Portada » Mujer » Belleza » La primera causa de las arrugas no es la edad, sino el sol

La primera causa de las arrugas no es la edad, sino el sol

Por Luis Duato , 21 abril, 2020

el sol y las arrugas

Tener arrugas es una pesadilla para cualquier mujer. Muchas se someten a dolorosos tratamientos y cirugías para tratar de erradicarlas por completo.

Pero, ¿sabías que las arrugas no vienen solamente con la edad?

Así es. El efecto del sol en la piel a largo plazo puede provocar daños celulares si no se usa protección, penetrar en las capas más internas de la dermis y acentuar la salida de arrugas así como acelerar los signos del envejecimiento.

Efectos del sol en la piel

El sol aporta vitamina D y nutrientes que son necesarios para la vida. Además, nos da energía para comenzar el día y activa nuestro sistema inmune. Sin embargo, exponerse al sol de forma constante y prolongada puede tener efectos negativos.

Los rayos del sol son responsables de lo que se llama dermatoheliosis o envejecimiento de la piel.

Esta es la razón número uno de la aparición de arrugas en la piel. La exposición frecuente al sol hace que los rayos penetren hasta la capa más profunda de la piel, la epidermis. Esto contribuye a la deshidratación de la misma y la aparición de pequeñas líneas o grietas como si de un desierto se tratara.

Los efectos del sol son acumulativos y empeoran con el paso de los años. El bronceado de hoy será la arruga del mañana. Existen factores que incrementan la posibilidad de desarrollar dermatoheliosis. Por ejemplo, las actividades recreativas, trabajar en el campo o los deportes al aire libre.

Cómo protegerte de los efectos del sol en la piel

  • Usa cremas antiarrugas. La piel con arrugas, por lo general, es una piel seca y áspera. Por ello, necesitas hidratarla para que recupere su firmeza. Sin embargo, no todas valen; hay algunas cremas antiarrugas que son mejores que otras por su composición a base de ingredientes activos específicos como la baba de caracol o el ácido hialurónico. Además, son hidratantes y contribuyen a disminuir las líneas de expresión y mejorar la apariencia de la piel. La eficacia de estos productos dependerá de la frecuencia con que se usen, los ingredientes y el tipo de piel.
  • Usa productos que incluyan protector solar. Elige productos para el cuidado de la piel con un FPS de 30 o más incluido. Además, utiliza productos que bloqueen los rayos UVA y UVB. Antes de exponerte al sol aplica una capa gruesa de protector solar especialmente en el rostro, cuello y manos. Después de 2 horas repite el procedimiento en especial si transpiras mucho o estás nadando.
  • Cremas humectantes. Estas cremas contribuyen a atrapar el agua en la piel. Funcionan como una barrera que impide a los rayos del sol penetrar en la piel. Claro, esto es temporal y no funcionará a menos que lo hagas de forma constante y acompañado de las recomendaciones anteriores.
  • Bebe mucha agua. Por supuesto no hay nada mejor para hidratarnos que beber suficiente agua. La hidratación puede dar volumen a la piel y hacer que las arrugas sean menos visibles además de disimular las ojeras. Los expertos recomiendan 8 vasos de agua al día lo que es igual a 2 litros. Siempre lleva contigo una botella de agua y no esperes a tener sed para consumirla.
  • Di no al tabaco. Fumar contribuye a estrechar los vasos sanguíneos en las capas mas superficiales de la piel. Como resultado de esto, se daña la elastina y el colágeno, fibras que contribuyen a mantener la piel firme y elástica. Así la piel comienza a tornarse débil y aparecen las arrugas. Si has fumado por muchos años aún puedes mejorar el aspecto de las arrugas, si dejas de fumar y aplicas estas recomendaciones.

Para lucir una piel firme y joven no siempre es necesario llegar a tratamientos extremos.

En muchos casos, es suficiente con evitar la exposición frecuente al sol, usar cremas hidratantes, dejar los vicios y consumir mucha agua.

Deje un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.