Nuestras queridas mascotas |
Portada » Galería » Nuestras queridas mascotas

Nuestras queridas mascotas

Por Anna Genovés , 6 Febrero, 2014

 

El día que me dijeron que los perros se parecían a sus dueños, paseaba por la playa y vi a un caballero con un buldog. Los miré y me entró la risa floja: eran iguales.

Bromas aparte, las mascotas pueden llegar sin avisar, o bien, somos nosotros quienes las buscamos. El mero hecho de abrir las puertas de tu casa a un animalito puede cambiar nuestras vidas radicalmente y conllevar una responsabilidad. Sea como fuere, ellas saben recompensarnos. Tienen la capacidad de animarnos cuando lo necesitamos. Suelen comprendernos mejor que nadie y se convierten un miembro más de la familia al que mimas, cuidas, paseas, amas y compras todo lo que necesita.

Tener un animal de compañía nos hace menos egoístas y nos enseña a dar lo mejor de nosotros. Por otro lado, a ellos, no les importa nuestra economía ni nuestros defectos; sólo nos piden cariño. En realidad, tener una mascota es un chollo.

Si la familia que adopta un animal doméstico tiene hijos, puede ser muy positivo. Además de hacerles compañía, les inculca ciertos compromisos. ¡Ojo al elegirlos! Cuanto más exóticos sean más cuidado requieren, y los peques, no siempre recuerdan sus necesidades. Además, pueden trasmitir ciertas enfermedades. Los expertos, siempre se decantan por los canes o los gatos. Se dice que el perro es el mejor amigo del hombre, ¡por algo será!

En la actualidad, se está tomando mayor conciencia de lo importantes que son en nuestras vidas. Cada día, es más frecuente encontrar espacios dedicados a ellos: guarderías, servicios de acicalamiento, clínicas y hospitales, ferias, exposiciones, concursos, asociaciones para su defensa y protección, lugares públicos de esparcimiento…

En estos últimos, nuestros animales domésticos, pueden retozar sin bozales o correas y hacer sus necesidades como si estuvieran en el campo; aunque por lo general, estos espacios, quedan restringidos a los lebreles. Tampoco hay que olvidar, que no todos los dueños son tan pulcros o están concienciados para su uso.

Sin embargo, no siempre la vida es de color de rosa para nuestros fieles compañeros. En algunas ocasiones, priva el capricho, y pasado un tiempo, se abandonan. Las asociaciones de protección de animales, han dado la voz de alarma al respecto; son muchos los animalitos abandonados y con secuelas de malos tratos, que a diario aparecen en nuestras vidas. Recordemos que el desamparo de cualquier animal en la vía pública puede provocar graves accidentes de tráfico.

Y digo yo, ¿es un antojo? Pues cómprate un bichito mecánico de esos tan monos. Deja a los que tienen vida, en paz. A veces, se comportan como verdaderos héroes. Se me ha puesto la carne de gallina cuando en el informativo han salido unos canes con unas heridas terribles, como si hubieran pasado una temporada en Guantánamo. La tortura, es algo aterrador que ningún ser vivo debería sufrir.

No lo quieres, no lo compres. No lo aceptes cuando te lo regalen. Si lo tomas, comprométete. Cuídalo como si en ello te fuera la vida. A nadie le agrada que lo abandonen; a ellos, tampoco. ¡Qué fácil es aprovecharse de los débiles!

Mis consejos

Si te has decido por un cachorro de perro, al principio echará de menos a su madre; puedes ponerle una bolsa de agua caliente envuelta en una toalla o cojines para que se sienta mejor.

Si has elegido un gatito, recuerda que debes ponerle una cesta de mimbre para que no se afile las uñas en los muebles.

Las mascotas…

“Un país, una civilización se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales”.

MAHATMA GANDHI 

(1869-1948) Político y pensador indio.

 

 

2 Respuestas a Nuestras queridas mascotas

  1. Pingback: El perro labrador |

  2. Sofía Responder

    13 Febrero, 2014 a las 8:43 am

    Ellos nos lo dan todo sin pedir nada a cambio, a veces son mejor q las personas…

Deje un comentario