Portada » Columnistas » México duerme » Tragedia para mexicanos en El Paso, Texas

Tragedia para mexicanos en El Paso, Texas

Por Trixia Valle , 6 agosto, 2019

Tiroteo en El Paso, Texas

El pasado sábado 3 de agosto, en la ciudad del El Paso, Texas, hubo un tiroteo de discriminación y odio en contra de mis paisanos mexicanos, pues para nadie es noticia, la creciente xenofobia estadounidense contra mi país.

En esta lamentable y dolorosa masacre, algunos mexicanos murieron y otros fueron heridos en manos de Patrick Crusius, un joven de 21 años quien entró el sábado en una tienda de Walmart en El Paso, cerca de la frontera de Estados Unidos con México, y que de acuerdo a las primeras investigaciones tenia odio racial, teniendo como evidencia de ello sus publicaciones en redes sociales. Sin embargo, ahora las declaraciones oficiales de Estados Unidos, MINIMIZAN el hecho, diciendo que fue por “trastornos mentales”…

¡Qué fácil salida…! Determinar cómo enfermedad mental a una masacre de odio.

¡Pero cómo no va a haber una creciente de tiroteos y masacres, cuando la nueva ola educativa aplaude la libertad y el derecho propio por encima del bien común; una educación donde los padres están poco vinculados con sus hijos y para que “no den lata” les dan un aparato con imágenes terribles y deshumanizadas sin supervisión; una educación donde la permisividad y la flojera deja que los hijos hagan lo que quieran y siempre se salgan con la suya!

Estamos ante un sistema tanto en el exterior como en el interior de las familias que enferma las emociones y fomenta los anti valores, pues desde casa se deja que vídeos violentos y prosaicos penetren el ADN de los niños, se presta poca atención a su crecimiento y emociones y cuando lloran, se dan celulares con brillantes colores y músicas distractores para calmarse. Tristemente hoy un abrazo y una mirada a los ojos está en escasez, un consejo y una larga charla está fuera de moda, y a nadie parece importar lo que sienten en el fondo del alma los miembros de una familia, pues sólo importa que “no interrumpan” nuestros largos encuentros con la tecnología absorbente que podríamos pasar toda la vida atendiendo.

Asi, ¿cómo no enfermar la mente? Alimentando odio, violencia y pornografía; alimentando individualidad y sed de venganza; debilitando los lazos afectivos y alimentando un vacío emocional que con nada se llena, porque ese vacío SÓLO LO LLENA EL AMOR.

No sólo pasa esto con las grandes tragedias… también sucede en las graduaciones y centros comerciales “pipiris nice” de México, donde chavos de supuestos valores, tratan a los meseros y personal de servicio como unas piltrafas que deberían estar a sus pies…

De una vez por todas tenemos que entender: “cuando no hay valores, no sólo la mente se enferma, también lo hace el alma y el corazón”.

Los valores nos ayudan al bienvivir, bienconvivir, bienhacer y bienpensar y estas cuatro condiciones nos hacen vivir en paz.

Si no queremos mas jóvenes enfermos del alma y capaces de odiar así, hoy es el mejor día para comenzar a mirar a nuestros propios hijos profundamente a los ojos, abrazar su alma y educar su corazón. Urge un sistema educativo, dentro y fuera de casa, basado en habilidades socioemocionales, que es la fórmula moderna de convertir valores en virtudes.

#PiensaPorTi #HazloPorEllos #MasacreElPaso #ElPaso #EducaEnValores#HabilidadesSocioemocionales

Deje un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.