Urkullu dice que Euskadi no está “agazapada” a la espera de Cataluña |
Portada » Nacional » Urkullu dice que Euskadi no está “agazapada” a la espera de Cataluña

Urkullu dice que Euskadi no está “agazapada” a la espera de Cataluña

Por Hector Anaya , 15 Abril, 2014

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha destacado que Euskadi no está “agazapada” a la espera de Cataluña, sino que quiere lograr un nuevo estatus en su Parlamento, y ha recordado que él, cuando era presidente del EBB del PNV, siempre ha defendido un reforma constitucional “que mirara el derecho a decidir, la autodeterminación y la consulta”.

   Además, ha planteado “diálogo, acuerdo, negociación y ratificación” para conseguir un nuevo estatus y ha propuesto, además, pasar de un sistema “unilateral impuesto por el Gobierno español” a uno “bilateral” que reconozca “la nacionalidad histórica vasca”, sin que pueda ser “laminada”.

En una entrevista concedida a RNE, recogida por Europa Press, Urkullu ha reiterado que ahora el Estado, en su conjunto, “tiene dos problemas, cuando hace 10 años tenía uno, que es el de la resolución de lo que son las ansias de las nacionalidades históricas así contempladas, como el caso la de la nacionalidad vasca y la diferencialidad de la autonomía del País Vasco de manera diferente en la Constitución Española”.

“Nosotros estamos también trabajando esta cuestión con la experiencia acumulada en los años anteriores. Se trabaja en estos momentos en el Parlamento vasco con una ponencia de autogobierno, en la que son los grupos parlamentarios que representan a los partidos políticos quienes están planteando una agenda y temas de análisis de lo que ha sido la evolución del autogobierno, para pensar en cómo actualizarse y si podemos llegar a un consenso sobre el estatus jurídico político acordado entre las sensibilidades ideológicas diferentes”, ha añadido.

En este sentido, ha rechazado que Euskadi esté “agazapada” para ver cómo transcurre la cuestión de una posible consulta en Cataluña. Además, ha recordado que, como candidato del PNV, se presentó en campaña electoral de las elecciones autonómicas del año 2012 “con un planteamiento claro” de revisión del estatus de autogobierno.

También ha aludido a la experiencia del año 2004 “cuando la mayoría absoluta” del Parlamento aprobó un nuevo Estatuto Político –denominado ‘Plan Ibarretxe’– que no fue admitido a trámite por las Cortes Generales, y se promovió una Ley de Consulta, prohibida por el Tribunal Constitucional. “Tenemos un recorrido hecho”, según ha apuntado.

A su juicio, en la actualidad, hay que llegar a un acuerdo en base al planteamiento de “diálogo, negociación, acuerdo y ratificación” entre los distintos grupos. Asimismo, ha recordado que, cuando era presidente del EBB del PNV, ya defendió una reforma constitucional, con pactos de Estado, “que mirara el derecho a decidir, el derecho de autodeterminación y la consulta”.

CATALUÑA

Tras negarse a augurar qué puede ocurrir en Cataluña con la consulta porque “sería muy atrevido”, ha apelado a que se dialogue con el presidente de la Generalitat, Artur Mas, al considerar que éste tiene disposición a hablar.

En este sentido, ha asegurado que éste “no es un problema político, sino social”, y espera que puede haber un trabajo común entre el Estado español y el Ejecutivo catalán.

PRINCIPIOS

El lehendakari ha subrayado que él, como nacionalista, tiene sus principios, y siempre ha trabajado por ellos hasta acceder a la Lehendakaritza. “Ahora que soy lehendakari, soy consciente de que ostento también una representación que va más allá de lo que son los nacionalistas del PNV”, ha aseverado.

En cualquier caso, ha considerado que “es constatable” que la vasca es “una comunidad histórica, así contemplada en la Constitución Española, que tiene un sistema de autogobierno singular, que durante 35 años ha sido muy condicionado de manera unilateral por parte del Estado español y por parte de los Gobiernos sucesivos en el Estado español, hasta el punto de laminar lo que ha sido el Estatuto de Autonomía singular”.

En este sentido, ha recordado que, transcurridos 35 años, se sigue sin tener “cumplimentado en su integridad el Estatuto de Autonomía ratificado por la sociedad vasca en el año 79”.

Por ello, ha señalado que, “además de plantear el diálogo, el acuerdo, la negociación y la ratificación como método para trabajar entre las diversas sensibilidades políticas e ideológicas”, propone que “se pase de un sistema de unilateralidad impuesto por parte del Gobierno del Estado español a un sistema de bilateralidad, desde el reconocimiento de esa nacionalidad histórica y de esa realidad contemplada en base a los derechos históricos que se atienen a lo que dice el texto de la propia Constitución Española”.

El lehendakari ha recordado que esta bilateralidad “está también reflejada en un sistema fiscal y financiero como el del Concierto Económico”.

Tras rechazar que se trate de un Estado libre asociado, ha subrayado que “es el respeto a lo que es el derecho histórico y lo que, en su caso, pueda ser la voluntad de la sociedad vasca, y habrá que formularlo”. “Pero simplemente estoy planteando que no puede ser que lo que está contemplado en la propia Constitución Española sea llevado a efecto al arbitrio de lo que es el Gobierno español sucesivo”, ha indicado.

En esta línea, ha subrayado que “hay un ordenamiento jurídico, que indica lo que es la propia diferencialidad de la Comunidad Autónoma del País Vasco”.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha destacado que Euskadi no está “agazapada” a la espera de Cataluña, sino que quiere lograr un nuevo estatus en su Parlamento, y ha recordado que él, cuando era presidente del EBB del PNV, siempre ha defendido un reforma constitucional “que mirara el derecho a decidir, la autodeterminación y la consulta”.

   Además, ha planteado “diálogo, acuerdo, negociación y ratificación” para conseguir un nuevo estatus y ha propuesto, además, pasar de un sistema “unilateral impuesto por el Gobierno español” a uno “bilateral” que reconozca “la nacionalidad histórica vasca”, sin que pueda ser “laminada”.

En una entrevista concedida a RNE, recogida por Europa Press, Urkullu ha reiterado que ahora el Estado, en su conjunto, “tiene dos problemas, cuando hace 10 años tenía uno, que es el de la resolución de lo que son las ansias de las nacionalidades históricas así contempladas, como el caso la de la nacionalidad vasca y la diferencialidad de la autonomía del País Vasco de manera diferente en la Constitución Española”.

“Nosotros estamos también trabajando esta cuestión con la experiencia acumulada en los años anteriores. Se trabaja en estos momentos en el Parlamento vasco con una ponencia de autogobierno, en la que son los grupos parlamentarios que representan a los partidos políticos quienes están planteando una agenda y temas de análisis de lo que ha sido la evolución del autogobierno, para pensar en cómo actualizarse y si podemos llegar a un consenso sobre el estatus jurídico político acordado entre las sensibilidades ideológicas diferentes”, ha añadido.

En este sentido, ha rechazado que Euskadi esté “agazapada” para ver cómo transcurre la cuestión de una posible consulta en Cataluña. Además, ha recordado que, como candidato del PNV, se presentó en campaña electoral de las elecciones autonómicas del año 2012 “con un planteamiento claro” de revisión del estatus de autogobierno.

También ha aludido a la experiencia del año 2004 “cuando la mayoría absoluta” del Parlamento aprobó un nuevo Estatuto Político –denominado ‘Plan Ibarretxe’– que no fue admitido a trámite por las Cortes Generales, y se promovió una Ley de Consulta, prohibida por el Tribunal Constitucional. “Tenemos un recorrido hecho”, según ha apuntado.

A su juicio, en la actualidad, hay que llegar a un acuerdo en base al planteamiento de “diálogo, negociación, acuerdo y ratificación” entre los distintos grupos. Asimismo, ha recordado que, cuando era presidente del EBB del PNV, ya defendió una reforma constitucional, con pactos de Estado, “que mirara el derecho a decidir, el derecho de autodeterminación y la consulta”.

Tras negarse a augurar qué puede ocurrir en Cataluña con la consulta porque “sería muy atrevido”, ha apelado a que se dialogue con el presidente de la Generalitat, Artur Mas, al considerar que éste tiene disposición a hablar.

En este sentido, ha asegurado que éste “no es un problema político, sino social”, y espera que puede haber un trabajo común entre el Estado español y el Ejecutivo catalán.

El lehendakari ha subrayado que él, como nacionalista, tiene sus principios, y siempre ha trabajado por ellos hasta acceder a la Lehendakaritza. “Ahora que soy lehendakari, soy consciente de que ostento también una representación que va más allá de lo que son los nacionalistas del PNV”, ha aseverado.

En cualquier caso, ha considerado que “es constatable” que la vasca es “una comunidad histórica, así contemplada en la Constitución Española, que tiene un sistema de autogobierno singular, que durante 35 años ha sido muy condicionado de manera unilateral por parte del Estado español y por parte de los Gobiernos sucesivos en el Estado español, hasta el punto de laminar lo que ha sido el Estatuto de Autonomía singular”.

En este sentido, ha recordado que, transcurridos 35 años, se sigue sin tener “cumplimentado en su integridad el Estatuto de Autonomía ratificado por la sociedad vasca en el año 79”.

Por ello, ha señalado que, “además de plantear el diálogo, el acuerdo, la negociación y la ratificación como método para trabajar entre las diversas sensibilidades políticas e ideológicas”, propone que “se pase de un sistema de unilateralidad impuesto por parte del Gobierno del Estado español a un sistema de bilateralidad, desde el reconocimiento de esa nacionalidad histórica y de esa realidad contemplada en base a los derechos históricos que se atienen a lo que dice el texto de la propia Constitución Española”.

El lehendakari ha recordado que esta bilateralidad “está también reflejada en un sistema fiscal y financiero como el del Concierto Económico”.

Tras rechazar que se trate de un Estado libre asociado, ha subrayado que “es el respeto a lo que es el derecho histórico y lo que, en su caso, pueda ser la voluntad de la sociedad vasca, y habrá que formularlo”. “Pero simplemente estoy planteando que no puede ser que lo que está contemplado en la propia Constitución Española sea llevado a efecto al arbitrio de lo que es el Gobierno español sucesivo”, ha indicado.

En esta línea, ha subrayado que “hay un ordenamiento jurídico, que indica lo que es la propia diferencialidad de la Comunidad Autónoma del País Vasco”.

Deje un comentario