Por qué este señor va con los alemanes |
Portada » Marcas y Empresas » Por qué este señor va con los alemanes

Por qué este señor va con los alemanes

Por Juliano Oscar Ortiz , 1 Agosto, 2014

Dijo Alphonse de Lamartine, “la casualidad nos da casi siempre lo que nunca se nos hubiere ocurrido pedir”, y esto viene a cuento al preparar un artículo referido a la marca Argentina y toparme con el artículo aparecido en el diario El País de España “Por qué íbamos con Alemania”, escrito por Ramón Muñoz. En esta columna el periodista trata de analizar el porqué de que el 70% de los españoles festejaran el triunfo alemán en detrimento de Argentina. Deduce que la principal razón no haya sido un amor por el equipo teutón, más bien un odio a los argentinos, que cree recíproco.

Como he dicho preparaba mi columna y la dejé porque me pareció que la opinión de Muñoz, era muy desubicada y lejana a la realidad, y que en algún punto tocaba el concepto de Argentina como identidad e imagen hacia el mundo. Podemos acordar que la marca Argentina tiene en el mundo un sesgo que representa un aire de suficiencia, de soberbia y sobre exposición que viene de esa parte porteña que, (hija de italianos y españoles en su mayoría) no deja de ser una mirada humorística y socarrona que no simboliza el país en su totalidad. Argentina es mucho más que eso, es una nación que escondida en un rincón geográfico, ha sabido ser parte importante del mundo, para bien y  para mal. Es el país en el que nacieron y se forjaron Borges, Favaloro, Leloir, y el primer papa no europeo, Francisco. Es el que acogió y recibe a españoles, italianos, alemanes, chinos, etc. dándoles su lugar en el mundo. Es el que sufre crisis económicas y sirve para estudio de economistas y sociólogos. Es el que no hace frente a sus deudas financieras y sufre un gobierno corrupto. Es el de Maradona, Messi y Di Stefano, el del tango. Es el más europeo de Latinoamérica.

Volviendo a la nota de Muñoz, hace una suerte de defensa (con defensores así mejor no ir a juicio) para explicar esta supuesta animosidad, para terminar con “Y si los argentinos no son tan ególatras, si su fútbol no es tan mezquino y hasta hablan bien… ¿Por qué cuando marcó Götze yo también grité enfebrecido: “Goooool”?” como si su velada xenofobia fuera propiedad de todos los españoles. Estoy convencido que la mayoría de los españoles esperó y deseó una victoria argentina, pero más allá de eso, su sentimiento hacia nosotros es de cariño y armonía. En lo personal, me unen no solo lazos de sangre con España, sino una admiración profunda por su cultura y su gente. Disfruto mirando por televisión varios programas de altísima calidad y leo a muchos de los profesionales que me enseñan a ser mejor. En mi ámbito nunca escuché a un argentino en Buenos Aires o cualquier otro punto de mi país profesar odio a un español.

Leyendo los comentarios al artículo, veo con satisfacción que la gran mayoría de los españoles coinciden con mi opinión y que lo del sr. Muñoz  no es otra cosa que un comentario de bar trasnochado de un madrilista embroncado con Messi y su amor culé. Si quiso crear polémica lo hizo sin duda, si por el contrario quiere demostrar su talento periodístico y literario, quedó en posición adelantada. Fuera de juego Ramón y Auf Wiedersehen.

 

2 Respuestas a Por qué este señor va con los alemanes

  1. GOYO Responder

    2 Agosto, 2014 a las 11:16 am

    A mí lo que me sorprende del artículo es el siguiente párrafo: “Disfruto mirando por televisión varios programas de altísima calidad” -¿? No sé que televisión mira, pero salvo algún documental, la televisión en España se caracteriza por su baja y deficiente calidad educativa. El 90% -quizá me quede corto- de los programas se han adherido a la fórmula reality show y rivalizan para ver cual es el que primero llega al bono basura…

  2. Juliano Ortiz Responder

    4 Agosto, 2014 a las 4:50 pm

    Goyo, en primer lugar gracias por tu comentario. En lo que concierne al mismo en sí, quizás no te sorprenderías si vieras la Tv argentina. Veo varios programas que me parecen muy buenos y que ojalá existieran en mi país. Saber y ganar, Españoles por el mundo, Gran Reserva, Aguila Roja, el programa de Eduard Punset, y muchos documentales son ejemplos de que la televisión puede aportar entretenimiento y cultura. Un saludo grande!

Deje un comentario