Nuestra vida se ha convertido en un álbum de fotos |
Portada » La Red » Nuestra vida se ha convertido en un álbum de fotos

Nuestra vida se ha convertido en un álbum de fotos

Por Ana Domínguez , 20 mayo, 2014

¿Qué tienen en común redes sociales como Pinterest, Instagram o Foursquare? Exacto, la fotografía. Las fotos son el pilar común que comparten estas ‘apps’ y que millones de usuarios alrededor del mundo tienen instaladas en sus dispositivos móviles.  Pero, ¿por qué las fotos han revolucionado nuestra manera de observar el mundo? Quizá porque nos hemos cansado de leer incluso los escuetos ciento cuarenta  caracteres de Twitter; quizá porque nos es más fácil y creativo compartir nuestra vida con los demás a través de una sola instantánea; o quizá porque es la manera más fiel de plasmar nuestra visión de la vida.

Nos hemos convertido en una sociedad a la que le encanta compartir cada actividad que realizamos. Un viaje, una comida con amigos, una escapada al campo, el último plato de pasta que cocinamos… todo, absolutamente todo es apto para publicar y compartir. Sin olvidarnos de las etiquetas, porque si compartimos una foto no lo hacemos sólo por “amor al arte”, no, queremos reconocimiento y cuantos más “me gusta” tengamos, mejor que mejor. Sino, nuestra hazaña no habrá valido la pena.

Pero estas redes sociales no sólo nos sirven para lanzar al mundo pequeñas cápsulas de nuestro día a día, sino que también se han convertido en un gigantesco escaparate para celebrities y empresas. Porque si hay otra característica que tienen en común estas ‘apps’ es que triunfan, sobre todo, entre las mujeres.

¿Y por qué? Porque el mundo de la moda, la gastronomía, los viajes y el ocio son los temas estrella que arrasan en Pinterest, Instagram y Foursquare. Las empresas han encontrado en estas redes sociales un gran aliado para acercarse al cliente de una forma más directa y estrecha. Son la ventana a través de la que cualquiera, en cualquier lugar del mundo, puede asomarse y ver qué hay dentro.

Pero cada una de estas redes ofrece al usuario una función propia. Así por ejemplo, Foursquare lidera en geolocalización web, de forma que los usuarios pueden  indicar a sus seguidores en qué lugar del planeta están. Pinterest facilita a los usuarios “pinear” y decirle al mundo qué es lo que vieron en Internet y les ha gustado. E Instagram, que incluye varias opciones para editar fotografías a través de sus particulares filtros dando un resultado muy parecido a las cámaras Kodak Instamatic de los años 60.

Pero no todo es glamour y estilo en estas redes sociales, todos tenemos ese amigo que no encuadra la foto y la sube aunque esté borrosa, que comparte una foto que carece de interés y no aporta nada, o que sube 20 fotos de golpe y, todas ellas, prácticamente iguales. Todos tenemos ese amigo al que… ¡nos gustaría quitarle la cámara de fotos de las manos!

Deje un comentario