Portada » Columnistas » México duerme » #OrgullosamenteFifi

#OrgullosamenteFifi

Por Trixia Valle , 24 mayo, 2019

En México, el gobierno actual se le comenzó a llamar «fifis o prensa fifi» a aquellos quienes han robado al país y que tienen una buena posición económica… el problema viene, cuando ahora, se ha «masificado» el término y a cualquier persona que le vaya bien en México, se le llama FIFI. Esta denominación despectiva a un grupo de corrupción, se ha vuelto una etiqueta común para cualquier que pase de la clase media en adelante…

La división social en México está en pleno furor, y así, ante la cantidad de ataques y desprestigios entre niveles socioeconómicos, he pensado mucho en estos meses sobre lo que es ser FIFI y he llegado a la conclusión de que soy #OrgullosamenteFifi.

Soy orgullosamente FIFI porque tuve la oportunidad de estudiar y aproveché cada día en la escuela para aprender inglés y a razonar y así ampliar mis horizontes.

Soy orgullosamente FIFI porque cuando tenia 16 años en mi casa hubo una crisis económica y me puse a trabajar vendiendo celulares, probándome a mi misma que todo se puede lograr con esfuerzo.

Soy orgullosamente FIFI porque cuando tuve un accidente automovilístico en el que casi pierdo la vida, me logré recuperar y aprendí a valorar mi vida para echarle mas ganas.

Soy orgullosamente FIFI porque cuando tuve que dejar la carrera de diseño, a raíz del accidente, me puse a trabajar en 3com y sin coche ni dinero, me iba a 15 km de mi casa a los 19 años y supe enfrentar la adversidad.

Soy orgullosamente FIFI porque ahorre para comprar un coche y a los 20 años lo logré.

Soy orgullosamente FIFI porque logré ir subiendo de puestos y a los 23 años fui gerente regional en HP para una línea de productos y aprendí que el cielo es el límite y tú puedes llegar con tus sueños hasta donde lo decidas.

Soy orgullosamente FIFI porque cuando todos se burlaban de mi, cuando dije que publicaría un libro, seguí persiguiendo mi sueño hasta lograrlo y a los 27 años publiqué “la vida en el reventón”, que se convirtió con Promexa-patria Cultural en un best seller.

Soy orgullosamente FIFI porque a los 33 años quise luchar por los derechos de las niñas y de las mujeres y gane el premio nacional de cuento con “Mila: relato de una mujer chiapaneca”.

Soy orgullosamente FIFI porque cuando me divorcié a los 34 años reconstruí mi vida, volví al trabajo en Fundación en Movimiento que me dio la oportunidad y dirigí 8 años la organización haciéndola crecer 3000% e impactando a más de 3 millones de personas en la prevención del bullying.

Soy orgullosamente FIFI porque he logrado nunca dejarme vencer y seguir adelante a pesar de la adversidad.

Soy orgullosamente FIFI porque pago mis impuestos, trabajo arduamente y quiero ayudar siempre al necesitado, y los puedo ayudar porque trabajo para ello.

Soy orgullosamente FIFI porque sigo creyendo en mi país, un país de gente buena, honesta, honrada y trabajadora que siempre tiene una sonrisa y gratitud.

Soy orgullosamente FIFI porque nunca he vivido del sistema, ni lo haré jamás.

Yo Soy orgullosamente FIFI porque si serlo es trabajar, estudiar y luchar por tus sueños, yo lo seguiré haciendo hasta el final de mis días.

Y mientras el país se divide, México duerme…







Deje un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.