Un Barça espeso gana por la mínima |
Portada » Deportes » Un Barça espeso gana por la mínima

Un Barça espeso gana por la mínima

Por Carlos Toribio , 18 septiembre, 2014

Partido con trampa y posteriormente discreto para abrir la Champions League 2014-15 del F.C.Barcelona de Luis Enrique, que debutaba en la máxima competición europea como entrenador y lo haría con victoria por 1-0 contra el APOEL de Nicosia de Chipre. Dos jugadas marcaron el devenir del resultado final, primero el gol de Piqué en el minuto 28, tras un saque de falta lanzada por Messi que remata el central en el área pequeña. La segunda, ya en el tiempo añadido, con una mano que saca el portero Ter Stegen tras tiro del delantero Manduka.

El partido ya comenzó de buena mañana cuando el entrenador azulgrana dejó en casa a varios jugadores importantes, entre ellos Busquets, Mascherano o Montoya (debutó en la convocatoria el brasileño Douglas). En el momento de dar el once inicial, “Lucho” siguió con esta mini revolución, y así quiere demostrar que tendrá siempre presente el tema de las rotaciones, y que sobre todo cuenta con todos los efectivos que tiene, tanto del primer equipo, como los jóvenes del “B”. Contra el APOEL de Nicosia solamente mantuvo a Messi y Munir respecto al once que jugó contra el Bilbao el sábado. A partir de aquí hizo debutar a un correcto Ter Stegen en su debut como blaugrana, Bartra salió de titular en el centro de la zaga haciendo pareja con Piqué, debutó después de toda una vida en el Barça el joven Sergi Samper jugando un gran partido y dejando entrever ese gran futuro que todos auguran a este mediocentro, y Sergi Roberto que volvió a tener la oportunidad de salir desde el inicio, pero el de Reus estuvo muy espeso, sin dejarse llevar en ningún momento, y el problema para este jugador es que va quemando oportunidades en este Barça que está muy caro de jugar.

Debut en el primer equipo de Sergi Samper.

Debut en el primer equipo de Sergi Samper.

Con todos estos efectivos encima del Camp Nou (fueron a ver el partido un total de 62,832 espectadores), tácticamente también introdujo evoluciones, comenzando con el típico 4-3-3, para jugar en muchos momentos con un 2-5-3, dejando atrás resguardando al equipo a los dos centrales, y por delante de los medios a Messi, Neymar y Munir. El partido transcurría bajo un asedio sistemático del Barça, esperando encontrar huecos entre la telaraña chipriota, que supo defenderse de esta presión con el buen hacer táctico defensivo del equipo de Giorgios Donis.

En los primeros cuarenta y cinco minutos, todo el protagonismo en ataque lo llevaban Messi y Neymar que brilló en la banza izquierda combinando con el argentino, y dejando patente la gran conexión que se está creando entre los dos, a la espera de la llegada del uruguayo Luis Suárez. El gol de Piqué llegaría en el minuto 28, que se adelantó a los centrales, para cabecear al fondo de la red.

Gol de Piqué para dar la victoria en este primer partido de Champions.

Gol de Piqué para dar la victoria en este primer partido de Champions.

Así se llegaría al descanso, con falta de verticalidad y remate, pero sin ningún cambio al reanudarse el partido en la segunda parte. Luis Enrique dejó los quince minutos de rigor para hacer entrar a Iniesta que sustituyó a un tocado Xavi, y no le costó en coger las riendas de su equipo desde la posición de interior izquierda. Posteriormente entró el canario Sandro por un desaparecido Munir. El paso de los minutos era patente y no acababan de rematar el partido, además de complicarse en algunos momentos la vida, como un pase errado de Sergi Roberto hacia atrás, y eso hizo que el APOEL fuese acercándose a la meta de Ter Stegen. El partido finalizaría con una parada del alemán a tiro de Manduka para acabar ganando los tres puntos, objetivo principal para comenzar una Champions, y que además se beneficiaría del empate a uno entre Ajax y PSG en Amsterdam.

Deje un comentario