MARVEL: AGENTES DE SHIELD |
Portada » Cultura » MARVEL: AGENTES DE SHIELD

MARVEL: AGENTES DE SHIELD

Por Raúl Huerga , 5 Junio, 2014

marvel-s-agents-of-shield-tv-show-picked-up-by-abc-in-the-us-134461-a-1368281395-1000-100

El universo MARVEL no termina en los cines

Tras el gran éxito de Los Vengadores en 2012, Marvel y ABC estrenaron a finales de 2013 Marvel: Agentes de SHIELD. La serie tiene una estructura nunca vista hasta ahora: los capítulos y la trama principal que los une están plenamente vinculados y entrelazados con el universo Marvel. Así, durante la serie veremos y escucharemos puntuales referencias a las películas de la franquicia norteamericana.

Por ejemplo, el inicio de la serie se sitúa justo después de Los Vengadores, pero durante los primeros capítulos vemos varias referencias a las primeras películas de Thor e Ironman. Según avance la serie, su propia trama cobrará importancia, resolviendo varios casos de amenazas extraterrestres y enfrentando a los protagonistas a HYDRA, la agencia de origen nazi a la que planta cara el Capitán América en sus aventuras. Aún con alguna referencia a la segunda película de Thor o a Hulk, el argumento nos lleva pasado el ecuador de la temporada hacia Capitán América: Soldado de invierno y acaba, supuestamente, donde deberá empezar Los vengadores: La Era de Ultrón en 2015.

Ninguna de las interpretaciones resalta espectacularmente, ni siquiera los cameos que Samuel L. Jackson y Cobie Smulders hacen en un par de capítulos. Personalmente, opino que sólo el personaje de Fitz, interpretado por un joven Iain De Caestecker, es remarcable entre todo el elenco, lo que tiene mucho mérito siendo probablemente el actor con menos experiencia del reparto.

En cuanto a la serie, al contrario que otras producciones como Héroes que empiezan enganchando al público y acaban perdiendo fuerza, sus primeros capítulos no son nada halagüeños. Demasiado dirigidos a un público adolescente, siguen una estructura individual que no invita a devorar capítulo tras capítulo. Les falta acción, cohesión y una línea argumental constante que despierte ese “¿qué pasará?” en el espectador.

Pero esta tendencia cambia hacia el octavo capítulo, donde la trama general gana importancia y la serie se vuelve algo más adulta, reduciendo los típicos momentos cómicos de las películas de Marvel e introduciendo una mayor cantidad de acción. El cambio es bueno, y la serie termina dejando un buen sabor de boca y ganas de ver cómo continúa, y de qué manera se entrelazará con las películas que están por llegar. Respuestas que tendremos que esperar a conocer, seguramente, hasta 2015.

Raúl Huerga @rhuergab

Deje un comentario