No fue la mejor de las finales |
Portada » Deportes » No fue la mejor de las finales

No fue la mejor de las finales

Por Albert Bellera , 18 Abril, 2014
Bale celebra su gol en Mestalla.

Bale celebra su gol en Mestalla.

 

Ayer día 16 de abril se disputó la final de la Copa del Rey entre F.C Barcelona y Real Madrid, una final marcada por las bajas en ambos equipos, sobretodo por la de Cristiano Ronaldo. Evidentemente el partido tenía todo el prestigio que merece un encuentro de estas dimensiones, aunque la tensión no era la misma que en campañas anteriores, el ambiente actualmente está más calmado entre las dos instituciones.

El resultado final de 1-2 a favor del Madrid refleja la igualdad que hubo entre los dos equipos a lo largo de los 90 minutos, dicho esto, no fue un partido competido con la intensidad que se esperaba por parte de ninguno de los dos conjuntos. El Barça dio una sensación de inseguridad muy preocupante durante todo el encuentro, cuando el conjunto blanco recuperaba el balón y lanzaba el contraataque se podía oler el peligro, además, el desorden en la defensa blaugrana era notable cada vez que se producía una pérdida de pelota como consecuencia de un error no forzado. Los de Tata Martino estuvieron lentos y previsibles en la salida del balón, consiguieron dominar la posesión, pero no traducirla en ocasiones de gol. Una y otra vez se pudo ver esa escena que tantas veces hemos visto esta temporada, los jugadores del Barça encerrando a todo el equipo contrario en su propia área, haciendo circular el balón de un lado a otro, pero sin conseguir penetrar en la línea defensiva rival. El juego lento y temeroso del Barcelona es consecuencia de la inseguridad que el equipo siente que tiene en su línea defensiva, las bajas en la portería y en el eje de la defensa han pesado demasiado los últimos encuentros y ayer no fue una excepción.

Por su parte el Real Madrid completó un partido tan sólido atrás como impreciso en el apartado ofensivo del juego. Carlo Ancelotti propuso un esquema para discutirle la posesión y el liderazgo del juego al Barcelona, con un trivote en el centro del campo formado por Isco, Modric y Xabi Alonso. Los primeros minutos de partido el conjunto blanco trató de robarle la posesión al Barça, pero enseguida cerró filas atrás y terminó esperando al conjunto catalán para robarle la pelota y salir a la contra. Algo que sí supo ver Ancelotti fueron las debilidades de la mermada línea defensiva del Barça cuando tenía que sacar el esférico jugado desde atrás, por este motivo vimos a un Real Madrid ejerciendo un presión muy alta que exigió mucho a los defensas del F.C Barcelona.

Finalmente el Barça notó más las ausencias de Piqué y Víctor Valdés que el Madrid la de Cristiano Ronaldo. Di María inauguró el Marcador, tras un contraataque de 3 toques entró en el área trazando una diagonal hacia su perfil izquierdo y batió a Pinto, que pudo hacer algo más, con un disparo raso y cruzado. No fue hasta el minuto 68 de partido cuando Marc Bartra cabeceó de manera magistral un centro de Xavi, y mandó el balón cerca de la escuadra del palo derecho de la portería de Iker que nada pudo hacer. A falta de 5 minutos para el final, otro contragolpe del Real Madrid, esta vez protagonizado por Gareth Bale, que tras una galopada desde su propio campo batió a José Manuel Pinto por debajo de las piernas. Cuando el partido ya parecía dictado para sentencia, apareció Neymar Jr. y lanzó un derechazo al palo que silenció a todos los aficionados del Real Madrid que asistieron al encuentro de manera instantánea.

Tras el pitido final el Barça prácticamente perdió toda opción a ganar otro título este año. Por su parte el Real Madrid se hizo con el primer trofeo de la temporada 2013-2014, pero si no mejoran la puesta en escena en los partidos importantes que restan, podría ser también el último.

Deje un comentario