Última hora sobre el caso Nóos |
Portada » Nacional » Última hora sobre el caso Nóos

Última hora sobre el caso Nóos

Por María Beleña Martínez , 26 Febrero, 2016
La Infanta Cristina

La Infanta Cristina

Finaliza la declaración de la Infanta. “No me interesaba hablar de los negocios con mi marido. Nuestros hijos eran muy pequeños y estábamos muy ocupados”.

Ha llegado el momento más esperado del caso Nóos, la declaración de la Infanta Cristina. Es la primera vez en la historia española que un miembro de la Casa Real se sienta ante el tribunal. Quien señala a la Infanta de haber cometido dos delitos fiscales como colaboradora y copropietaria de la sociedad, es el sindicato Manos Limpias. La abogada portavoz Virginia López- Negrete ha sido la primera persona en interrogarla. Poco antes de las 18h. de la tarde la presidenta del tribunal Samantha Romero ha llamado a declarar a la Infanta.

Ha comenzado el abogado Pau Molins comunicando que Cristina de Borbón solo responderá a sus preguntas. Aun y todo, López-Negrete ha iniciado su interrogatorio preguntando si era consciente de lo que hacía o lo que firmaba durante su período en la sociedad. Ha proseguido con la pregunta de si ha utilizado su influencia como miembro de la Casa Real para ayudar a su esposo. Otra de las cuestiones de la letrada ha sido si la Infanta tenía alguna noción de lo que sucedía en Aizóon, la cual participaba junto con el ex deportista en un 50%. En todo este tiempo la Infanta no ha respondido a ninguna de las preguntas de Manos Limpias. Tras la intervención del abogado Molins, en el que ha recriminado la actitud de Negrete, defiende el derecho a no declarar de la Infanta. Aun así, la representante del sindicato ha insistido en enseñar documentos del sumario como pagos, alquileres y diversos gastos sin justificar.

Tras casi una hora sin escuchar a doña Cristina de Borbón, la abogada de Manos Limpias concluye su interrogatorio sin resultados. A continuación, el abogado de la Infanta ha comenzado su turno con preguntas  como, por qué construyeron Aizóón, a lo que la Infanta ha respondido que porque se lo pidió su marido y que las decisiones las tomaba Urdangarín. Además, ha subrayado que está convencida de la inocencia de Iñaki y del buen asesoramiento que ha tenido en su estancia en la sociedad. De este modo, la Infanta se desvincula completamente de los delitos que se le imputan y de su colaboración en Nóós: “No trabajé para Aizóon , no sabía cómo iba la sociedad y nunca pregunté por ello”. Para concluir, tras preguntarle por posibles cuentas en paraísos fiscales o en el extranjero, explica que tiene una cuenta en Suiza porque reside allí.

Urdangarín reconoce los empleos falsos de Aizóon

Tras la declaración de Diego Torres, quien implica directamente a la Casa Real y alegar que toda actividad se avisaba antes de ser ejecutada, ha llegado el turno de Urdangarín. Sobre las 13h. se sentaba ante el fiscal Pedro Horrach comenzando con voz suave. Tras las preguntas concisas de Horrach, Urdangarín ha contestado con evasivas tipo: “Yo no lideré este proyecto. El líder fue Juan Pablo Molinero”. – Miembro destacado que ostentaba el cargo de Director de Proyectos y máximo responsable de iniciativas clave como la gestión del equipo ciclista Illes Balears.- Ha proseguido afirmando que delegaba la actividad del Instituto Nóós a los profesionales. Tras sus consecutivos  lapsos en los que respondía que no podía recordar cada detalle de su pasado profesional, sí ha manifestado  que se fue del Instituto sin ninguna documentación y que existieron trabajos ficticios de trabajadores que éste nunca conoció.

En cuanto al traslado a Washington, Iñaki responde que era el Presidente de Telefónica en Estados Unidos. Posteriormente, habla de la aportación económica que le desembolsaba la empresa, ya que los medios de comunicación anunciaron que ascendía al millón y medio de euros. El cuñado del Rey ha negado tal cifra disminuyendo la cantidad a unos trescientos mil euros. Horrach continúa preguntándole si en la actualidad dispone de ahorros, a lo que el ex jugador responde que no alcanzará los ochenta mil euros.

Respecto a cobros que paraban a Aizóon sin justificar con mails de por medio poco claros, Urdangarín ha seguido en la línea de que era la primera vez que veía esos correos electrónicos y que no sabía qué significaba su contenido. Se ha respaldado manifestando que en materia fiscal y contable no sabía qué podía suceder en Nóós. Confesando que siempre ha pensado que estaba haciendo las cosas bien. Según ha calificado, había tres tipos de trabajadores en la empresa: lo que desarrollaban las labores profesionales, los de mantenimiento o servicio y, por último, este grupo desconocido para el marido de la infanta. Tras unas dos horas de declaración, el ex duque de Palma ha salido junto a la infanta con semblante serio. Será el próximo dos de marzo cuando tendrá que sentarse una vez más ante el fiscal.

 

 

 

 

 

 

 

Deje un comentario