Yo señalo |
Portada » Columnistas » Yo señalo

Yo señalo

Por Javier Gil , 12 junio, 2015

Me llegan voces de intento de fumata blanca entre diferentes partidos políticos de esta ciudad-pueblo llamada Rubí (Barcelona). Todos los avaros han querido una parte del pastel y el circo de los enanos se ha hecho grande y creíble para todos. Unos han perseguido la gran mentira, una cortina de humo para no dejarnos contemplar las primeras necesidades del ser humano: educación, cultura, sanidad y vivienda. Otros, con su nariz de payaso y gafas postizas, han ansiado el sillón de piel, la estabilidad económica olvidando que ninguno de ellos prometió a sus votantes eso de reuniones secretas. Payasos, bailarinas, hombres forzudos y malabaristas se han reunido para ver quien se lleva el trozo más grande, sin prejuicios, sin ética pero con desfachatez.

Referente a las personas que denuncio en este escrito, decir que ni las conozco personalmente ni he compartido mesa con ninguno de ellos pero, al menos, me queda el derecho a decir basta ya, a repudiar cualquier síntoma de tomadura de pelo y a rechazar cualquier tipo de burla.Basta de espectáculos, de saltos mortales y de mentiras que unos cuantos esta semana se han encargado de rodar y filmar. La verdad asusta tanto que hasta el presente no han priorizado el proceso independentista que, según ellos, nos salvará de la barbarie. Actualmente, ninguno de esos cinco personajes de teatro callejero ha expuesto sus propuestas con una claridad aplastante. Sigo esperando que digan a voces el cómo, la manera de mejorar esta localidad con ideas claras.

Yo señalo a aquellas personas de la cultura de esta ciudad que no han salido al paredón público a decir basta, a repudiar esta falacia.Firmemente en la libertad individual creo pero no en la falta de compromiso, de actitud cuando ves que la realidad nos la quieren robar. La cultura siempre ha de decir NO. Esa es la verdadera revolución. ¿Dónde estáis?

Yo señalo a ese clan que aguardó en su despacho sin formular ni una sola propuesta cultural, ni tan siquiera media. No tuvieron en cuenta nada semejante y ahora se vanaglorian del cambio, del deseo de poder y de un futuro mejor sin respetar unas elecciones que han ganado otros.

Yo señalo a ese circo llamado democracia porque no me la creo. Señalo con mi dedo a los integrantes de ese coliseo por regocijarse diciendo frases hechas sin credibilidad ninguna. Desean un gobierno de izquierdas y estable. La estabilidad no existe cuando cinco enanos se reúnen y la lona pesa porque cada uno de los artistas quiere su porción.

Yo señalo a ICV por no tener memoria histórica, por falsificar una identidad de base y dejarse llevar por corrientes turbulentas. Señalo a CIU por no saber reconstruirse y saltar al son de las congas independentistas. Señalo a ERC por ofrecer unos juegos artificiales cuya pólvora mojada y caduca es poco real. Señalo a AUP y VR por vender su alma a un diablo llamado poder absoluto.Todos rozando lo ridículo.

Yo señalo a todos y a cada uno de ellos. Una bandera, un pueblo… ¿y un líder? No hay fronteras, no hay patria ni oportunidad sin pasión, sin una cultura de batalla que unos quieren ignorarla y los otros prefieren dominarla.

En este circo he anhelado el compromiso con el ciudadano, con la ilustración, con estos días que no volverán y con la vida misma. A quemarropa.

Deje un comentario