No basta con ser el Campeón. |
Portada » Deportes » No basta con ser el Campeón.

No basta con ser el Campeón.

Por Iván Trapero , 26 agosto, 2014

Rayo AtleticoEl primer partido de Liga, se daba fuera del templo colchonero, pero tampoco muy lejos ya que sería contra el Rayo, en Vallecas. Primer partido de la Temporada 2014-2015, y primer partido que no estaría en el banquillo Simeone. Esta vez no tendría novedades el once del Cholo, ya que sería el once del “Mono”. El esquema sería esta vez de un 4-4-2 dejando un sitio en la punta al mexicano Jiménez, Ansaldi en el lateral izquierdo, y formando la línea de medios Gabi, Griezmann, M.Suárez y un vallecano, Koke .

El partido comenzó, y desde el primer momento los colchoneros salieron en tromba hacia la meta vallecana, pero con lo que no contaban, era con la intensidad que saldrían los de Paco Jémez, que no les dejarían sobrellevar el partido en ningún momento y les jugarían constantemente de tú a tú. Las acometidas se sucedían por parte de ambos clubs, y la intensidad era constante, lo que llevaría a las tablas en el primer tiempo.

La segunda parte, comenzaría por parte del Rayo de la misma manera, muy intenso y físico, no dejaría de respirar a los atléticos, esta vez queriendo llevar el la manija del juego. Por otra parte los colchoneros bajarían el ritmo, el desgaste de la Supercopa se hacía de notar, y donde más se sufría era en la delantera, ya que no se notaba ni muy finos, ni frescos.

De esta manera, el Cholo, desde la garita de prensa que le habían asignado para ver el partido, hizo que el Mono Burgos moviese ficha en la delantera, así fue, como el vigente campeón termino jugando con los canteranos Héctor y Saúl en la punta del equipo, por Jiménez y Mandzukic, y escoltándolos en la banda “El cebolla” que saldría por el francés.

Pero ni siquiera esto consiguió que se moviese el marcador, es más, fue el Rayo quien dispuso de las mejores ocasiones en la última media hora del encuentro, sacando Moyá un gran cabezazo del recientemente ingresado al terreno de juego Manucho, mientras que por la banda derecha, el mexicano Aquino, era un puñal y desquiciaba al rojiblanco Ansaldi.

Clos Gómez, pitaría en final y el marcador siguió como estaba, empate y gracias por parte de los rojiblancos, mientras que los vallecanos demostraron plantarle cara a un gris campeón que tendrá que pelear, y bastante para reeditar la victoria en el campeonato liguero, ya que todos los equipos querrán ganar al actual campeón.

Ahora solo queda, descansar, perfilar las imperfecciones que se dieron en Vallecas , y pensar en el Éibar, siguiente objetivo para conseguir los primeros tres puntos de la liga.

Imagenes tomadas de www.marca.com y www.colchonero.com

Deje un comentario