MUJER 2014 |
Portada » Columnistas » Apuntes a mano alzada » MUJER 2014

MUJER 2014

Por Juana Vázquez , 14 Septiembre, 2014

La crisis económica está haciendo retroceder los avances de los últimos años de la mujer en materia laboral y en todos los aspectos: sociales, culturales y económicos. Por ejemplo, directivas y empleadas ganan entre   un doce y un  catorce  por ciento menos que sus compañeros  por el mismo trabajo.

En igualdad de derechos  sociales pasa lo mismo, son mucho menos las que ocupan altos cargos en las empresas privadas. Rozan el doce por ciento del total, cuando en el 2008 suponían el diecinueve por ciento. En este campo se ha retrocedido siete puntos.

De toda forma con crisis y sin crisis y para concretar, podemos resumir diciendo que en la cúpula del poder apenas  hay mujeres. Números cantan. A finales del 2013 en algunas de las grandes empresas españolas la presencia de mujeres era casi simbólica. Ejemplos: Banco Santander once hombres y dos mujeres; La Caixa, once  hombres y cero mujeres; Repsol, seis hombres y una mujer; Telefónica, siete hombres y cero mujeres, ACS, seis hombres y cero mujeres, Abengoa , ocho hombres y dos mujeres; Paradores, seis hombres y una mujer; Seur, trece hombres  y una mujer; Puig, cinco hombres y una mujer; Mafre, ocho hombres y cero mujeres. En total, en estas grandes empresas, el número de hombres suma ochenta y uno, y el de mujeres  ocho.

Se puede añadir que sólo hay alrededor de cincuenta y cuatro administradoras de los quinientos dos  hombres que hay en los consejos de administración de las firmas del Ibex 35, donde – ya  hemos adelantado- algunas empresas permanecen sin representación femenina.

Al final una noticia que no por esperada deja de ser positiva para las mujeres y para todas las personas que tengan sentido común: Ana Patricia Botín ha pasado a ser la presidenta del banco Santander, el Banco más importante de la zona euro y el tercero del mundo,

¿Se abrirá la veda de las mujeres para ocupar los más altos puestos en el poder.? Pedimos ser como los hombres, ya que , en definitiva, tanto unos como otras somos personas. Ni más inteligentes ni más torpes..

Deje un comentario