Sanciones contra Rusia |
Portada » Columnistas » Sanciones contra Rusia

Sanciones contra Rusia

Por José Luis Muñoz , 13 marzo, 2014

CRIMEAEl pleno de la Eurocámara condena con firmeza “el acto de agresión de Rusia invadiendo Crimea, que es una parte inseparable de Ucrania” y reclama que “en ausencia de una desescalada o en el caso de que una mayor escalada”, como la anexión de Crimea, “la UE debe tomar rápidamente las medidas apropiadas” como restricciones de visados y la congelación de activos contra los individuos implicados en la invasión de Ucrania”, según el borrador de resolución común pactada por todos los grupos políticos y que será votado este jueves.

21 de marzo de 2003. El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas condena la invasión ilegal de Irak y ordena detener de inmediato las operaciones militares sobre ese país.

26 de marzo de 2003. La Comunidad Internacional estudia una serie de sanciones contra aquellos países que se han saltado la legalidad internacional y están sometiendo a la población de Irak a un bombardeo masivo y criminal.

15 de abril de 2003. El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ordena embargar cuentas de Estados Unidos, Reino Unido y España, como instigadores de la invasión criminal de Irak, así como las de los que han tomado parte en la coalición militar, Estados Unidos, Reino Unido, Portugal y Polonia.

30 de junio de 2003. La Interpol cursa órdenes de búsqueda y captura para que sean llevados ante la justicia internacional del Tribunal de La Haya a George W. Bush, Dick Cheney, Donald Rumsfeld, Tony Blair, José María Aznar, Durao Barroso, entre otros, acusados de invasión ilegal, destrucción total de un país, torturas, elaboración de burdas mentiras, expolio de un país soberano y responsables directos de las cuatrocientas mil víctimas mortales causadas por la brutal invasión del país mesopotámico.

28 de Julio de 2003. Agentes de la Interpol detienen, mientras tomaban un asado de vaca en México (al parecer pasaron la frontera de Texas inadvertidamente, y los detenidos culpan al desnortado expresidente de EE.UU de ese fallo de orientación garrafal) a los componentes del Trío de las Azores y los llevan en un vuelo chárter a La Haya para ser juzgados. Se les embargan todos sus bienes para responder a los cuantiosos daños económicos causados en el país invadido y permanecerán en celdas de castigo hasta la celebración de juicio en el que previsiblemente se les pedirá cadena perpetua.

Bien. Todo esto, como muy bien han entendido los lectores, era política ficción o justicia poética. Hasta ahora, y desconfío que llegue a verlo, todas esas medidas contra los que planearon y llevaron a cabo una de las guerras más burdas, absurdas e indignas de la historia de la humanidad, no se han llevado a cabo y todos esos personajes se pasean tranquilamente por el mundo y alguno de ellos vive de dictar conferencias como si nada hubiera pasado, pero, por el contrario, la comunidad internacional prevé implementarlas contra el régimen de Putin, siniestro personaje que gobierna Rusia a su antojo y muy lejos de mis simpatías y que podría ser investigado por el asesinato mediante polonio de algunos de sus adversarios.

No es de recibo orquestar sanciones económicas contra Rusia por esa invasión, en la que, recordemos, no se ha disparado un solo tiro a una población que vitorea a ese ejército enmascarado que toma el control de la península de Crimea, cuando antes no se hizo contra los países que formaron el infausto Trío de las Azores cuya acción causó 400.000 muertos y ha destrozado por decenios, o quizá para siempre, un país. Pequeña diferencia estadística ésta, la de los 400.000 muertos.

Seamos un poco serios, por favor, que muchos aún tenemos memoria reciente.

 

 

 

 

 

Deje un comentario