The Schlagen Richten Collection |
Portada » Cultura » The Schlagen Richten Collection

The Schlagen Richten Collection

Por Alonso Barán , 6 agosto, 2014

 

Ayer visité el espacio cultural «Swinton and Grant» sitaudo en el castizo barrio de Lavapiés. Nada más entrar, me hipnotizaron los ritmos de música electrónica que provenían de la planta baja. Allí encontré algo que me resultó refrescante, pues era una exposición de escultura y pintura, que estaba amenizaba por los Dj´s «The Kinky team».
La exposición llevaba por nombre «The Schlagen Richten Collection» del artista S.A.M., que también es el bajista del grupo musical DOVER.

«The Schlagen Richten Collection» se componía de piezas escultóricas distribuidas por la sala y que parecían testimonios de una civilización pasada y olvidada, recuperada por algún arqueólogo. Su clara inspiración oriental y ritual, traía a la memoria el legado de una religión que antaño recibiera el culto de millones de fieles.

 

SAM2--644x450

 

Las paredes de la galería estaban cubiertas por carteles que recordaban la publicidad fascista y comunista, ambas unidas en una miscelánea ideológica que combinaba y renovaba los símbolos políticos de ambas dictaduras.
En mitad de la sala, uno se sentía un tanto abrumado por la riqueza de tantos iconos que remitían a un pasado lejano. El estado ruinoso de las piezas le susurraban a uno, además de un matiz de recuperación arqueológico, que algo había ocurrido en ese tiempo remoto y ficticio.
Dediqué algo de tiempo a descifrar el contenido de los carteles inspirados en las invocaciones a la lucha de la propaganda de los bandos contendientes en la Segunda Guerra Mundial.

índice

El artista S.A.M. posando con su trabajo «The Schlagen Richten Collection» .

 

Combate, pasado, restos de esculturas religiosas, carteles ideológicos… Sí, estaba ante el recuerdo de una civilización que había perecido en la lucha de dos bandos: uno que defendía unas ideas políticas y otro que actuaba en nombre de su dios. Y todos habían perdido, pues sólo quedaban ruinas de esa civilización.
Me conmovió este mensaje, más aún con las actuales guerra civil en Siria o las matanzas que se perpetran en Gaza.
El ser humano lleva en sus genes la autodestrucción. No se trata de una religión contra otra, ni de unas ideas que quieren imponerse a otras. Estas no son más que meras excusas para dar rienda suelta a la caza del «otro» que recorre la sangre del homo sapiens.
No sé, pero acudir a esta exposición me hizo pensar eso: un día, alguien recuperará restos de nuestra civilización y leerá que se autodestruyó en una guerra absurda, en un conflicto irracional que sólo puede hallar una explicación lógica en la propia tendencia a la destrucción innata en los hombres y que dirigimos contra todos nuestros congéneres, ya sean humanos, vegetales o animales.
El artista S.A.M. presentó objetos, esculturas y cartelería que mostraban, de modo antropológico, la historia de una civilización olvidada, cuyo relumbre y ocaso queda registrada mediante sus reliquias.

SAM-4

 

Es posible que el espectador, al plantearse la tarea de entender este legado, quedase con una desorientación parecida a la que podría sentir al enfrentarse al arte prehistórico o exótico, cuando el paso del tiempo ha despojado a los fragmentos de su sentido y únicamente nos queda la pieza en sí.
S.A.M descubre con su nueva exposición en Swinton Gallery “The Schlagen Richten Collection”, diferentes métodos para comprimir múltiples eventos y momentos históricos en una misma pieza.
Al final, el resultado es una estética incongruente y atemporal. No da pistas del camino que debe seguir el espectador, ni llevan a una conclusión certera y definitiva.

Deje un comentario