Testimonios desde el fuego. |
Portada » Columnistas » A pie de página » Testimonios desde el fuego.

Testimonios desde el fuego.

Por Esther Bendahan , 1 agosto, 2014

Mientras celebraba la tregua del enfrentamiento entre Israel y Hamas me sobrecoge la triste noticia: Hamas viola el acuerdo. Secuestra a un soldado. Este parece ser desde el principio uno de sus objetivos. Secuestrar a un soldado sabe, es tener a toda la nación y a sus amigos. Hamas sabe que tiene a un enemigo débil: Le preocupa cada uno de los suyos. Estos días ya no hay razones. La guerra es el fracaso del hombre. Me duele la lista de nombres de los soldados caídos y sus edades, 18, 21, 24, 30… años. Me duele los vídeos de Hamas con el rostro oculto. Me duele la muerte de civiles de Gaza. Hay testimonios que entre tanto ruido llegan y conmueven.

Me ha conmovido el testimonio del escritor árabe israelí: Ayman Sikseck “Cuando uno ve las fotos de Gaza siento terror. Y entonces resulta que tu mejor amigo ha sido llamado a filas y empiezas a preocuparte por él, esperando sus mensajes con angustia e imaginándote que no le verás más. Le dices que tenga mucho cuidado. Y de todos modos, ¿dónde te situas tú cuando le aconsejas y quién eres tú cuando te preocupas por su seguridad ? Después de todo, tu madre tiene familia en Shujaiyeh y ayer no pudo dormir otra vez. Y piensas en la madre de tu amigo que pasa las noches sin dormir y en la indignante farsa del baño de sangre en Gaza, al tiempo que te preocupa que los soldados estén bien. Y ya no sabes si tu corazón se abre para asimilar todo lo que está pasando o si se te ha cerrado por completo. Sólo sabes que tu madre tiene a sus seres queridos en Shujaiyeh y que tú tienes seres queridos entre los soldados. Y ya no lloras por nadie más porque si lo haces parece que estás tomando partido. Así que guardas tus sentimientos para ti, condenas el horror con quien necesita escucharlo y sigues pase lo que pase, compartiendo el dolor como si fuera el pan con los demás. Ellos tampoco saben que esta mañana, al escuchar el nombre de los soldados caídos en la radio, algo se resquebrajó dentro de ti y de repente te sobrecogiste por la dificultad de estar con los dos bandos. Y todo lo que escuchabas mientras tanto es a ti mismo pensando: “Dios mío, que no oiga su nombre”.

Me ha conmovido el de un gazarí al que han avisado que debe dejar su casa y al que le pide Hamas que no lo haga.

Me ha conmovido y sobrecoge el silencio de los que ya no pueden testimoniar.

Me ha conmovido el testimonio de Mickaël Pariente que sufre bajo los misiles lanzados sin parar de Hamas: “A mi llegada a la ciudad de Sderot a 10 km de la banda de Gaza, a la casa de mi hija Noam, mi nieto de ocho años que estaba habituado a esperar mis regalos con impaciencia mientas abro las maletas, en esta ocasión muy protector me da consejos necesarios para protegerme de los misiles Kassam. Dice: Sólo tenemos 15 segundos desde que suena la sirena para protegernos en la habitación blindada, hay que estar allí hasta que explota. Sobre todo, no hay que tener pánico. Es alrededor de las 23h y las sirenas suenan. Mi hija se precipita para coger a su bebe, mi otra nieta sale del baño con el pelo enjabonado, llora, se tapa los idos con las manos.”

Me ha conmovido la sinceridad de Penélope Cruz. Dice que firmó el manifiesto en contra de Israel sin tener ni idea del conflicto y que lo lamenta. Creo que reconocer que no se sabe es la primera vía para saber.

Me han conmovido los miles de judíos Franceses en especial los jóvenes indefensos ante los ataques que están recibiendo, me llega este testimonio: “En Lyón un auto fue estrellado contra una sinagoga y prendido fuego. En Montpellier, el centro judío religioso fue atacado con una bomba. También sinagogas en Estrasburgo y Marsella. También un colegio judío en Creteil. Todo esto recientemente. Un club deportivo judío en Toulouse fue atacado con bombas Molotov. En la estatua de Alfred Dreyfus en Paris fueron pintadas las palabras “judío roñoso”. En Bondy 15 personas golpearon a miembros de un equipo de fútbol judío con palos y barras de metal. El ómnibus que lleva niños judíos a un colegio en Aubervilliers fue atacado tres veces en los últimos 14 meses. De acuerdo con la policía, en París se concretaron entre 10 y 12 incidentes antisemitas por día en los últimos 30 días. Estos es sólo algunos de los ejemplos.”

Me entristece y duele que en Ceuta ciudad española durante una manifestación a favor de Hamas se pidiera la muerte de los judíos. Invitan a cometer un genocidio judío. Y lo hacen en nuestro país. Es muy grave.

Deberíamos de opinar de manera responsable, el odio gratuito tiene efectos demoledores.

No hay tregua para el dolor.

Una respuesta para Testimonios desde el fuego.

  1. pablo Responder

    5 agosto, 2014 a las 10:52 am

    Sobre Penelope Cruz y su marido, la verdad que más que conmoverme me resulta una estupidez.
    Pero dice algo cierto, pocos de los que opinan sobre este tema saben algo de este conflicto. Ellos han dejado muy mal al resto de compañeros, cuando uno es famoso como ellos, tienen un gran poder, deberian de estar mas atentos, si les interesa el tema, nadie mejor que ellos para estudiar y conocer.

    Es importante saber a fondo, mi propuesta para este verano es estudiar. nos hemos acostumbrado a las frases cortas, a escribir pensamientos en 200 carateres. Pero el estudio requiere tiempo. sólo así podremos generar nuevas vias de soluciones…

Deje un comentario