“The Presence of Black” de José Guerrero en la Fundació Suñol |
Portada » Cultura » “The Presence of Black” de José Guerrero en la Fundació Suñol

“The Presence of Black” de José Guerrero en la Fundació Suñol

Por Carlos Toribio , 30 abril, 2015

Tercera y última parada de The Presence of Black (1950-1966), exposición dedicada al pintor granadino José Guerrero. Después de su paso por su ciudad natal, posteriormente Madrid, ahora llega el momento de visitar su obra y poder contemplarla en la Fundació Suñol de Barcelona, que se inaugurará el próximo día 7 de mayo hasta el 5 de septiembre. Actualmente, además,  se encuentra la exposición ITALIA. I sei sensi (los seis sentidos), una relectura de las obras de la colección, donde se puede ver obra de artistas como Fontana, Staccioli o Balla, que finalizaré en enero del 2016.

"Sin título", 1951-1952.

“Sin título”, 1951-1952.

Esta muestra, es una inmersión monográfica de Guerrero durante sus años americanos, cuando en la década de los cincuenta decide convertirse en un “exiliado cultural” y así pasar a ser uno de los principales protagonistas del expresionismo abstracto y colarse entre artistas de la talla de De Kooning, Pollock o Rothko. Estos años en suelo estadounidense serán determinantes en la trayectoria del artista.

Guerrero comienza este periplo por la nueva capital del arte mundial, Nueva York (París pierde todo su protagonismo tras el conflicto bélico de la II Guerra Mundial), ciudad que le otorgará esa libertad creativa que tanto anhelaba , con incursiones artísticas vinculadas al grabado y posteriormente sus conocidos “frescos portátiles”, para adentrarnos en su obra integrada de lleno en el expresionismo abstracto, para llegar finalmente a toparnos con una de sus obras cumbres, La brecha de Víznar, que nos devuelve a un Guerrero de retorno a su país, cuando en 1965 realiza un viaje por Andalucía junto a su mujer y el fotógrafo David Leer, para recorrer los últimos parajes que transitó García Lorca, como el famoso barrando donde fue fusilado el poeta.

Siempre he estado un poco fascinado con abrir una ventana, abrir un camino, abrir una brecha”. Guerrero logró reinventarse sin traicionarse.

En la Fundació Suñol realizaremos un camino por una obra donde sobresale la utilización de los colores violentos, estridentes, donde predominan las manchas y los colores puros, todo conjuntado con una pintura gestual típica del andaluz.

Deje un comentario