¿Y mi privacidad, señor Zuckerberg? |
Portada » Ciencia y Tecnología » ¿Y mi privacidad, señor Zuckerberg?

¿Y mi privacidad, señor Zuckerberg?

Por María Molina , 8 marzo, 2014

En las últimas semanas estamos asistiendo a un gran revuelo en las redes sociales. Esta vez se trata del sonado negocio que Facebook ha hecho con Whatsapp. Millones de dólares, datos de usuario y mucha polémica están por medio. La cuestión es la de siempre: ¿Mucho ruido y pocas nueces?

whatsapp1

El gigante estadounidense ha decidido dar un paso más en la creación de su imperio virtual, comprando la famosa aplicación de mensajería instantánea Whatsapp por la nada desdeñable cifra de 13.800 millones de euros. Los verdes han aceptado la compra con sumo gusto, y han declarado estar encantados con esta fusión, que permitirá a Whatsapp abrir su negocio a miles de millones de usuarios (el último dato, de 2013, establece en 1.060 millones los usuarios de la red social más famosa de la historia). La justificación de la expansión de Facebook en esta dirección seguramente esté orientada a la búsqueda del público juvenil, el cual se muestra cada vez más alejado de la red social de Zuckerberg y cada vez tiende más a las redes especializadas (microblogging, empleo, fotografía, vídeo…). De hecho, muchos especialistas auguran un futurible pinchazo para Facebook. ¿Le habrá entrado el miedo a Zuckerberg?

Pero esta compra no marca ningún punto de inflexión. Hace ya dos años que Facebook adquirió la red social de fotografía Instagram. Esta compra tampoco estuvo exenta de polémica, que de hecho fue prácticamente idéntica a la que está teniendo lugar estos días. Lo que cabe preguntarse es si las aguas volverán a su cauce, tal y como ocurrió entonces, o si realmente los usuarios han decidido decir basta ya.

whatsapp2

Todo el debate pivota sobre un solo punto: la privacidad. ¿Qué pasa con la privacidad? No es ningún secreto que Facebook ha tenido sus devaneos y deslices respecto a la cuestión de los datos de los usuarios y las empresas publicitarias. Acuerdos y políticas de privacidad arriba y abajo, que finalmente quedaron en nada, traen de nuevo a la palestra la eterna cuestión: ¿qué ocurrirá con mis datos?

Whatsapp contaba en su haber, a principios de este año, con nada menos que 430 millones de usuarios. Estos clientes han lanzado el hacha de guerra y no están dispuestos a que la empresa de Zuckerberg haga negocios con los datos que posee Whatsapp, tales como la agenda de contactos, el número de teléfono o los archivos multimedia enviados y recibidos por los usuarios. No es la primera vez que Whatsapp tiene “problemas”: ya ocurrió cuando establecieron un pago anual inferior a un euro. En aquel entonces, miles de usuarios amenazaron con migrar a otras aplicaciones de mensajería. Pese a todas estas intenciones de cambio, Whatsapp no ha hecho más que crecer y crecer. ¿Acaso no hay opciones? Por supuesto que las hay, pero el hombre es un animal de costumbres y no hace más que demostrarlo.

whatsapp3

No son pocas las alternativas a Whatsapp, las cuales en su mayoría presentan características superiores a las que tiene la conocidísima aplicación. ¿Qué nos impide dar el paso, entonces? Primero fueron las grandes compañías telefónicas como Samsung las que intentaron apartar de su camino a Whatsapp, sin éxito alguno. Aplicaciones como ChatOn apenas consiguieron despegar. Más adelante surgieron alternativas más reales como Line (gratuita, sin apenas publicidad, estable y con la posibilidad de llamadas de vídeo y voz) o Viber, que aunque tuvieron y tienen un moderado éxito, no consiguieron arrasar como lo ha hecho Whatsapp.

Actualmente tenemos a un recién llegado que, según parece, promete: Telegram. La empresa canadiense juega con la gran baza de la seguridad y la privacidad, algo sagrado para los usuarios. Gratuito, mucho más flexible en el envío de archivos y con una estética muy similar a Whatsapp, supone una alternativa más que apetecible para una futurible migración. Las recientes caídas de los servidores de la gran competencia, así como la polémica surgida tras la compra de Facebook, Telegram ha ido ensanchando poco a poco su lista de usuarios… Lo que pase en el futuro, nadie lo sabe.

Deje un comentario