¿Somos Europeos? |
Portada » Columnistas » ¿Somos Europeos?

¿Somos Europeos?

Por Esther Patrocinio , 14 Abril, 2014

Europeos, sí eso es lo que somos por encima de debates nacionalistas y concepciones de pueblos, lenguas y culturas. La realidad es que los 27 forman un conglomerado de países con situaciones muy distintas. En otra columna del último mes comentaba acerca de la diferencia de la democracia en Alemania y en España y por esa línea seguimos esta semana.Hace unos días recibí por correo una carta del Ayuntamiento de Munich explicándome que se acercan las elecciones al parlamento europeo, el 25 de mayo, y que puedo votar o bien por mi país de residencia o por mi país cuya nacionalidad poseo. Resumiendo, vaya que puedo elegir entre votar por Alemania o votar por España. Votaré por España, creo fervientemente en la cita de Bertolt Brecht “El pasaporte es la parte más noble del hombre” y precisamente porque me duele España votaré pensando en ella. Hasta ahí suena todo muy bien pero al comparar en la televisión alemana hay debates reales con políticos y no me refiero a esos amaños de sentamos aquí al candidato azul y enfrente al rojo y ponemos a un periodista importante en medio para hacer preguntas que esquivarán en una absurda hora y media de tiempo perdida frente al televisor. No, aquí hay debates con representantes de cinco o seis partidos políticos (¿Qué invento es ese del bipartidismo eterno?) que responden a las preguntas de forma directa y clara incluso enfrentándose verbalmente entre ellos para dejar claras sus posturas. Nada que ver con los sainetes que representan los nuestros en el Debate sobre el Estado de la Nación.

Carta donde se explica que para votar ha que firmar y enviar copia de la documentación

Carta donde se explica que para votar ha que firmar y enviar copia de la documentación

Pero, basta de comparar que me duele todavía más España. Lo llamativo del asunto es que días antes de la carta alemana recibí una española diciéndome que si quiero ejercer mi derecho al voto debo enviar por fax o correo postal la carta adjunta con mi firma y una copia del DNI, pasaporte o certificado de registro en el Consulado. Esto es nuevo, la primera vez que voté estando ya en Munich recibí directamente la información electoral y las papeletas en mi buzón para ir al consulado a votar en los días indicados, pero ahora no, ahora el derecho al voto hay que ganárselo no vaya a ir a votar cualquiera y nos creamos que estamos en una democracia. Puede que algunos se escuden diciendo que lo hacen por recortar el presupuesto porque se envia la documentación a personas que no votan pero dudo mucho que ahorren si previamente te envían dos cartas; una para decirte que estás registrado en el censo de españoles residentes en el extranjero y otra para decirte que si no envias el papelito firmado y la copia de alguno de los documentos no votas.  Señoras y señores…Alemania resuelve todo esto vía e-mail. Se envía una carta explicativa con el link a una página web desde la cual se solicita el envío de la documentación electoral y listos, el que quiere votar y pide la documentación la recibe y el que no, no; sin gastos extra pero sin excluir al personal de ejercer su derecho al voto.

Carta del Ayto Munich sobre elecciones europeas

Carta del Ayto Munich sobre elecciones europeas

 

Hasta aquí la fase derecho al voto, después llega el votemos…pero ¿a quién? Porque aquí el que se duerme no pilla y todos tienen las manos sucias de robar de las arcas públicas. Con este panorama no son pocos los que me han dicho que no van a votar porque total para qué…y yo pienso…¿para qué? Para ejercer mi derecho como española, para decidir quién representará a mi país en este salvaje oeste llamado Europa y para, en la medida de lo posible, dejar este mundo un poquito mejor de cómo lo encontré. El resto…sólo son Suspiros de España para quienes decidan dormirse la siesta.

Deje un comentario