Tras las elecciones europeas del 25M |
Portada » Social » Tras las elecciones europeas del 25M

Tras las elecciones europeas del 25M

Por Agustín Ramírez , 29 Mayo, 2014

 

Ya han pasado las elecciones al Parlamento europeo del 25M y los ciudadanos han dejado muy claro que este sistema democrático está gravemente enfermo.

Los electores que han renunciado al derecho a votar han sido casi tres millones de personas más que las personas que han decidido votar: han votado 15.920.815 y han declinado el voto 18.810.754; primer síntoma de la enfermedad.

Los seguidores del partido en el gobierno, partido que disciplinadamente ha aplicado las medidas antisociales de recortes y privatizaciones que le ha pedido e impuesto el poder real, el mundo financiero a través de la famosa troika, han abandonado su fidelidad al partido en 2.596.374 votantes. En un número equivalente, 2.545.460 votantes han abandonado su fidelidad al partido de la oposición, primero en aplicar los malditos recortes y dejar el terreno libre para los que posteriormente vinieron, y que hoy gobiernan, quienes ya entraron a saco contra el Estado del Bienestar; que son los mismos que hoy se limitan a insultar y criminalizar a las fuerzas de izquierda emergentes, llamándoles “friquis”, “bolivaristas” –igual que dice el señor González y con el que podrían compararse en casos de corrupción, sin necesidad de mencionar los GAL-, “asamblearios” y demás lindezas; cosas infinitamente peores, a su juicio, que permitir los desahucios, la financiación en negro del propio partido gubernamental, los recortes de derechos laborales, sociales, sindicales y de todo tipo, la reducción de los salarios de empleados públicos, la reducción de las pensiones, la reforma laboral y demás grandezas que van a hacer que España salga reforzada de esta crisis y pueda caer en el estable abismo que sus mentores desean y propician, -véanse las últimas declaraciones de la troika-.

Sin embargo, los partidos que han estado día a día, calle a calle, con los sufrientes, quejosos y reivindicativos ciudadanos sí han experimentado un incremento muy significativo de votos, 2.220.627 para ser más precisos.

Estos datos solo son referidos a España, en otros países como Holanda, Francia y el Reino Unidola extrema derecha está asentándose obteniendo unos resultados tan significativos e importantes como peligrosos, el pasado de los gobiernos de esta ideología está, aún, demasiado reciente.

Pero hay que mirar más lejos y saber que los resultados y la representación de los resultados españoles no serían lo mismo si, a igualdad de voto, esos resultados se hubieran producido en unas elecciones legislativas nacionales; la ley electoral vigente y la provincia como circunscripción electoral, suponen una gran barricada que desde la Transición se impuso para contener el voto popular; dicha ley electoral se defendió para garantizar una sacrosanta estabilidad que permitiese, eso sí, la alternancia de dos grandes partidos, bastante semejantes en lo económico, para garantizar que algo debe cambiar para que todo permanezca igual. Y este es una de las primeras barreras, que hay que derribar si se quiere acceder a una democracia realmente representativa que permita un poder legislativo más ajustado a la realidad social; sin esta reforma dela ley electoral las posibilidades de cambio son equivalentes a cero.

Otra mirada a los resultados electorales plantea la necesidad de un frente común de aquellas fuerzas políticas que representan a los ciudadanos, combatientes y sufrientes, que soportan todas las tropelías que desde hace más de cinco años el poder político, obediente del poder real, impone. El cambio de política económica y social cada vez es más imprescindible, las nuevas medidas y recortes nos están haciendo retroceder a décadas pasadas que muchos votantes ni tan siquiera vivieron.

Este mismo frente común debe luchar contra una corrupción instalada en la vida pública y política que, tal es su magnitud, que está a punto de dejar de escandalizarnos por su cotidianeidad, lo que es muy peligroso en una democracia. Y para este frente común todos los responsables deben hacer un esfuerzo para que esa unión sea rápida, sólida y convincente; la situación política así lo demanda y si esa es su obligación, la nuestra, la de los ciudadanos de a pie, es no desfallecer en continuar protestando y exigiendo otra política y otro mundo, que es posible, necesario e imprescindible.

La derecha política española, en su afán de mentir y manipular, se conforma con el dato de la victoria, entendida ésta de la manera más simple posible, son los que han ganado más votos.El principal partido de la oposición, sin embargo, está siendo recorrido en su interior por un temblor miedoso y no disimulado ante el avance de otras fuerzas de izquierda, que le ha llevado a plantearse el cambio de dirección política, el cambio de elección de sus representantes y, consecuentemente, la posible modificación de su programa político; como nos ocurre a las personas, el mejor momento de remontar es cuando se toca fondo.

En este ambiente de cambio, solo cuando los ciudadanos vean que quienes les representan son como ellos, hablan de los problemas de ellos y vean posibilidades reales de cambiar el siniestro mundo en el que nos están sumiendo, todos a una acudiremos a las urnas para dejar bien aclarado lo que la sociedad demanda y lo que la sociedad rechaza, que parece que el poder no solo aísla sino que, también, ensordece a quien lo ejerce.

 

Una respuesta para Tras las elecciones europeas del 25M

  1. paca Responder

    30 Mayo, 2014 a las 8:42 am

    Totalmente de acuerdo, gracias a estos comentarios y otras acciones nos mantienen activos en la lucha para conseguir liberar al pueblo de esta clase política que nos gobierna

    Gracias, Paca

Deje un comentario