Una ley que reforzará la industria turística francesa |
Portada » Viajes » Una ley que reforzará la industria turística francesa

Una ley que reforzará la industria turística francesa

Por Redacción , 26 agosto, 2015

Novedades importantes en el sector turístico francés. El gobierno galo ha aprobado recientemente la Ley Macron, una medida que supondrá, no sólo una liberalización del mercado de autobuses, sino también una apertura en las rutas de larga distancia en el país vecino. Con ella se verán ampliadas tanto el número de rutas como la accesibilidad entre localidades anteriormente incomunicadas por este medio de transporte.

image

La iniciativa aprobada recientemente por el gobierno francés, podría hacer que las cifras de pasajeros se elevaran de forma exponencial. Y es que según estima GoEuro, el operador de viajes afincado en Berlín, los 110.000 usuarios de 2013 podrían ascender hasta los cinco millones con la nueva situación.

Naren Shaam, fundador y CEO de la empresa alemana, tiene claro que la aprobación de la nueva reforma se producirá un auge de operadores de autobús en toda la nación francesa. “Hace dos años Alemania pasó por el mismo proceso y surgieron entre 50 y 80 nuevos operadores, conectando pueblos pequeños con hubs internacionales”, apunta Shaam, que espera el mismo proceso en Francia.

Todo esto se traducirá en nuevos clientes, que llegarán tanto de nuestro país como del resto del planeta. Las rutas emergentes facilitarán la vida de los pasajeros, que se ahorrarán la necesidad de pasar por París u otros puntos de referencia, algo que ha ocurrido hasta la fecha. De hecho, grandes compañías de alcance mundial como National Express, Starshipper, FlixBus o Megabus ya han dado a conocer sus planes de operar en Francia.

Así pues, parece que con la nueva situación, Francia soluciona una situación que reclamaba un cambio a gritos, ya que hablamos de un país donde el turismo es un pulmón muy importante de la economía y que no tenía consolidado un sistema de autobuses acorde a las exigencias del siglo XXI, es decir, demasiado centralizado.

Deje un comentario