“Una mayor competencia no bancaria garantizará más oferta de financiación empresarial” |
Portada » Economía » “Una mayor competencia no bancaria garantizará más oferta de financiación empresarial”

“Una mayor competencia no bancaria garantizará más oferta de financiación empresarial”

Por José Julián Martín , 12 noviembre, 2014

EuropeG“La Unión Bancaria (UB) no facilitará necesariamente una mayor competencia en los sistemas financieros muy bancarizados”, según afirma el grupo de economistas que forman EuropeG en su último Policy brief, presentado hoy en Madrid.

Para ellos, “la gestión de la crisis sectorial ha conducido a una elevación en el grado de concentración bancaria  que reducirá el poder de negociación de los usuarios de servicios financieros”, una concentración que es mayor en el caso de España, con uno de los sistemas bancarios donde la reducción del número de oferentes ha sido mayor”. “Y eso no es bueno en ningún sector”, recuerda uno de los autores del texto, Emilio Ontiveros.

Por este motivo, añaden, es conveniente que se avance hacia una mayor oferta de servicios e instituciones financieras no bancarizadas con el fin de garantizar una mayor oferta de financiación empresarial.

Según el análisis de EuropeG, “el consenso es hoy amplio acerca de la necesidad de afianzar la Unión Económica y Monetaria (UEM) a través de una mayor integración fiscal y de una Unión Bancaria completa”.

Uno de los aspectos clave, señala e informe, son “las condiciones necesarias para que la entrada en funcionamiento de la Unión Bancaria contribuya al alejamiento definitivo de los riegos asociados al vínculo perverso entre deuda soberana y estabilidad bancaria: que no vuelvan a ser los contribuyentes los que soporten la mayor parte de los costes de las crisis bancarias”.

“A pesar de que se han suavizado, ese círculo vicioso sigue vivo”, afirman.

“La cotización de la deuda pública ha mejorado notablemente, pero no lo ha hecho fundamentalmente por mejoras significativas en los fundamentos de las economías, sino por las actuaciones o intenciones de actuar del BCE de forma similar a como lo han hecho la Reserva Federal o el Banco de Inglaterra”, dice el informe.

“En realidad, las preocupaciones acerca de la suficiencia de capital de los sistemas bancarios no han desaparecido“, ni “tampoco lo han hecho las señales de fragmentación financiera en el seno de la eurozona, especialmente las reflejadas en el desigual tratamiento que se aplican a prestatarios empresariales en el seno de la misma”.

“La eliminación de estos obstáculos es condición necesaria para asentar la recuperación económica. Y ello debería contribuir a un diseño de aplicación suficientemente creíble de la Unión Bancaria”, afirma EuropeG.

Deje un comentario