Torrijas de Semana Santa |
Portada » Cocina Cotidiana » Torrijas de Semana Santa

Torrijas de Semana Santa

Por Anna Genovés , 28 marzo, 2015

torrijas_de_leche_1Siempre ha existido una relación directa entre determinadas fiestas religiosas y la gastronomía. El caso más acentuado es el de Cuaresma y Semana Santa, sobre todo para determinados grupos de cristianos que, según la tradición, deben ayunar y/o no comer carne roja. El Cordero Pascual, por ejemplo, es el plato fuerte de numerosos países de práctica ortodoxa o copta.

Pero, ¿de dónde viene esta tradición?  En realidad, la Biblia, no impone dicha prohibición. Puede ser, como otras muchas costumbres, que sea un hábito adoptado de religiones anteriores. A lo mejor, está relacionada con la multiplicación de panes y peces de Jesucristo. Todo apunta a que es un mandato de los hombres, y no de Dios.

Sea como fuere, para no entrar en disyuntivas ásperas, voy a dejaros diferentes enlaces con menús diversos para Cuaresma, Vigilia y Semana Santa. Cada cual, que elija su preferido. Aunque, todos sabemos que los Miércoles de Ceniza y el Viernes Santo, por lo general, en los hogares católicos, son típicos los potajes, los guisos de bacalao, los platos con verduras de temporada, los pescados salados y, cómo no, los dulces.

Para desquitarnos del ronroneo estomacal del medio ayuno, os dejo la receta de mi madre –madrileña y muy castiza—, de unas apetecibles torrijas.

Ingredientes para 4 personas

  • 1 barra de pan
  • 3 vasos de leche (entera, semidesnatada o desnatada. Según preferencias)
  • Aceite de girasol
  • 2 huevos
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 1 pellizco de canela

Elaboración

  1. Cortamos el pan en rebanadas de unos 3-4 centímetros. Desechar las puntas.
  2. Vertemos la leche en un cazo y añadimos, tres cucharadas de azúcar y la mitad de la canela. Lo calentamos a fuego medio y removemos hasta que el azúcar se disuelva. Esperamos que enfríe. Entonces, pasamos, una a una, las rebanadas de pan por ambas caras sin que se empapen para que no se deshagan.
  3. Después, las dejamos en un escurridor sin apilar. Puedes reutilizar la leche.
  4. Batimos los huevos y vertemos suficiente aceite en una sartén como para cubrir la mitad de las rebanadas de pan. Calentamos a fuego medio.
  5. Las rebozamos con el huevo y las ponemos en el aceite caliente.
  6. Cuando la parte externa de una cara esté dorada, le damos la vuelta. Nos llevará menos de un minuto por unidad. Se trata de que cada torrija esté crujiente por fuera y esponjosa por dentro. Al retirarlas, las dejas escurrir sobre un plato con papel absorbente.
  7. Hecha el azúcar y la canela en otro plato. Mezcla los dos ingredientes. Reboza las torrijas fritas por ambos lados.
  8. Una vez estén todas las rebanadas en la fuente, volvemos a calentar la leche, añadiendo el resto de azúcar y canela. Cuando esté caliente, la vertemos –poco a poco— sobre las torrijas, hasta que estén bien empapadas.

Y, voila! Ya tenemos una receta típica de Semana Santa, súper rica y económica. Eso sí, tiene más calorías de lo habitual. Pero, como dice el refrán: “Una vez al año, no hace daño”.

Consejos

Si utilizas pan para torrijas, te saldrán más esponjosas. Pero puedes utilizar el que más te agrade o incluso el que se te ha quedado un poco duro del día anterior.

Si te agrada el sabor de la uva moscatel, acompáñalas con una vasito de mistela Sol de Reymos.

 sol_de_reymos

Enlaces de URL con menús variados para Semana Santa y Cuaresma

Directo al paladar: Recetas para Semana Santa y Cuaresma

Euroresidentes: recetas de Vigilia y Semana Santa

Pequerecetas: recetas Semana Santa

Mis recetas: menús Semana Santa

Las recetas de mamá: Recetas de Cuaresma y Semana Santa

ABCdesevilla: Recupera las tradiciones con estas 10 recetas para Cuaresma y Semana Santa

Facilísimo: Gastronomía de Semana Santa

Hasta la próxima. Y, si os vais de vacaciones, ¡pasadlo bien!

Blog de la autora

Deje un comentario