Serbia contra Estados Unidos, la final del Mundial |
Portada » Deportes » Serbia contra Estados Unidos, la final del Mundial

Serbia contra Estados Unidos, la final del Mundial

Por Carlos Toribio , 14 Septiembre, 2014

Después de una larga preparación en el mes de agosto, y diferentes días de competición, el Mundial de baloncesto llega a su fin con la gran final que se disputará esta noche en Madrid a las 21h. entre los combinados de Estados Unidos y la sorprendente Serbia. Es una final de la que muy poca gente apostaba, muchos de ellos daban por segura en la final a España, pero que finalmente el conjunto balcánico, por meritos propios y su buen juego se cuela para alzarse con la medalla de oro.

En frente tendrá al conjunto de Estados Unidos, que bajo la batuta de Mike Krzyzewski, lleva la friolera de 43 victorias de manera consecutiva en partidos oficiales, tras la derrota inesperada que sufrió en el Mundial de Japón 2006 frente al combinado de Grecia. A todo esto, y después de las dudas que presentaba los jugadores preseleccionados para esta cita de España, con el paso de los partidos, ha hecho que se prolongase esta racha, así como la manera de ganar, sobresaliendo la autoridad y la excelencia, al que nos tienen acostumbrados esta selección de USA. Han dejado atrás también a las dudas de si podrían ganar con las ausencias de ocho jugadores que estuvieron en Londres’12, sobreponerse a la grave lesión del jugador de los Pacers, Paul George en un amistoso disputado en Las Vegas, y las ausencias de última hora de Griffin, Love y Durant.

mundial

En verdad no ha habido ningún atisbo de dudas, y este poderío se hace patente en diferentes facetas del juego, ya que son el mejor ataque de la competición (101 puntos por partidos), el mejor equipo en porcentaje de tiros de campo (51%), 21 asistencias por partido, 45 rebotes y el mejor en recuperaciones con un total de 13. De los números colectivos, pasamos a los individuales, viendo a Harden con 13 puntos en su casillero, Faried con 8 rebotes en cada partido (posiblemente se encuentre en el quinteto del mundial, y por qué no, poder optar al mvp si Estados Unidos gana el oro), e Irving da 3,5 asistencias en cada uno de ellos.

Se plantan en esta gran final siendo la única selección imbatida, anotando más de 100 puntos, e imponiendo su poderío físico y sus dotes atléticas. Además de dar espectáculo cada vez que el partido se lo permite. Cierto es, que después de la fase de grupos han tenido primeras partes más igualadas, dejando para el tercer cuarto el momento de cerrar el partido, como fue el caso de los cuartos contra Eslovenia y las semis contra Lituania.

Sasha Djordjevic ha sabido dirigir a Serbia hasta la final.

Sasha Djordjevic ha sabido dirigir a Serbia hasta la final.

Por la otra parte, se cuela Serbia, que bajo la batuta del gran Sasha Djordjevic en el banquillo, y en los despachos por Dejan Bodiroga (vicepresidente de la federación serbia), quiere volver a colocarse dentro del mapa baloncestístico, y mantenerse en la élite de este deporte, como así ha sido durante muchos años. De momento se plantan en una final, con una plata ya conseguida, pero con la ilusión de poder disputar el oro. Su seleccionador dice al respecto: “No digo que vamos a ganar, pero sí saldremos con esta idea. Tenemos mucho respeto por el equipo americano, pero ningún tipo de miedo”. Además tendrá un elemento principal para poder pensar en alzarse con la victoria, y es su extensión en la pista, el base Milos Teodosic, que lleva unos partidos rozando la excelencia, que puede optar también al mvp, y que buscará la ayuda en un equipo en el que todos suman y todos tienen su momento dentro del partido (Raduljica, Krstic, Markovic, Kalinic, Bogdanovic, Bjelica…).

Después de doce años, Serbia vuelve a una final de un mundial, tras el oro en Indianápolis. Después de esta medalla, ha sufrido una travesía importante por el desierto, con dudas en su juego, con cambios de entrenadores, pero que harán todo lo posible para poner cara esta medalla en juego.

 

Francia se hace con el bronce

El conjunto galo, tras la sorpresa de la eliminación de España en cuartos, y con su derrota contra Serbia, se lleva el tercer peldaño del pódium, en un partido igualado contra la Lituania de Kazlauskas. En esta final de consolación, sobresalió la figura de Nicolas Batum con 27 puntos. El resultado final fue 93-95 para Francia, que salieron con ganas de resolver y llevarse la medalla, hasta que llegó el dominio de Valanciunas (Raptors) y Jankunas. Se llegó con 19-22 al final del primer cuarto, y Francia buscaba siempre que podía al jugador de los Blazers y Diaw. Al descanso, 42-43.

Lituania salió del vestuario plantando una zona, y Francia se atascó. Además se junto los nueve puntos de Seibutis, que hacia dispara el marcador al 71-64 para los de verde. Francia no quería remontadas históricas, y Batum cogió las riendas. En los últimos 33 segundos se lanzaron hasta 26 tiros libres, y Francia no cometió ningún error, para finalmente llevarse la medalla.

El combinado galo celebrando la medalla de bronce.

El combinado galo celebrando la medalla de bronce.

Deje un comentario