San Mamés dictará sentencia |
Portada » Deportes » San Mamés dictará sentencia

San Mamés dictará sentencia

Por Carlos Toribio , 20 agosto, 2014

Llegó la tarde del martes 19 de agosto, tarde con dos partidos decisivos en la agenda del fútbol español. Por una parte, en Nápoles, el Athletic de Bilbao disputaba la ida de la ronda previa de la Champions League, que dará acceso a la fase de grupos de la competición. Todo esto, a la hora normal de juego de la competición europea, 20:45 de la tarde. En territorio español, y con la agenda “teóricamente” repleta de actos, se consideró en su momento que la ida de la Supercopa de España, que disputan el Real Madrid y el Atlético de Madrid, se jugase el mismo día, pero que el esférico echaría a rodar a las 23:00 de la noche, partido que acabaría ya el miércoles 20 de agosto. Cierto es que hablaremos del partido de los vascos, pero desde hace varias temporadas la LFP, presidida por Javier Tebas, ha tenido desbarajustes varios, tanto en relación a partidos como en decisiones que les per toca, y tales son estos, que en la última semana tenemos el horario digamos poco común entre el campeón de la liga y de la copa del rey, o el problema que tienen con la liga de segunda división, y de quién finalmente la jugará…

Y ya entrando en el partido del Athletic, para los leones, y para todos estos equipos que juegan la última ronda antes de la fase de grupos, no es cómodo jugar una eliminatoria que se podría catalogar de final en pleno mes de agosto. Y se le considera final, porque de jugar a no jugar la Champions, va mucho para el equipo. Y para el Athletic es primordial el poder jugarla, tanto a nivel económico, como a nivel de club, ya que hacia dieciséis años que el equipo de Bilbao no jugaba la máxima competición continental. Y llegó a San Paolo, y resistió con un valioso 1-1, resultado esperanzador para la vuelta en San Mamés. Con este resultado, se puede decir que le acerca un poquito más para el sorteo que se celebrará a finales de agosto con los 32 mejores equipos de Europa.

El partido comenzó con titubeos varios del club vasco, con nervios iniciales y pérdidas de balón constantes, y con un Nápoles que quería coger el ritmo del encuentro. Benítez tenía los jugadores necesarios para llevar la manija, pero con el paso de los minutos de esta primera parte, el Athletic de Bilbao fue ganándole el pulso del partido, y llegó un primer aviso con el remate del central Laporte. Pero sería en el minuto 41, poco antes de llegar al descanso, y poniendo el adjetivo de psicológico al gol, llegaría el 0-1 al marcador, con gol de Muniain. Todo comenzó con una internada y todo sea dicho, jugadón, del lateral derecho De Marcos (se trata de un comodín espectacular para este equipo), con centro atrás y Muniain, sólo en el área grande, remata raso a la red, con estirada infructuosa del brasileño Rafael Cabral.

El jugador del Athletic de bilbao celebrando el 0-1

El jugador del Athletic de Bilbao celebrando el 0-1

Tras la reanudación de la segunda parte, con un San Paolo que quería llevar en volandas a su equipo hacia el empate, los de Valverde salieron con ganas y con la intención de aumentar la renta. Pero aquí llegó la savia y acertada decisión de Rafa Benítez (curtido en mil batallas, y con éxito en los equipos que ha dirigido), ya que quitó del césped al poco acertado Insigne, e hizo entrar al peligroso extremo belga Martens. Y el pequeño jugador fue un incordio constante para la zaga bilbaína. Él sólo hizo cambiar el signo del partido. Y en el minuto 68, llegaría el empate, obra del argentino Higuaín, que realizó un control al borde del área, recorta y lanza un disparo cruzado a la portería. Poco pudo hacer Iraizoz, pero en cambio sí hubo pasividad en los centrales. Tras el gol del “Pipita”, el español Callejón tuvo el 2-1, pero perdonó la ocasión.

El argentino celebrando el empate

El argentino celebrando el empate

Por tanto, al final del partido 1-1, que hace soñar al Bilbao con llegar a su objetivo de la fase de grupos, y sobre todo, San Mamés decidirá, ya que el público y ese gran estadio nuevo, han de llevar a ese objetivo que tiene el club y los aficionados. Al final del partido, se pronunciaron al respecto varios jugadores. Beñat, dijo al respecto “Espero que este resultado lo hagamos bueno en casa”. Gurpegui, siguiendo la misma línea “La eliminatoria está complicada, pero el Athletic ha dado la cara”, y Muniain, autor del gol considera “hemos hecho un partido bastante completo”.

Para el equipo del sur de Italia, jugaron: Rafael, Maggio, Albiol, Koulibaly, Britos, Gargano, Jorginho, Callejón, Hamsik (Michu), Insigne (Martens) y Higuaín.

Para el equipo de Bilbao jugaron: Iraizoz, De Marcos, Gurpegui, Laporte, Balenziaga, Iturraspe (Erik Morán), Mikel Rico, Susaeta (Ibai Gómez), Beñat (San José), Muniain y Aduriz.

Esa misma tarde, se disputaron más partidos de esta ronda de Champions, como el FC Copenhague – Bayer Leverkusen (2-3), el Red Bull Salzburgo – Malmö (2-1), el Steaua Bucarest – Ludogorets (1-0) y el Besiktas – Arsenal (0-0). Para esta noche quedan: Standard de Lieja – Zenit, el Maribor – Celtic de Glasgow, Lille – Oporto, Aalborg – Apoel de Nicosia y Slovan Bratislava – BATE Borisov.

Deje un comentario