Umbría, de Santiago Eximeno |
Portada » Cultura » Umbría, de Santiago Eximeno

Umbría, de Santiago Eximeno

Por José Luis Muñoz , 9 abril, 2014

UmbríaSantiago Eximeno (Madrid, 1973), es uno de los más brillantes exponentes de la literatura de terror en España. Dentro del género ha publicado las novelas Ostfront (con Eduardo Vaquerizo y José Ramón Vázquez), Condenados, Asura, Cazador de mentiras (con David Jasso), Imágenes, Subcontratado (novela colectiva con varios autores), Cabeza de playa y los libros de relatos Visiones 2005, Obituario Privado, Bebés jugando con cuchillos, Sueños negros (con Eduardo Vaquerizo), Canope y Un escarabajo de siete patas rotas. Colabora en revistas de género como Artifex, Revista Galaxia, Pulp Magazine, Gigamesh, Solaris, Valis, Parnaso, Calabazas en el trastero y Qliphoth, habiendo sido distinguido hasta cuatro veces con el premio Ignotus.

Umbría es un conjunto de relatos que giran en torno al territorio fantástico y terrorífico del mismo nombre que Eximeno describe como espacio físico y mental, una zona oscura en donde no entra la luz y se cristalizan todas las pesadillas.

En Umbría nunca salía el sol.
Existían verdades inmutables, y en Umbría aquella era una de tantas. Las descubrías poco a poco mientras los días, aciagos, transcurrían entre gritos y risas y llantos, porque nadie se acercaba a ti para explicártelas.

En el relato Lambodas, unos seres informes que nadan en los ríos y de apariencia femenina perturban al protagonista con su extraña sexualidad. En Lo más dulce, que aparentemente tiene la estructura de cuento infantil, Marta, la niña protagonista, busca ser adoptada por una abeja reina monstruosa. En Escombros, uno de los mejores y más inquietantes, una excursión escolar por el interior de una cueva acaba en desastre y el protagonista sobreviviente entra en una dimensión terrorífica cuando encuentra, bajo los escombros del derrumbe, un brazo que sobresale, atrapado entre las rocas. De una de las grietas surgía una mano. Blanca, pálida, de uñas quebradas, pintadas de rojo. Alrededor de la muñeca un reloj digital, la esfera de cristal rota, la pantalla gris, sin vida. En Noria: un fragmento, lo horrísono entra dentro del ámbito familiar. Oyó, a lo lejos, los gritos y los aullidos de cosas que, en cualquier otro lugar, no permanecerían con vida. Serían sacrificadas en hogueras comunales, serían descuartizadas por padres y madres temerosos, ejecutadas sin juicio previo. En el tacto de tu piel encuentra el lector, entre tanto horror, un respiro de humor delirante a costa de una mujer emparedada. Mira, cariño, ha brotado un brazo de la pared, justo al lado de las bromelias. No sé si llamar al jardinero o a la manicura.

Lo monstruoso y  el miedo a lo desconocido; la fascinación por lo deforme—ojos literalmente fuera de las órbitas; mutilaciones; brazos que surgen de las paredes; escoriaciones—; los ambientes claustrofóbicos—casi todos los relatos transcurren en lóbregas cuevas—; el miedo a la oscuridad; la presencia de insectos y las extrañas metamorfosis que sufren los personajes conforman el tenebroso universo de Eximeno, en el que el lector encontrará ecos de las películas y novelas de Clive Barker, (la saga Hellreiser), y de clásicos del género como Edgar Allan Poe (el tema recurrente de los emparedamientos) y Lovecraft. Además el autor introduce en muchos de sus relatos el elemento familiar como desencadenante del horror—los niños que siempre resultan tan inquietantes porque ven y sienten cosas que los adultos no aprecian—, la angustia ante la pérdida del ser querido—los personajes se pierden en túneles insondables— y el dolor físico.

La criatura me miró, y vi sus enormes ojos ciegos, dos bulbos rosados que ocultaban dos pupilas rasgadas. Un animal acostumbrado a la oscuridad, un ser que había nacido y crecido en aquel pozo negro.

Umbría es un libro inquietante del que el lector no sale indemne. Quizá sea la mayor cualidad del mismo la eficacia con que Santiago Eximeno construye ese universo fantástico, la cueva de Umbría, en donde habitan todos esos seres monstruosos, una dimensión desconocida, que nace de lo cotidiano—ecos de David Lynch y de Julio Cortázar—, a la que arrastra al lector con frase corta y contundente y dejando siempre espacio para imaginar lo que no se explicita, que es peor.

Título: Umbría
Autor: Santiago Eximeno
Género: terror y fantasía
Editorial: El Humo del Escritor
ISBN: 978-84-941778-0-4
Páginas: 196
Precio: 14,90 €

Deje un comentario