PROPUESTAS SENCILLAS PARA PRÓXIMAS ELECCIONES |
Portada » Social » PROPUESTAS SENCILLAS PARA PRÓXIMAS ELECCIONES

PROPUESTAS SENCILLAS PARA PRÓXIMAS ELECCIONES

Por Agustín Ramírez , 7 abril, 2015

Tras las elecciones andaluzas, las fuerzas con propuestas de izquierda –unos así se llaman y otros así no quieren definirse- suman casi 600.000 votos, mientras que desde el centro izquierda a la extrema derecha los votos conseguidos suman 3.000.000 votos. Pregunta ¿y ahora qué?

Pues mi respuesta, extrapolando las elecciones andaluzas a las próximas municipales, autonómicas y nacionales es que YA BASTA de discursos huecos, de palabras vacías y de brindis al sol. Se necesitan propuestas concretas, claras y posibles para dar solución a los problemas reales, nada de brindis al sol ni de discursos que pasados por la licuadora no sacan jugo alguno porque no contienen ninguna idea, ni propósito ni intención.

Ahora que estamos en el período vacacional de Semana Santa, leemos que en la Comunidad de Madrid, siguiendo su insolidaria costumbre, los comedores escolares permanecen cerrados en estas fechas imposibilitando que los niños de familias sin recursos puedan tener una comida sustanciosa al día; y por refrescar la información, ya a nivel nacional, recordar que 2.500.329 niños viven en hogares con ingresos bajo el umbral de pobreza relativa, cifra que equivale al 29,99% de nuestra población infantil, según datos de Eurostat; esta cifra hay que leerla junto con la que indica que 768.800 hogares en España carecen de recurso económico alguno. Ante esta realidad no bastan las palabras, solo queda aplicar SOLUCIONES.

Según el Ministerio de Empleo la tasa de cobertura de desempleo ha bajado al 57,88%, la más baja de la última década, gracias a la reforma laboral de 2013, esa que iba a posibilitar un crecimiento del empleo pero que ocultaba dos cosas: una que el empleo no solo sería de menor calidad sino que, además, sería con un salario tan bajo que familias hay que ni trabajando pueden llegar a fin de mes y, otra, que la cobertura de desempleo se iría reduciendo como se demuestra en el porcentaje de inicio del párrafo. Ante esta realidad no bastan las palabras, solo queda aplicar SOLUCIONES.

Otro punto negro en la realidad de España es que no se ha hecho nada y se sigue permitiendo el desahucio de familias, la posesión de la propiedad al banco y mientras los pisos se quedan vacíos, las familias, las personas, se quedan en la calle. Ante esta realidad no bastan las palabras, solo queda aplicar SOLUCIONES.

Y frente a la idea de que no hay dinero para todo –aunque me asombra con que celeridad se consiguen los miles de millones de euros para el rescate del sector financiero y ¿cuando lo devolverán?-, algunas humildes y sencillas propuestas, a modo de ejemplo y de fácil y rápida aplicación, si hay voluntad política:

  • ¿Es decente que ante situaciones como las descritas, y otras más, puede haber comunidades autónomas que posibiliten la eliminación –o la reducción a un tipo simbólico- del Impuesto de Patrimonio o del Impuesto de Sucesiones?
  • ¿Es decente que haya 34 diputados del PP, 25 del PSOE, 1 de CiU, 1 de CC y 1 de UPyD que cobren una dieta mensual de 1.823 euros por haber sido electos en provincias fuera de Madrid pero que en Madrid tienen una o más propiedades inmobiliarias?
  • ¿Es decente que con los niveles de corrupción conocidos, todavía se pague en la Administración Pública o en los organismos que se alimentan de dinero público, dietas sin justificación alguna? ¿será casualidad que las dietas no tienen retención de IRPF y que sería muy laborioso el pago de dietas, solo contra justificación de gasto? Mal ejemplo están ustedes dando a la ciudadanía.
  • ¿Es decente que se calcule la existencia de unos 20.000 asesores personales en la Administración Pública a un promedio salarial –calculando a la baja- de 40.000 euros anuales y que, además, no exista la obligatoriedad de un registro público para conocer exactamente este despilfarro? Y recordar quiero que el cargo de asesor solo necesita la voluntad del contratante, el contratado no requiere ningún tipo de cualificación determinada, solo la que el contratante decida ya que la fidelidad no solo se da por supuesta, más bien es imprescindible.

Una última reflexión: si el gobierno dice que la economía va mejor y los problemas descritos siguen existiendo, ¿no será que la España del gobierno no es nuestra España, no es la de los ciudadanos?

Deje un comentario