Portada » Cultura » Mundo Estrella Galicia (MEGA)

Mundo Estrella Galicia (MEGA)

Por Redacción , 3 octubre, 2019

Los museos abarcan cada vez más temáticas diferentes, ya no se limitan a mostrar el arte como siempre lo hemos entendido, sino que han evolucionado a diferentes aspectos de nuestra vida, de nuestro día a día, recogiendo temas que nos afectan o que tienen que ver con la evolución de la vida, de nuestras costumbres. Así Mundo Estrella Galicia, conocido como MEGA, es el museo de la cerveza, una innovadora apuesta de la centenaria firma cervecera herculina, fundada por José María Rivera Corral en 1906. Un emprendedor de una familia de emigrantes que trabajó en Cuba y México, y a la vuelta se interesó por una cervecera coruñesa, Osiris, para posteriormente crear Estrella Galicia.

En este recinto museístico, el único de Europa insertado en una fábrica que está en activo, y el primero de España sobre la temática -de unos 2.500 metros cuadrados distribuidos en cuatro plantas-, los amantes del líquido nutritivo pueden conocer todo desde que se fermentó hace 10.000 años en Mesopotamia y su llegada a Europa -los restos más antiguos en territorio nacional se encontraron en Regues y datan del 4.300 A.C.-, así como la historia de cuatro generaciones -la quinta ya está preparada- de una formidable empresa familiar.

La tecnología de última generación implementada en las ocho zonas del museo impactará al visitante por su innovación, de tal forma que, tras finalizar el recorrido, las expectativas de quien entra por primera vez quedarán no solo colmadas sino superadas. Comprar entradas para este museo cervecero será sin duda un acierto.

Lo más notable que se puede ver, además de las zonas temáticas entre ellas la dedicada al crecimiento de la empresa, es presenciar la parte del proceso de producción -elaboración y envasado- al estar integrado en la fábrica en el polígono industrial de A Grela. También es de gran importancia el taller de la cerveza, todo un taller cervecero que hará las delicias de los visitantes.

Si su espacio expositivo tecnológico tiene un carácter muy experiencial y divulgativo acercando a los visitantes con su pulsera personalizada a la cultura cervecera -los contenidos audiovisuales interactivos se acercan a las diez horas-, éstos además podrán tomar contacto con el olor y sabor de diversas materias primas como la malta, la cebada, el lúpulo o las levaduras. «No queremos ser la cerveza más vendida, sino la más amada», es un eslogan que se ve en una de las paredes que resume la trayectoria de esta gran compañía cervecera familiar totalmente independiente.

Esa estrella, símbolo medieval del gremio de los cerveceros está presente en todo un recorrido cronológico. Bajo los pies en las escaleras hay que seguir su camino, y ya en la parte final existe una exposición que resume la cantidad de tipos de cervezas que se fueron elaboradas a lo largo de 113 años.

Se puede ver desde la primera botella de 1906, la primera lata de 1979, o saber que, en 1942, en la terraza arbolada de la antigua fábrica de Cuatro Caminos, donde era parada obligada en el verano al regresar de las playas de Oleiros en el tranvía de Sada o autobús, había un amplio menú para acompañar la degustación de las cañas, éstas a 0,75 céntimos de peseta, es decir siete patacones y una perra chica de la época.

Deje un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.