Las ventas de cerveza en España subieron un 3,1% en 2015, su mayor alza desde 2006 |
Portada » Economía » Las ventas de cerveza en España subieron un 3,1% en 2015, su mayor alza desde 2006

Las ventas de cerveza en España subieron un 3,1% en 2015, su mayor alza desde 2006

Por José Julián Martín , 1 julio, 2016

cerveza pixabay.comEn 2015 el sector cervecero español experimentó un crecimiento en ventas, producción y exportaciones, en paralelo con la recuperación económica. En consonancia, también aumentó el consumo de cerveza, especialmente en la hostelería, que se mantiene como el principal canal de consumo de esta bebida (64%).

Estos datos posicionan a la cerveza como la bebida fría más consumida en hostelería, lo que supone un 36,2% del total del consumo en este canal. El récord del turismo, la buena climatología, la recuperación económica y la estabilidad fiscal son las principales razones de esta tendencia positiva, tal y como concluye el Informe Socioeconómico de la Cerveza de 2015.

En 2015, las ventas de cerveza aumentaron un 3,1% respecto al año anterior, lo que representa el mayor crecimiento que ha experimentado el sector desde 2006, antes del inicio de la crisis económica. En concreto, las compañías del sector cervecero en España comercializaron cerca de 33,3 millones de hectolitros. Del mismo modo, las compañías elaboraron casi 35 millones de hectolitros, aumentándose la producción de cerveza en un 4%. Este dato sitúa a España como cuarto productor dentro de la Unión Europea y undécimo a nivel mundial.

Las ventas de cerveza española también continúan creciendo fuera del país. Así, las exportaciones de cerveza elaborada por las compañías en España aumentaron en 2015, por sexto año consecutivo, con un aumento del 28,6% respecto al ejercicio anterior. En total, se comercializaron en el extranjero 2,3 millones de hectolitros en 2015. Esta cifra multiplica casi por cuatro la de hace diez años.

Estrecho vínculo con la hostelería

El vínculo entre cerveza y hostelería, que ha resistido los momentos más adversos de la coyuntura económica, se ha visto reforzado en el último año. El consumo de cerveza por los españoles en locales de hostelería se incrementó en 2015 un 6% respecto al año anterior. En el contexto del consumo de cerveza en bares y restaurantes, destaca la importancia del binomio cerveza-tapa en España. De hecho, hasta un 84% de los españoles toman la cerveza acompañada de algo de comer.

Las ventas de cerveza al canal hostelero también aumentaron en 2015 en un 3,2%. Una vez más, la simbiosis entre cerveza y hostelería es aparente especialmente en que el consumo de cerveza puede suponer un 25% de la facturación de los establecimientos hosteleros y hasta un 40% en el caso de los locales con menos de 10 empleados, que suponen el 97% del total de los locales. De hecho, España es el país con mayor densidad de bares, con 260.000 establecimientos, uno por cada 175 personas.

Cabe resaltar que el incremento de consumo de cerveza en hostelería se ha visto favorecido por las temperaturas alcanzadas el verano pasado, que fue el segundo más cálido desde 1961, solo superado por el de 2003. El buen tiempo atrajo a la cifra récord de 68 millones de turistas extranjeros, la mayoría provenientes de Reino Unido, Francia y Alemania, países tradicionalmente cerveceros.

Un sector que genera empleo y contribuye a la economía

El sector cervecero es un referente dentro del panorama agroalimentario español por su contribución a la economía. De hecho, la cerveza es la bebida con contenido alcohólico con mayor impacto económico a través de los impuestos que gravan su consumo y a los empleos que genera. El valor de la cerveza en el mercado supera los 15.500 millones de euros y supone un 1,4% del PIB.

España destaca dentro de la Unión Europea como el segundo país en el que el sector cervecero genera más empleo, solo por debajo de Alemania. Así, la cerveza contribuye a la creación de más de 344.000 puestos de trabajo, la mayor parte de ellos en el sector hostelero (90%), que es uno de los principales motores de generación de empleo en España. Concretamente en el canal hostelero se generaron alrededor de 80.000 empleos en 2015, que supone un crecimiento del 4%, hasta alcanzar 1.400.000 puestos de trabajo en el sector.

Además, la cerveza contribuye a la creación de empleo en otros sectores: cerca de 20.000 puestos de trabajo son atribuibles a los sectores abastecedores, casi el 30% en agricultura, y más de 10.000 en el sector minorista. A estos se suman los casi 6.000 empleos que generan directamente las propias compañías cerveceras. Además, por primera vez tras años marcados por la crisis en los que se perdió empleo directo en el sector, en 2014 creció el empleo directo un 6%.

En materia de impuestos, el Estado ingresa en torno a 3.600 millones de euros. Del total de ingresos, más del 81% proceden del consumo en hostelería, en su mayoría gracias a las cotizaciones a la Seguridad Social e IRPF (61%) derivadas del empleo que genera el sector hostelero y el IVA en hostelería (33%).

Estos datos reflejan una tendencia positiva cuya continuidad depende tanto de la estabilidad fiscal como de la generalización en la sociedad de un clima de confianza en la recuperación de la economía. En este sentido, Jacobo Olalla, Director General de Cerveceros de España, afirma que “mantener el clima de confianza en la recuperación, así como la fiscalidad del sector, será la clave para seguir creando empleo y aportando a la economía de nuestro país más de 7.000 millones en valor añadido”.

Compromiso con el medio ambiente

El sector cervecero es pionero en la reducción del impacto de los envases que utiliza. Así, en 2015, el porcentaje de recuperación alcanzó el 79,2%. A su vez, el uso de energías renovables en el sector cervecero continúa aumentando: mientras que en 2008 la industria utilizaba un 2,3% de energía procedente de fuentes renovables, en 2015 este porcentaje rozó el 53%, lo que supone un incremento de cinco puntos respecto al año anterior.

Las compañías del sector también han reducido la emisión de contaminantes considerablemente. De hecho, la ratio de emisiones de CO2 emitido por combustión por cada hectolitro de cerveza elaborado descendió un 21% entre 2008 y 2015. Con esta reducción se evitó la emisión de la misma cantidad de CO2 que hubiesen producido cerca de 30.000 europeos al alimentarse, encender la calefacción y ducharse durante un mes, o lo que es lo mismo, la cantidad de emisiones que un bosque de 55.000 árboles llega a absorber en un periodo de 50 años.

Consumo mediterráneo, moderado y responsable

La cerveza es una bebida social que consume la mayoría de la población y su penetración entre los españoles es de un 75,5%. Además, el consumo de esta bebida se reparte entre los días de la semana y en diferentes momentos, siendo la tarde, el aperitivo y la comida los principales.

A su vez, el consumo de cerveza se realiza mayoritariamente (90,3%) en cafeterías, bares y restaurantes a diferencia de otras bebidas que se consumen en locales de noche. El patrón de consumo de cerveza en España es moderado y responsable, en un entorno social y con algo de comer, propio de nuestra cultura mediterránea. En este sentido, el consumo de cerveza per cápita se situó en 2015 en 47,18 litros y la variedad sin alcohol, de la que España es líder en producción y consumo dentro de la Unión Europea, representó un 14,3% del total del
consumo. Estos datos reflejan que en España la cerveza se consume por su sabor y propiedades y no por su contenido alcohólico.

Deje un comentario