Mucho más que un simple gesto cotidiano |
Portada » Mujer » Al día » Mucho más que un simple gesto cotidiano

Mucho más que un simple gesto cotidiano

Por Marisa Cuyás , 22 enero, 2014

El día a día viene acompañado por la complicidad con las prisas más impersonales dejando atrás pequeños momentos para deleitar nuestra mente con nuevas percepciones y sensaciones. Pese a todo, aún surgen lugares, en ciudades tan intensas como Madrid, en los que el tiempo puede llegar a detenerse aunque a simple vista pueda parecer difícil. La Abadía del Perfume, en pleno barrio de Salamanca, es uno de esos lugares en los que la historia, el coleccionismo, la cultura y como no el diseño, se convierten en protagonistas de un mismo fin, enseñar y educar nuestro olfato haciéndonos recordar que perfumarse es mucho más que un gesto impersonal y cotidiano.

Mostrador con diferentes perfumes

Un simple paseo por este espacio nos transporta a una Abadía llena de misterio dividida en salas perfectamente delimitadas, desde el claustro hasta el refectorio pasando por el jardín o la biblioteca. Tras apenas unos minutos en este lugar, es fácil comprender como nos hemos acostumbrado a olvidarnos de la estrecha relación que existe entre las emociones, los recuerdos y los aromas. No sólo podemos diseñarnos un perfume a nuestra medida, gustos olfativos y momento emocional dedicando a este personal proceso algo menos de 15 minutos con ayuda de una experimentada perfumista que al mismo tiempo nos enseñará alguno de los misterios de una sencilla cata de perfumes, sino que también se puede hacer un amplio recorrido por la historia del perfume con las etiquetas, frascos y hasta manuales de perfumería desde comienzos del S. XIX hasta la actualidad.

Diferentes aromas con los que cuenta la Abadía del Perfume

De igual forma y aunque para algunas personas parezca difícil de entender, los creadores de esta idea entienden que el fomento de la labor social puede hacerse utilizando cualquier plataforma siendo La Abadía del Perfume un claro ejemplo, ya que han entendido que personas con un determinado grado de discapacidad son aptas y útiles para formar parte de un mercado laboral que en la mayor parte de los casos les excluye con la mayor frialdad llegando a intentar hacerlos invisibles. La cultura y su defensa es otra de las piedras angulares de este espacio, abarcando distintas disciplinas, conciertos de opereta, concursos de relatos, de fotografía, de pintura para niños cualquier excusa es buena para acercarse al perfume y su papel en la historia fomentando al mismo tiempo otras artes.

En definitiva, La Abadía del Perfume puede convertirse en un pequeño oasis donde el reloj deje de existir para recuperar las emociones y los recuerdos que nos evocan los aromas, permitiéndonos volver a acercarnos a ellos creando nuestro propio perfume en un frasco diseñado para cada uno como si se tratase de la más pura alquimia transportada y actualizada al momento actual.

1530505_264632647022082_1628060328_n

Frascos de fragancias con una preciosa y cuidada presentación

Deje un comentario