San Antonio Spurs vence en el primer partido de la final de la NBA |
Portada » Deportes » San Antonio Spurs vence en el primer partido de la final de la NBA

San Antonio Spurs vence en el primer partido de la final de la NBA

Por Gonzalo Roy , 6 junio, 2014
Tim Duncan lideró el triunfo de los Spurs

Tim Duncan lideró el triunfo de los Spurs

Los San Antonio Spurs hicieron valer el factor cancha en el primer partido de la fina de la NBA y se anotaron el triunfo ante Miami Heat por 110-95. El partido estuvo marcado por dos circunstancias ajenas al juego, la primera ocurrió en el tercer cuarto cuando falló el sistema de aire acondicionado del AT&T Center y la temperatura subió y subió hasta superar los 30 grados. Este hecho provocó la deshidratación severa de Lebron James, quien se tuvo que retirar lesionado cuando faltaban 4 minutos para el final y el marcador reflejaba un apretado 94-92 para los locales. A partir de ahí, Manu Ginóbili completó un excelente partido con dos asistencias consecutivas, una que convirtió en triple Green y otra que encestó Boris Diaw para lograr una ventaja de 7 puntos (99-92) que ya fue irrecuperable para los Heat.

Mientras Lebron James estuvo en la cancha la igualdad imperó en el marcador, pese al excelente partido de los “Tres amigos” de San Antonio y las malas sensaciones del MVP de la temporada regular que fue de los que más sufrieron el calor en su cuerpo. Tim Duncan tuvo una noche especialmente inspirada al lograr un doble-doble con 21 puntos y 10 rebotes y ser el esperado líder de su equipo. Tony Parker, con 19 puntos, y Manu Ginóbili, con 16, le secundaron en todo momento. Pero además del trío estelar, el banquillo de San Antonio aportó lo que necesita un equipo que quiere ser campeón y, si sus líderes cumplían con su papel, los Danny Green, Tiago Splitter, Dwayne Wade o Kahwi Leonard les escudaban con capacidad anotadora y trabajo defensivo a raudales.

Por su parte, Miami Heat se topó con la lesión de Lebron James, que no le impedirá estar en el segundo choque, cuando el partido entraba en su tramo decisivo. Hasta entonces, habían capeado el temporal con solvencia y se encontraban en disposición de optar a la victoria. Ver a su líder encarar el vestuario antes de que sonara la bocina fue un mazazo del que les costó sobreponerse y, para cuando quisieron hacerlo, el partido estaba resuelto. 6 de 6 en triples de San Antonio en el último cuarto y 14 de 16 en tiros de campo es un castigo excesivo para cualquier equipo, aunque sea el campeón de la NBA y aunque cuente en sus filas con el mejor jugador.

El segundo partido se disputará la madrugada del domingo al lunes en el mismo escenario. Esperemos, por el bien de Lebron James, que el aire acondicionado funcione y podamos ver el espectáculo que todos deseamos.

Deje un comentario