Teresa. La mujer, de Helena Cosano |
Portada » Cultura » Teresa. La mujer, de Helena Cosano

Teresa. La mujer, de Helena Cosano

Por Redacción , 11 Abril, 2016

Leer cualquier novela de Helena Cosano es un reto para lectores medianamente exigentes. Todas sus obras rezuman una fuerte carga reflexiva que, gracias a su elegante estilo literario, nos permiten disfrutar de experiencias lectoras que van más allá del mero entretenimiento. En esta ocasión os voy a reseñar su último trabajo, “Teresa, la mujer”, con el que Cosano da un giro importante en su carrera literaria, acercándonos a una figura tan mitificada como Santa Teresa de Jesús a los lectores del siglo XXI. Los que ya hemos leído sus anteriores obras, volveremos a encontrarnos con algunas de las características de su estilo literario, que nos resultarán familiares y que nos volverán a conquistar. No obstante, la valía de este libro reside en otras cuestiones. Desde mi punto de vista, hay que ser un escritor muy valiente para novelar la vida de una poeta, como Teresa de Cepeda y Ahumada, y llegar a convertirla en un personaje del “universo Cosano” sin que los lectores notemos ni un atisbo de impostura. Helena nos vuelve a demostrar que es una novelista de raza, presentándonos un libro arriesgado, directo, actual, reflexivo, filosófico, contestatario y excelentemente escrito.

​De todas formas, es posible que algunos lectores no se adentren en las deliciosas páginas de “Teresa, la mujer” por prejuicios que les puedan surgir ante la evidente temática religiosa que está presente en el libro. Se arrepentirán si no lo leen, se lo aseguro. Las reflexiones con las que apuntala Cosano el discurso de su “Santa Teresa” son de una profundidad y de una carga intelectual muy didáctica y, sobre todo, muy actual. En “Teresa, la mujer” nos encontraremos con temas tan diversos como la definición del verdadero amor para la Santa o una crítica muy aguda a la jerarquía eclesiástica y a la sociedad de aquella época. Aunque estas cuestiones tienen, sin duda, interés por sí mismas, el tema que más destaca entre las páginas de esta novela es la reivindicación de Santa Teresa de Jesús como un referente dentro de lo que hoy conocemos como “movimiento feminista”. Aunque pudiera parecer lo contrario, Cosano no retrata ese feminismo como un elemento excluyente, sino como un hecho profundamente igualitario. Recomiendo a los lectores que estén interesados en este tema que presten especial atención al capítulo “Nacer hembra” y comprenderán lo que les estoy contando.

teresa

​Además, estas reflexiones con las que Cosano nos presenta al personaje de Santa Teresa están aderezadas con una prosa cuidada y muy cercana al lenguaje de la época. Lo mejor de esto es que los que ya somos fieles seguidores de las novelas de Helena, podremos volver a ver esos momentos llenos de picardía, sensualidad y misterio a los que nos tiene acostumbrados. Estamos ante las confesiones de una Santa Teresa de Jesús que, por encima de todo, es mujer, y tiene miedos y dudas sobretemas tan complejos, para una religiosa, como las relaciones amorosas con los hombres, que son narradas en esta novela de una manera muy sincera y sin tapujos. Ahondando en esta cuestión, creo que las descripciones del capítulo “Amé a Dios en un hombre” son de las mejores partes del libro. Están llenas de una voluptuosidad y cierto deseo carnal que aterra a la propia Santa. Son esas dudas que se plantea el personaje de Helena Cosano las que nos permiten vislumbrar a una mujer en toda su grandeza. La Teresa de Helena Cosanoestá llena de miedos y de preguntas, pero también de buenos y malos sentimientos que la atormentan, según va enfrentándose a las opiniones del resto de personas con las que se encuentra a lo largo de su vida.

​También querría señalar lo acertado de la división en pequeños capítulos y de ese “yo” confesor con el que el personaje de esta novela nos cuenta su propia historia. En la primera parte del libro, nos encontramos con una Teresa que cuenta su, en apariencia, idílica infancia en un tono que, si se hace una lectura apresurada, podría resultar naïf, pero que resulta muy inteligente, ya que estamos  acompañando a una niña curiosa que está descubriendo la vida y forjando su propio carácter. De hecho, según vamos avanzando en la lectura, el pensamiento de Teresa se vuelve más maduro y más incrédulo. Tiene que hacer frente a una sociedad que no la acepta, no sólo por el hecho de ser mujer, sino porque sus coetáneos no quieren o no llegan a comprender sus ideas, que una jerarquía tan estática como la de la iglesia Católica considera como dañinas, porque son demasiado avanzadas. Para mí, como lector, ha sido muy curioso comprobar como las propias monjas con las que convivió Santa Teresa criticaron su actitud de manera feroz, en una época en la que cualquier mujer, con ideas diferentes a las que imperaban en aquel entonces, podría ser víctima de la Inquisición. Dentro de esos capítulos de enfrentamientos cabe destacar la brillantez con la que Cosano narra la tumultuosa relación entre Santa Teresa y la Princesa de Éboli. Son unas páginas imprescindibles para cualquier amante de la historia.

Helena_Cosano

​Sin lugar a dudas, ese ingente trabajo de documentación histórica y social debe ser reconocido. Era una tarea titánica describir una sociedad como la España del siglo XVI y acercarnos a los lectores del siglo XXI a una mujer tan enigmática y alejada de nuestro tiempo como Santa Teresa de Jesús. De todas formas, Helena Cosano ha logrado armar un artefacto literario duradero y muy potente con la profesionalidad y el buen hacer a los que nos tiene acostumbrados. Sin duda, “Teresa, la mujer” debe considerarse como un momento de inflexión en la carrera literaria de Helena. Es una autora exigente que se esfuerza por retar a sus lectores en cada una de sus novelas. Ya he dicho al comienzo de esta reseña que leer cualquiera de sus libros es un desafío intelectual al que vale la pena enfrentarse. De todas formas, tengo una gran curiosidad por conocer el próximo proyecto literario de la autora. Seguro que nos deparará muchos buenos momentos de lectura, puesto que, si por algo podemos identificar la carrera de Helena Cosano, es por esa capacidad de sorprendernos con libros perdurables, excelentemente escritos y muy personales.

​A modo de conclusión, únicamente me queda recomendarles con fervor el nuevo trabajo literario de Helena Cosano. Disfrutarán de su prosa inteligente, reflexionarán sobre temas muy en boga hoy en día y podrán conocer a una desconocida Santa Teresa de Jesús, llena de dudas y miedos, pero también de ideas revolucionarias y muy avanzadas para su época. Corran hacia su librería más cercana y háganse con un ejemplar de “Teresa, la mujer”. Estoy seguro de que disfrutarán de buenos momentos de exigente y provechosa lectura.

 

 

GABRIEL NEILA

Deje un comentario