los casos anteriormente mencionados es que, al menos en la situación de Puerto Rico, no se trataba ya de una colonia, sino de una provincia de ultramar tan española como Soria o Barcelona.

Actualmente, Francia tiene islas con el equivalente territorial a provincias de ultramar en el Caribe o en el Pacifico, pero a diferencia de los movimientos independentistas que proliferan en aquellas islas bajo su control, como la Martinique, surge en Puerto Rico un movimiento que busca precisamente lo contrario.

 

MRE
Es más, la frase “volver a casa” guarda el que, en mi opinión, debería ser el próximo paso a dar por los puertorriqueños a la hora de decidir su futuro.

La sociedad puertorriqueña tiene sus raíces en su pasado español. Tenemos lazos tan fuertes como la lengua o la cultura. Podríamos ser como Alemania y Austria, que también tienen la misma lengua y cultura pero han acabado constituyendo naciones distintas. Sin embargo, ¿Por qué no volver a casa? ¿Que sentido tendría la independencia total de Puerto Rico como nación? En el ámbito económico, aunque es necesario realizar estudios sobre la viabilidad de la vuelta de Puerto Rico a España, creo firmemente que el nivel de bienestar de los puertorriqueños va a ser mayor bajo el ondear de la bandera española, que bajo una república independiente. Juntos, seremos más fuertes.

Por ahora, Puerto Rico se halla a la deriva que supone ser un estado libre asociado a Estados Unidos. Tienen representación en el congreso, pero si su voto es decisivo, no cuenta. Y eso tras un referéndum que dio la mayoría a los estadistas. Parece que Estados Unidos no quiere abrir las puertas de su casa a Puerto Rico. Sin embargo, ahora todo sucederá bajo la atenta y esperanzada mirada de un pueblo español que, tras la aparición de este movimiento, se muestra dispuesto a aunar esfuerzos para colaborar en lo posible y recibir con los brazos bien abiertos a nuestros hermanos puertorriqueños.

¿Se convertirá esta causa en el símbolo de unidad nacional que España necesita? ¿Sera capaz el gobierno español de dar la cara y colaborar en lo necesario con el movimiento de reunificación puertorriqueño? Recordemos que no se trata de una exigencia territorial por parte de España. Los artífices de este movimiento son los propios puertorriqueños; ¿Sera la sociedad española capaz de darles la mano en un eficaz y contundente gesto de hermanación?

16 Respuestas a Puerto Rico: La reunificación, un sentimiento olvidado, pero vivo

Deje un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.