Una Vuelta a la parrilla |
Portada » Columnistas » Una Vuelta a la parrilla

Una Vuelta a la parrilla

Por Fermín Caballero Bojart , 26 Agosto, 2014
Degenkolb, vencedor de la cuarta etapa de la Vuelta'14-

Degenkolb, vencedor de la cuarta etapa de la Vuelta’14-

Si la etapa de ayer partía desde un portaaviones, control de firmas incluido, fue para romper protocolos. O las mariposas estomacales previas al inicio de cada etapa. A los temores habituales del corredor hay que añadir el abrasivo calor de Andalucía. ¿Qué tal si adelantamos –excepcionalmente- los horarios de salida ? Veinte bidones pidió ayer Contador. 200 bidones llevaba hoy preparados Matxin para sus Lampre, 250 Sky y Trek. Medias de licra rellenas de hielo y mini duchas de agua con largos tragos para las parrillas cordobesas de brea y asfalto. Pero tras 4 horas de pedaleo a 40 ºC y dos ascensiones de medio pelo (ayer con 3000 mts acumulados de desnivel) los sprinters se quedaron en su punto. Fritos en el Alto del catorce por ciento.

Perdía Valverde, el lunes, el maillot rojo por una caída al enredarse en el avituallamiento con la bolsa de comida. El pelotón es una escuela grupal de atletas asíncronos sobre máquinas precisas. Si un hombre (menos aventajado académicamente) rompe alguna de sus múltiples reglas internas las consecuencias suelen ser, en el mejor de los casos, tristes. Una ruptura secular, sin ánimo polémica, fue lo que  provocó la caída de dos Movistar. Bohuanni en el grueso del pelotón, casi pegado al arcén derecho, se había embobado mirando a la cámara de televisión de una de las motos. Por su derecha, rozando la cuneta, trataban de rebasarle Castroviejo y Malori. Castroviejo bebía agua de una botella (en vez de pedir “service” como hacen en el Tour para pedir paso) y el francés de la FDJ parece no verle (ni oírle). Afilador.

Aun así en la etapa de hoy (y van 4), volvían a salir los 198 corredores iniciales. De nuevo al trabajo en equipo, ese que tan buenos resultados está dando. Ayer al Orica de Matthews, que sigue líder. Hoy al Giant de Degenkolb, el favorito de Pedro Horrillo (en entrevista reciente) para hacerse con el mundial de Ponferrada, que en un sprint demoledor ha sacado de rueda, y de tija, a Reynes y al líder, sus más tímidos perseguidores. El resto de sprinters se quedaban derretidos en el Alto del 14 %, donde el calor era ya insoportable. Incluido el embobado de Bohuanni, Sagan, vencedor en esta etapa en 2011, Cancellara, a mini ducha por pedalada, o Boonen, que algo podía decir en esta etapa.

Hidratándose como podían habían circulado escapados cuatro hombres: Aramendía, Joeaar, Engoulvent y Turgot.

Cazados los dos últimos ciclistas pendientes de volver a la barbacoa multicolor (Amets Txurruca –combativo del día- que había intentado prolongar la estrategia de Caja Rural al quedar Aramendía reducido al pelotón y el francés de Europcar Engoulvent) al primero de los dos pasos que se debían efectuar por meta.

Sky quería controlar una carrera nerviosa, fuera de vueltas. Y como quién no quiere la cosa apretaba, en su hábitat natural, Alejandro Valverde; se probaba en caliente la espalda, que luego en frio duele todo (incluidas las fisuras de rodilla). Se formaba un amago de fuga donde el murciano no dejaba dar relevos a sus acompañantes –Yates, Anacona y Sicard- en un descenso espectacular que les llevaba camino de Córdoba. Tinkoff relevaba a Sky y Contador con tiras amarillas también se dejaba ver en cabeza de un pelotón ya fraccionado por las altas temperaturas y las rampas. Trabajo de aguadores sin parar en cola de pelotón. Relevos de Tinkoff, Sky y Orica por delante para dar caza a los atrevidos bandoleros que nunca llegaron a distanciarse más de 30 segundos. Katusha se une a tirar del carro.

A falta de sprinters, se miraban entre sí los hombres que formaban cabeza de carrera. Habían neutralizado a Valverde y su banda. Y algo fallaba para que el protocolo previo a la volata se definiese de una vez. Hasta que las escaramuzas (Hansen del Lotto lo intentó de nuevo a pocos kilómetros de meta) lo rompieron, se llevaron por delante a las mariposas y solos ante la larga recta de meta se jugaron la victoria el alemán Degenkolb con una remontada brutal sobre Matthews. Y sin excesivos alardes publicitarios –no hay micro ruedas de prensa como en el Tour- los corredores marcharon en busca del masaje y de una merecida hidratación tras la carrera.

Clasificación general tras la cuarta etapa:

1. Michael Matthews (AUS/Orica-GreenEDGE) – 13:30:44
2. Nairo Alexander Quintana (COL/MOVISTAR) a 0:08
3. ALEJANDRO VALVERDE (ESP/MOVISTAR) a 0:15
4. Rigoberto Urán (COL/Omega Pharma-QuickStep) a 0:19
5. Damiano Caruso (ITA/Cannondale) a 0:21
6. Johan Esteban Chaves (COL/Orica-GreenEDGE) a 0:21
7. George Bennett (NZL/Cannondale) a 0:24
8. HAIMAR ZUBELDIA (ESP/Trek Factory Racing) a 0:24
9. ALBERTO CONTADOR (ESP/Tinkoff-Saxo) a 0:27
10. Wilco Kelderman (NED/Belkin) a 0:27
11. Robert Gesink (NED/Belkin) a 0:27
12. SAMUEL SÁNCHEZ (ESP/BMC Racing) a 0:29
13. Cadel Evans (AUS/BMC Racing) a 0:29
14. Warren Barguil (FRA/Giant-Shimano) a 0:34
15. Chris Froome (GBR/Sky Team) a 0:35
16. Przemyslaw Niemiec (POL/Lampre-Merida) a 0:40
17. Lloyd Mondory (FRA/AG2R-La Mondiale) a 0:41
18. JOAQUIM RODRÍGUEZ (ESP/Katusha) a 0:42
19. MIKEL NIEVE (ESP/Sky Team) a 0:42
20. Daniel Martin (IRL/Garmin-Sharp) a 0:43
21. SERGIO PARDILLA (ESP/MTN Qhubeka) a 0:44
22. Fabio Aru (ITA/Astana) a 0:45
23. Tanel Kangert (EST/Astana) a 0:45
24. MIKEL LANDA (ESP/Astana) a 0:45
25. Oliver Zaugg (SUI/Tinkoff-Saxo) a 0:45
26. DANIEL MORENO (ESP/Katusha) a 0:46
27. Pieter Serry (BEL/Omega Pharma-QuickStep) a 0:49
28. DAVID ARROYO (ESP/CAJA RURAL-SEGUROS RGA) a 0:56
29. André Cardoso (POR/Garmin-Sharp) a 0:56
30. Andrew Talansky (USA/Garmin-Sharp) a 0:56

Deje un comentario