Sobriedad, elegancia y mucho brillo en la alfombra roja de los Oscar |
Portada » Mujer » Moda » Sobriedad, elegancia y mucho brillo en la alfombra roja de los Oscar

Sobriedad, elegancia y mucho brillo en la alfombra roja de los Oscar

Por Paloma Aparicio , 4 Marzo, 2014

Diseños sobrios y elegantes, vestidos joya y una amplia paleta de colores claros y muy clásicos. Estas fueron algunas de las tendencias que pudieron verse sobre la alfombra roja de los Oscar 2014, que como todos los años se convirtió en la pasarela de moda más comentada del mundo.

Pasteles, blancos y predominio absoluto del brillo

Muchas de las actrices optaron por los tonos pastel, con el rosa y el “nude” como reyes indiscutibles. La española Penélope Cruz, menos espectacular que en otras ocasiones con su Giambattista Valli de aire helénico, eligió este color, al igual que la brasileña Camila Alves, muy elegante con su vestido de Gabriela Cadena; Laura Dern, que confió en un diseño de Alberta Ferretti, o la actriz de Cómo conocí a vuestra madre, Cristin Milioti, de Reem Acra y poco acertada en el maquillaje. Mención especial merece el otro estilismo pastel de la noche, el que lució la oscarizada Lupita Nyong’o, a la que sólo le bastaron unos minutos para proclamarse vencedora de la noche en lo que a “looks” alabados se refiere. La actriz mexicana de origen keniata se enfundó en un vaporoso vestido de Prada color azul bebé de inspiración griega y pronunciado escote en uve, con el que demostró haber solventado con matrícula de honor su paso por las alfombras rojas de los principales eventos cinematográficos de la temporada.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Blancas y radiantes llegaron al Teatro Kodak de Los Ángeles la australiana Naomi Watts, que apostó por un sencillo y estiloso Calvin Klein, y Calista Flockhart, muy favorecida con su diseño de Andrew Gn. Por su parte, la actriz Portia de Rossi se decantó por un original vestido beige de Naeem Kham, y la televisiva Kristen Bell por un Roberto Cavalli con escote palabra de honor y cola.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Si nos centramos en los vestidos joya y los detalles de “strass”, una actriz destacó por encima de todas las demás, Cate Blanchett, ganadora del Oscar a la Mejor Actriz por su papel en Blue Jasmine. La australiana volvió a confiar en Armani Privé y brilló con luz propia sobre la alfombra roja con un magnífico diseño en tono “nude” con bordados y cristales. Muy sexy pudimos ver a Kate Hudson, que arriesgó (y acertó) con su vestido de Versace; comedidas, pero correctas a Jessica Biel y Jennifer Garner, que apostaron por dos “grandes”, Chanel y Oscar de la Renta, respectivamente; perfecta a la actriz y presentadora Maria Menounos con su diseño de Johanna Johnson en blanco y plata; distinta y atrevida a Angelina Jolie, que optó por un vestido joya de Elie Saab, y sugerente a Julie Delpy, que se decantó por Jenny Packham.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Negro y azul noche, una apuesta segura

Discretas, sofisticadas y nada estridentes. Así lucieron las actrices que decidieron apostar por los tonos oscuros. La más elegante, sin duda alguna, Sandra Bullock, a la que acompañaban el maquillaje, el peinado y un precioso vestido azul noche de Alexander McQueen. El mismo tono eligió su contrincante, Amy Adams, correcta y, quizás demasiado sencilla, con su diseño de Gucci. Entre las que se decantaron por el siempre acertado negro, sobresalió Charlize Theron, que lució un impecable diseño de Christian Dior y un espectacular collar de la firma Harry Winston. Julia Roberts, por su parte, se enfundó en un Givenchy de encaje estilo peplum; dos grandes damas de la interpretación, Meryl Streep, que optó por Lanvin, y Glenn Close, de Zac Posen, dieron nuevamente una lección de cómo vestirse acorde con la edad sin perder un ápice de elegancia; Anne Hathaway apostó por un vestido de Gucci en negro y plateado de estilo muy similar al que vistió el pasado año; Emma Watson no arriesgó demasiado con su diseño de Vera Wang que, pese a todo, le sentaba como un guante, y Margot Robbie, la rubia actriz de El lobo de Wall Street, estrenó tono de pelo castaño y se decantó por un Saint Laurent de original espalda.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Escaso protagonismo del color 

Jennifer Lawrence, muy sobria con su diseño rojo palabra de honor de Christian Dior; Olga Kurylenko, que lució un precioso vestido fresa de Alice Elia, o Viola Davis, de verde intenso y con una creación de Prada que no le favorecía demasiado, fueron de las pocas intérpretes que pusieron el toque de color sobre la alfombra roja.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Futuras mamás 

Tres actrices pasearon orgullosas sus embarazos en los minutos previos a la ceremonia de los Oscar. La española Elsa Pataky no acertó con su Elie Saab en turquesa con bordados florales, demasiado recargado para su avanzado estado de gestación, mientras que Olivia Wilde estaba absolutamente perfecta con su Valentino color negro y Kerry Washington, más que correcta enfundada en un diseño de Jason Wu.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Dos pinceladas de moda española

Las que aportaron la presentadora Louis Roe, que optó por un vestido de la firma Pronovias, y la actriz española Alejandra Lorente, protagonista del corto Aquel no era yo, de Esteban Crespo, muy favorecida de Roberto Verino.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Y, por supuesto, algún que otro desacierto

Por mucho que sacara pierna a lo Angelina Jolie, Anna Kendrick nada pudo hacer con un extraño vestido de J.Mendel; Liza Minelli provocó daños irreparables en las retinas adyacentes con su inexplicable look azul; Lady Gaga lo intentó, pero es difícil quitarse el sambenito de “disfrazada perpetua”; Jada Pinkett-Smith se decantó por un diseño rosa chicle repleto de frunces; la hija de Alec Baldwin y Kim Bassinger, Ireland Baldwin, optó por un vestido demasiado recargado para su edad; la actriz belga Veerle Baetens se enfundó una suerte de vestido-saco sin ninguna gracia; el cantante Pharrel Williams (que ofreció una de las mejores actuaciones musicales de la noche) se adelantó al verano con una combinación de chaqueta de esmoquin y bermudas muy adecuada para las altas temperaturas; mientras que la patinadora Ashley Wagner mostró una inusitada nostalgia navideña con un atuendo que hubiera hecho las delicias de cualquier abeto.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deje un comentario