SMOKING STONES: BARCELONA CONFETI |
Portada » Cultura » SMOKING STONES: BARCELONA CONFETI

SMOKING STONES: BARCELONA CONFETI

Por Javier Gil , 1 Junio, 2014

Lugar: Luz de Gas (Barcelona)   Fecha: 30 de Mayo de 2014

Uno cuando va a disfrutar, bailar y ver a una banda tributo ya sabe a lo qué va. Pero esta vez fue diferente. Los Smoking Stones le dieron una vuelta de tuerca a la originalidad. Se trataba de grabar un disco íntegro de los Rolling Stones sin que el público supiera cual era. Ahí estaba la magia.

DSC_7643 - FEl lugar presagiaba que aquella noche sería una de las grandes y así fue. La sala colaboró en todo ese ambiente mágico: luces y acústica apropiadas. Comienza a sonar “Fanfare for the common man” de Aaron Copland, se alza el telón…y con ustedes los Smoking Stones. Después de la intro instrumental, el primero de los riff… Honky Tonk Women.

Sobre el escenario Sergio Ortiz (Mick Jagger, voz), Jean Paul Dupeyron (Keith Richards, guitarras, voz y coros), Luis Arcos (Ronnie Wood, guitarras), Santi Ursul (Bill Wyman, bajo), Miguel Izquierdo (Charlie Watts, batería), Fabrizio Paparello (Ian Stewart, teclados y voces), Antonio Sánchez (Ollie Brown, percusión).

Pelucas, ojos pintados, vestuario adecuado… despegamos. Todo el mundo empieza a darse cuenta que esta banda va a tocar el “Love you live”, doble álbum que la banda británica grabó en el tour que realizaron en el año 76.

Depende de la perspectiva con que uno mire el escenario puedes tener una sensación u otra. Puede parecer que sean seis individualidades que en todo momento sepan lo que hacer, que se saben todo al pie de la letra. Pero es todo lo contrario. Son una banda tan potente que todos hacen uno.

Sergio Ortiz, probablemente uno de los mejores frontman de este país, se mueve, mira, hace morritos, gesticula, respira como Mick. Disfruta de la canción, de los punteos de guitarra de Luis, de Jean Paul como si fueran los últimos. Durante una hora y cuarenta y cinco minutos aproximadamente es el encargado de decirte que “el amor es vida” y el rock and roll también.

El disco-concierto va transcurriendo, el personal entre cervezas y saltos, se va animando cada vez más sabiendo que está siendo partícipe de un espectáculo ambicioso.

Baja el ritmo con el blues You Gotta Move donde todos los componentes del grupo salen de su hábitat y cantan a capela todos juntos acompañados por las guitarras y percusión a pie de escenario. Luego vino la cara tercera del disco, grabada originalmente por los Stones en el club Mocambo Tavern de Toronto (Canadá), en la que incluyeron cuatro versiones de rock and roll, reggae, rhythm&blues y un blues: Mannish Boy, Little Red Rooster, Crackin´Up y Around and Around.

Comienza la traca final y estos chicos saben muy bien lo que hacen: It´s Only Rock and Roll (But I Like It), Brown Sugar, Jumpin´Jack Flash y Sympathy for the Devil. Regalo: Street fighting man, dedicatoria especial rechazando el desalojo del centro social okupado de Can Vies.

A ver quién no se atreve a ser feliz con semejante final. Toda la carne en el asador: Sergio tirando cubos de confetis animando a la gente, a que ellos también pueden ser unos Stones, Luis y Jean Paul dos “chavales” haciendo travesuras con las guitarras, Santi toda elegancia, Miguel, Fabrizio y Antonio creyéndose algo indispensable en una banda como ésta: lo estamos haciendo.

Acaba la noche y uno se da cuenta que lo importante es disfrutar de los momentos importantes aunque sean con los viejos Stones. La apuesta salió bien. Tendremos que esperar hasta septiembre para tenerlo en nuestras manos y recordar que la vida es eso: rock, amor, revolución y un poco de confeti. Rollings o Smokings, da igual, pero me gustan.

Repertorio:

Intro (Fanfare for the Common Man), Honky Tonk Women, If you can´t rock me/Get off of my Cloud, Happy, Hot Stuff, Star Star, Tumbling Dice, Fingerprint File, You Gotta Move, You Can´t Always get what you Want, Mannish Boy, Crackin´Up, Little, Red Rooster, Around and Around, It´s only Rock and Roll, Brown Sugar, Jumpin´Jack Flash, Sympathy for the Devil, Street fighting man.

 

 

 

 

 

 

 

Deje un comentario