Reinventarse o morir: La escuela de hoy |
Portada » Educación » Reinventarse o morir: La escuela de hoy

Reinventarse o morir: La escuela de hoy

Por Clara Cordero , 28 Enero, 2014
Muro

By Martin Wessely

La escuela: nuestro muro personal de las lamentaciones. Que nuestros niños afronten el futuro con esperanza es un reto generacional que parece que se va complicando con la situación educativa actual. Las metas a alcanzar para formar un proyecto de vida feliz, han cambiado. Las distintas políticas educativas no se hacen eco de la avalancha de información que fluye por las redes para mejorar el aprendizaje de todos y cada uno de nosotros.

La adaptación a nuestro nuevo entorno parte de la formación en las escuelas de contenidos adecuados y adaptados a la realidad social y digital en la que nos encontramos.

Cuando la información se traduce en tweets por segundo, los estudiantes no tienen tiempo de pararse a pensar en lo correcto de su uso de las tecnologías, simplemente las usan, se dejan llevar por el ritmo incesante de información, se infoxican sin saber si quiera lo que está sucediendo.

Aparecen términos como innovación educativa disruptiva para adaptarse al cambio producido en la sociedad y cómo las escuelas deben enfrentarse a él.

Actualmente el  conocimiento es ubicuo , se puede aprender en cualquier momento y en cualquier lugar. La tecnología nos facilita este camino y si no mirad como nos lo explica Francesc Pedró, especialista en políticas educativas de la UNESCO.

Nuestros alumnos son nativos digitales porque han nacido en la era digital pero necesitan ser enseñados para utilizar esa tecnología de otra manera diferente al mero entretenimiento y ahí es donde entran las escuelas como formadoras. Desde la UNESCO apuestan por más presencia tecnológica en el aula para afrontar ese futuro laboral dentro de la economía en que nos vemos inmersos. Quizá faltan docentes comprometidos con la tecnología como una herramienta necesaria en la eficacia actual del aprendizaje.
El cambio de enseñar/aprender que nos ofrece la tecnología es la clave para desarrollar una escuela de futuro, donde los dispositivos móviles formen parte de nuestro día a día. Y no sólo a nivel de escuela también para superar la brecha digital en la desigualdad social, incluyendo los aspectos culturales que menciona Pedró.

Una educación que soporte lo que van a encontrarse para adaptarse a su entorno se centra en las 4 C´s:

El desarrollo de la creatividad que viene reclamando la sociedad, el desarrollo del pensamiento crítico, de la colaboración y de la comunicación nos abren la puerta de esa nueva escuela que favorecerá aprendizajes más significativos, por ser aprendizajes reales, experienciales y personalizados a cada uno.

Todo ello llevará a ampliar el aula, a una apertura total, por ejemplo, como vemos aquí una auténtica comunidad o hub, al estilo de Google, donde andan a sus anchas las creatividad y la curiosidad por el aprendizaje, influenciados por la metodología Reggio Emilia.

Una escuela hecha a la medida de nuestros alumnos, de lo que necesitan aprender y ser, y de prepararles para el futuro que les viene.

Deje un comentario