Portada » Nacional » VOTAR AUNQUE SEA CON UNA PINZA EN LA NARIZ

VOTAR AUNQUE SEA CON UNA PINZA EN LA NARIZ

Por Agustín Ramírez , 18 octubre, 2019

Lo que parecía sencillo devino en complicado; no hubo acuerdo entre los partidos que sí lo consiguieron cuando quitaron a Mariano Rajoy de La Moncloa por la vía constitucional –aunque a muchos les pese- y nombraron Presidente a Pedro Sánchez.

Lo que parecía sencillo devino en complicado; los partidos que alcanzaron un acuerdo presupuestario, derribado por el Partido Popular en el Senado, no consiguieron que se pudiese formar gobierno tras los resultados del 28 de abril.

La primera sensación que uno tiene es la de que no se trabajó lo suficiente para intentar un acuerdo.

Primero se esperó hasta conocer cómo se formaban los gobiernos municipales y autonómicos, que alianzas se formaban y así condicionar las que habría que formar para el gobierno nacional; después se dejó pasar el verano –el calor paraliza casi todo, hasta las buenas intenciones-, para finalmente, deprisa y corriendo, llegar a la conclusión de que ningún acuerdo era posible.

La conclusión es que hay que volver a las urnas, que los actores de esta función son los mismos, que la obra a representar se elige el 10 de Noviembre y que el ciudadano de a pie cada día ve la situación política con más escepticismo.

Me parece evidente que la presión de los partidos a la izquierda del PSOE ha conseguido la subida del salario mínimo, la actualización de la subida de las pensiones,  la vuelta a la cobertura del desempleo a los 52 años y  otras cuestiones sociales.

Me parece evidente que los empresarios y los poderes reales, además de la Jefatura del Estado, preferían un gobierno de coalición o un acuerdo de gobierno entre el PSOE y Ciudadanos o el Partido Popular; esa preferencia impedía, solapadamente, avanzar en un acuerdo de gobierno entre fuerzas progresistas.

Me parece evidente que nunca hemos sabido los ciudadanos lo que de verdad se hablaba y negociaba; hemos tenido información de que se ofertaban sillones, cargos y fórmulas de gobierno pero de los programas, de las medidas económicas y sociales, de lo que afecta al día a día de los ciudadanos, de eso no hemos sabido nada ni nos han dicho nada, y me pregunto ¿hablarían de ello?

Mi conclusión es que solo con la presión de otros partidos a su izquierda, el PSOE es capaz de tomar medidas reales que afecten positivamente a la mayoría de la ciudadanía y este es uno de los puntos de partida para decidir a quién votar; el otro, intentar con los votos que la alianza de Partido Popular, Ciudadanos y Vox no pueda formar gobierno.

Y si ya hemos descartado a 3 partidos, a quien elegir de los otro tres: el PSOE me parece un poco timorato a la hora de implantar políticas progresistas, siempre necesita un empujoncito, siempre mira al otro lado para que no le pongan mala cara; Unidas Podemos tiene un liderazgo que me genera un rechazo importante y determinados comportamientos de sus líderes han sido más que cuestionables, otra cosa son las medidas que pueda proponer e intente implantar en futuros acuerdos de gobierno; Más País me parece un montaje a mayor gloria de su líder, un líder que ha comprobado que Madrid es poco para sus ambiciones y que se arroga la capacidad de atraer al votante de izquierdas descontento, más soberbia es difícil pero nunca terminaremos de sorprendernos.

Hay quien defiende no votar, votar en blanco o votar nulo, me parecen posturas estéticas bonitas pero ineficaces y que solo benefician a un gobierno de “los de la foto de Colón”

Conclusión: me pondré una pinza en la nariz y seguiré votando a los de siempre, hoy difuminados en una coalición.

 

Deje un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.