Querido Kobe |
Portada » Deportes » Querido Kobe

Querido Kobe

Por Iván Trapero , 14 Abril, 2016

Querido Kobe:

Llevamos mucho tiempo sin vernos, concretamente 22 años, y por eso mismo he decidido escribirte hoy, un 14 de Abril demasiado personal para mí a todos los sentidos que puedas imaginarte.

Quería preguntarte, ¿al final no convenciste a tu cuerpo de que te dejara jugar por lo menos un año más?, seguro que tu cabeza tiene que estar más enfadada que tú, por ser el único partido que no ha podido ganar al maldito tiempo. Te mentiría si te dijese que me acuerdo de ti en “Lower Marion”, porque de ti me acuerdo directamente siendo para mí el que volvería a posicionar a los Lakers en lo más alto. También te mentiría si te dijese que soy de los Lakers por ti, y es que eso es por culpa de Magic y de un video de él, que vi siendo muy pequeño. Y no, tampoco eres mi inspiración como jugador de baloncesto, porque me fijaba en Rudy, aunque tu movimiento de balanceo de mano a mano, media vuelta, saco culo, fijo vista en la canasta, me vuelvo, me echo para atrás y saco un triple, me lo conozco de memoria, aunque eso tú ya lo sabes.

Quería decirte, que eres algo más personal que todo eso, ya no dentro de títulos, números y ránquines, para que tú me entiendas, eres el único que siempre sacas “un 3­­+1 a mi corazón“. Y es que no sabía que el baloncesto podía ser tan milimétrico, obsesivo e intenso, y tan perfeccionista. Y es verdad, no lo es. En ese mismo momento es cuando me di cuenta de que eras tú el que hacía que fuese así, porque veía a los demás y no era igual, a lo mejor sí, pero puede que no fuese igual yo y fueses tú el que despertase en mí ese desencadenante de sentimiento y emociones que no podía entender, y créeme que yo por el fútbol he sentido y mucho, pero es verte jugar…, y no sé, es como cuando ves a esa chica que te gusta tanto que es inevitable que se te dibuje esa sonrisa en la cara, y más adelante esa chica se convierte en tu verdadero amor.

[...me echo para atrás y saco un triple, me lo conozco de memoria, aunque eso tú ya lo sabes.]

[…me echo para atrás y saco un triple, me lo conozco de memoria, aunque eso tú ya lo sabes.]

 Espero que no sea tan traumática tu marcha como me la imagino, lo que me pregunto es como será para los demás, supongo que será igual que esa persona que siempre ves en el bus y se sienta en el mismo asiento día tras día, hasta que un día entras y aunque no la conozcas te percatas de que no está ahí donde siempre suele estar, y ya es un día raro. También me pregunto ¿qué vas a hacer ahora sin jugar profesionalmente al Baloncesto?, yo te aviso con antelación, vas a jugar tantos 1 contra 1 contra tu sombra, que la vas a cansar y te vas a quedar sin ella, así que cuídala.

Ves pensando que vas a hacer para soltar toda esa competitividad que tienes dentro de tu cuerpo, porque eso es una de las cosas que siempre me acordaré de ti, ese afán de ganar tan obsesivo y devastador que tienes, jamás se me olvidará. Tu mentalidad es un ejemplo para mí, como tu decías “La cosa más importante es intentar inspirar a la gente, para que puedan ser grandes en lo que quieran hacer”, desde que lo escuché me lo quise aplicar, quise ser mejor persona, quise ser mejor amigo, tu decías “Haré lo que haga falta para ganar partidos, ya sea sentarme en un banco agitando una tolla, dar agua a un compañero o lanzar el tiro ganador”, y esa humildad de querer asumir cualquier papel, sea el que sea siempre que conlleve el éxito común, dice mucho de ti, como “Un líder tiene éxito o fracasa con la progresión o no de sus compañeros”, y no hay más verdad que esa.

Mi familia y mis amigos son lo más importante, y por eso, me aplico lo que dijiste “Cuando obtienes el respecto de tus colegas es cuando realmente sabes que estás haciendo las cosas bien” para que estos digan “Cuando termine de jugar, quiero que la gente diga, lo manejó bien, mantuvo la calma“, y yo es lo que me quiero aplicar en mi vida, para que cuando concluya ésta, mis amigos lo digan. Porque las lecciones que me dejabas o lo que me impresionaba, era en el plano personal y no profesional, lo del basket se lo dejaba al resto, yo me quedaba con tu filosofía de vida y tu legado. Y créeme si te digo que cuando te veo jugar y la tienes tú, siento la misma seguridad que tenía cuando estaba al lado de mi abuelo, ten por seguro que confiaba más yo en ti, que tú mismo en ti, aunque no quiero discutir eso contigo porque como lo hagamos, seguro que me ganas y no sabré como jajaja.

Por último darte las gracias, por el espectáculo al que te dedicabas y el que nos dabas, y sobre todo gracias por dejarme parte de tu filosofía y de tu legado, gracias por calar en mí  más la gran persona que eres, y no el jugador que eres. Para mí, hoy se apaga la luz más bonita del Staples Center.

Nos vemos pronto, no sé cuándo ni cómo, pero nos veremos.

Un abrazo

Iván

 

PD: Nunca me convenció el cambio del 8 al 24, hasta hoy.

CLICK en imagen para ver vídeo

CLICK en imagen para ver vídeo

2 Respuestas a Querido Kobe

  1. Alberto Sebastian Martinez-Cava

    Alberto Sebastian Martinez-Cava Responder

    14 Abril, 2016 a las 7:01 pm

    !Grande¡

    • Alberto Sebastian Martinez-Cava

      Alberto Sebastian Martinez-Cava Responder

      14 Abril, 2016 a las 7:01 pm

      ¡! *

Deje un comentario