¿Qué gónadas es un “relator”? |
Portada » Columnistas » ¿Qué gónadas es un “relator”?

¿Qué gónadas es un “relator”?

Por Francisco Collado , 8 febrero, 2019

 

Pedro Sánchez, El Magnífico, nos va a traer un “relator” Mi sobrinote, que anda siempre al acecho mediático me aviso con gritos: ¡Van a traer un “velociraptor”¡ Pero no. La realidad es aún peor que si de un ejemplar jurásico se tratara ¿Qué gónadas es un relator? Así a primera vista da la sensación de un cantamañanas cuyo oficio es inmiscuirse en asuntos que no le conciernen a golpe de dinero público (esto no lo explican en las noticias) Un avispado que obtiene beneficios de mediar en conflictos y subterfugios varios. Cabría preguntarse en que clase de conflictos se necesita su augusta presencia. Supongamos que un grupo terrorista anda a lo suyo en algún país. Para eso no se necesita ningún relator. Es un asunto de la ley y policial. Es obvio que por mucha excusa política con que se pretendieran camuflar las actividades nocivas, la presencia de estos personajes no haría otra cosa que intentar legitimar la violencia y el delito. Añadamos otro supuesto. El relator viene a mediar en un asunto donde los ejecutantes han sido jugados y condenados por comisión de delitos recogidos en el código penal.  Tampoco tiene mucho sentido su presencia en estos menesteres. Al relator no le han explicado la idiosincrasia del pueblo hispano. Un lugar donde los dos gañanes de Goya, enterrados por las piernas; se lían a garrotazos sin conocimiento, ni causa. Lo más probable es que el relator que asome sus narices, se lleve algún estacazo para casa. La función del “relator” es organizar y apuntar. Un sucedáneo de las “taquimecas” de toda la vida, pero cobrando del erario público. Al final  va a resultar que el “relator” de Sánchez, El Magnífico, es en realidad un “terminator”. Es decir, un fulano que viene del futuro para arreglar el pasado, para que suceda el futuro, sin que se escogorcie el pasado, o tal que así. Pues eso

 

 

Deje un comentario