Miel de azahar |
Portada » Cocina Cotidiana » Miel de azahar

Miel de azahar

Por Anna Genovés , 2 Febrero, 2015

miel-de-azahar-l

Hacía mucho tiempo que quería dedicarle una entrada a la miel de azahar. Un alimento natural saludable para el organismo. Máxime, con los tiempos que corren, llenos de un estrés perpetuo que destruye las defensas, día a día.

La miel de azahar es un fluido dulce y viscoso producido por las abejas a partir del néctar de las flores de azahar de los naranjos y limoneros; comunes, sobre todo, en el levante valenciano y en la huerta murciana. Por este motivo, tiene un sabor sutil y delicado al paladar. Además, sus propiedades, son muy beneficiosas para el cuerpo humano.

Es un tipo de miel perfecto como acompañamiento del arroz con leche, las torrijas, las tostadas de pan y los buñuelos. Rica en vitaminas, hidratos de carbono, hormonas, aminoácidos, enzimas, ácidos orgánicos y minerales. Entre los que destacan, agua, maltosa, calcio, hierro, potasio, zinc, selenio, fósforo, fructosa, glucosa, vitaminas A, B, C, D, E y K, diastasa, amilasa, y un largo etcétera. Por tanto, es un endulzante de absorción más rápida que el azúcar y una fuente de energía vital.

Actúa como tranquilizante natural y es antibacteriana. Una buena cucharada de miel de azahar, acompañando tisanas o un vaso de leche tibia antes de ir a la cama, ayuda a conciliar el sueño. Tres cucharaditas de miel de azahar, mezcladas con el zumo caliente de un limón exprimido, combaten los resfriados y alivian la inflamación de garganta.

Al margen, sus cualidades astringentes, antioxidantes y suavizantes, la convierten en un producto lleno de aplicaciones cosméticas (cremas, tónicos, mascarillas…). Su utilización se remota a los anales de la historia.

En fin, ¡qué decir! Tomemos miel de azahar y relajémonos… Nos sentiremos mejor.

miel-1024x767

Aprovecho la ocasión, para adjuntar una tabla de equivalencias. Siempre hay recetas de cocina en las que ponen las cantidades de los ingredientes en mililitros o gramos que, si carecemos de una báscula adecuada, nos cuesta calcular.

Por este motivo, me he decidido a buscar en el recetario de mi abuela. El resultado ha sido sorprendente. Teniendo en cuenta que las cucharitas, equivalen a las de café. Y las cucharas, a las soperas; medidas aproximadas, siempre al ras. Las tazas, corresponderán a las de un desayuno normal.

Os dejo las proporciones que me han parecido más interesantes…

 

Ingredientes Tazas  Cucharas  Cucharitas
Aceite de oliva 13,5 g  4 g 
Aceite vegetal  14 g 4,3 g
Agua u líquidos 250 ml  15 ml  5 ml 
Arroz  275 g 20 g 6 g 
Azúcar 250 g 15 g  4,6 g 
Chocolate en polvo  9 g 3,5 g
Harina   150 g 8 g  2,5 g
Mantequilla  13 g 5 g 
Miel 30 g 7,5 g 
Sal 20 g  4,6 g 

 

Recordad que, “cada maestrillo tiene su librillo”. A veces, podemos encontrarnos con ligeras variaciones…

Saludos y hasta la próxima.

Deje un comentario