¿Qué ha ocurrido en Ucrania? |
Portada » Social » ¿Qué ha ocurrido en Ucrania?

¿Qué ha ocurrido en Ucrania?

Por Natalia Méndez , 27 Febrero, 2014

Alexander Koerner

Ucrania (país con una historia como nación de tan solo 22 años) ha vivido una contienda armada que pondrá a prueba su capacidad para construir una Ucrania unida, ya que solo podrá aguantar si se convierte en un Estado democrático que respete las diferencias y distintas identidades que lo forman.

Víktor Yanukóvich, presidente Ucraniano desde 2010 hasta el pasado sábado, se enfrentó a una de las más deshonrosas etapas de su mandato; la forma de afrontarlo ha acabado con decenas de vidas. La negativa del el 21 de noviembre de 2013 de asociación con la Unión Europea para poder mantener relaciones privilegiadas con Rusia fue la chispa que faltaba para que la población ucraniana estallase. Y lo hizo el día 24 del mismo mes en una gran manifestación en Kiev.

Las protestas reclamando que el presidente reconsiderase su decisión o su permanencia en el poder empezaron el 1 de diciembre de 2013, pero ante la crueldad ocasional, o habitual según con quien se hable, propició la aparición entre los manifestantes de los conocidos “grupos de autodefensa”, partidarios de la acción y la protesta violenta. Desde entonces se bloqueó el Parlamento, aumentaron las manifestaciones en las calles ucranianas y se radicalizaron las protestas ante las restrictivas leyes aprobadas contra la libertad de concentración y expresión.

Sergey DolzhenkoEste levantamiento ha tomado la Plaza de la Independencia de Kiev como base y se ha dado a conocer como Euromaidán. Donde algunos, generalmente del Gobierno de Yanukóvich, ven minorías radicales otros ven una revolución secundada por pequeños y medianos empresarios que temen los “saqueos”, perder sus empresas y patrimonios; nacionalistas y patriotas ucranianos; liberales; antiliberales… Los veteranos de las tropas soviéticas que combatieron en Afganistán, conocidos también como “los afganos”, se han perfilado como uno de los grupos más interesantes en el conglomerado social de esta revuelta. No es la primera vez que intervienen en movimientos sociales, pues ya lo hicieron en las manifestaciones de 2004, pero entonces no estaban tan bien organizados como ahora. Consideran que su tarea se centra en limar y evitar situaciones de tensión y provocaciones desde sus tres sedes dispuestas en distintos sitios de la Plaza y sus patrullas nocturnas. Pero también tienen una misión moral clara: << En la actualidad estamos unidos con el único fin de echar del poder al presidente y al grupo que ha llevado al país al borde de la guerra civil>> afirmaba uno de los integrantes. En vísperas de la Conferencia de Seguridad quedó más patente aun si cabía que los ucranianos quieren resolver sus problemas por sí mismo; son reacios a la involucración de los extranjeros, ya se llamen EEUU, UE u OSCE, y es lo más sensato que oiremos en años, ya que quieren deshacerse de una serie de corruptos, no cambiarlos por otros.

La idea reinante en la plaza del Euromaidán, y supuesto detonante de muchas disputas, es que no veían gobernanza de Víktor Yanukóvich, sino a un títere de Putin. Pero no luchan solo contra su presidente, las miras son ahora mucho más altas, y es que en esta crisis hay demasiados actores: la oposición ucraniana, diplomáticos, políticos extranjeros, representantes e interesados de la UE y los EEUU, y toda la sociedad ucraniana.

El 2 de febrero comenzó una amnistía con una duración de 15 días, en ella los mandatarios buscarían soluciones y los manifestantes debían desalojar los edificios oficiales ocupados, pero ni los líderes de opinión ni los manifestantes aceptaron estas condiciones ante la falta de credibilidad del Gobierno. Mientras que esta “amnistía” estaba en pie algunos políticos y ex-ministros afirmaban que los agentes actuales del Ministerio de Interior reciben 3.000$ por cada revolucionario capturado, llegando incluso a detenerles en los hospitales (caso de Serguéi Bulátov, entre otros).

Esta crisis social ha derivado en una crisis de índole política, aunque el apoyo e involucración de la oposición hacen pensar que el inicio de esta crisis social fue la crisis política interna. El 4 de febrero se intentó cambiar la constitución, considerada de corte presidencialista y que data de 2010 (ya que la de 2004, a la que la mayoría de ucranianos quiere volver, fue derogada de forma ilegal). Para conseguir algún cambio constitucional es necesaria una mayoría parlamentaria, difícil de conseguir con precedentes como la Ley de Amnistía de los activistas del Euromaidán, donde Yanukóvich impidió a unos 50 diputados del PR que votasen. El resumen de todo esto esto fue un Gobierno y una oposición en el Parlamento sin ponerse de acuerdo; miles de manifestantes en Kiev, miles de heridos, decenas de muertos y una economía cada vez más deteriorada.

Dos semanas después del aviso de la UE con represalias al gobierno ucraniano si seguía con  la violencia ante sus manifestantes, el Parlamento Europeo “actuó”: prohibiciones de viajar;  y congelación de bienes y propiedades de funcionarios, legisladores y patrocinadores son las medidas más destacadas.Vasily Fedosenko

El rechazo al soberanismo ruso en Ucrania no es algo de dos días, como demostró la entrevista publicada a Andréi Tarasenko (líder de El Tridente de Stepán Bandera) con afirmaciones como <<en el Occidente del país [Ucrania] la gente habla en ucraniano desde su nacimiento, mientras en el Este, el pasarse al ucraniano es una declaración de principios. La tarea de todo nacionalista es crear un entorno ucraniano a su alrededor>>. También quiso dejar claro que los ucranianos no luchan por unirse a la UE, por europeizarse o por distintas motivaciones que se han publicado por diversos países, sino que lo que quieren es liberarse y librarse de Víktor Yanukóvich, <<todo lo demás es secundario>> sentenció.

Los peores días de esta confrontación se vivieron entre el 18 y el 20 de febrero, momentos en los que más de 25 personas perdieron la vida luchando contra carros de combate enviados por el Gobierno que cercaban la plaza. Los servicios de Metro del centro de la ciudad y las carreteras fueron suspendidos buscando el aislamiento de los manifestantes y que aumentasen sus ayudas y número. Mientras, el miércoles 19 Defensa permitía la intervención del ejército bajo el nombre de “operación contraterrorista”; comunicando que de acuerdo con el artículo 5 de la ley “sobre la lucha contra el terrorismo”, tanto el ministerio como sus órganos de dirección y unidades militares pueden ejercer diversas funciones de custodia de instalaciones estratégicas, polvorines y arsenales. El ministerio informa además que, de acuerdo con la citada ley, las Fuerzas Armadas tienen derecho a utilizar las armas, detener a infractores de la ley y entregarlos a los órganos del orden público.

El fin ya estaba cerca: el 20 varios diputados del PR anunciaban su salida del partido y el 22 Yanukóvich fue destituido y huyó. Actualmente está en paradero desconocido y en busca y captura. El 24 de febrero los activistas aseguraron que seguirían en la plaza de forma pacífica, por inseguridad ante sus gobernantes y hasta que no se confirmase el giro pro-europeo. Pero ante esta afirmación otra alerta suena, y es que el país está dividido entre pro-europeos y los que no lo son, se teme una rotura del país

Una respuesta para ¿Qué ha ocurrido en Ucrania?

  1. LETRA Responder

    27 Febrero, 2014 a las 10:33 pm

    “Nacionalistas y patriotas ucranianos”. Qué vergüenza. Anda lee ésto http://jsmutxamel.blogspot.com.es/2014/02/ucrania-la-gran-mentira-de-euromaidan-y.html?m=1 que hay que saber de los que se habla antes de escribir.

Deje un comentario