Mariscal Giménez |
Portada » Deportes » Mariscal Giménez

Mariscal Giménez

Por Iván Trapero , 7 Diciembre, 2014

La liga para los colchoneros, hacía escala en el Martínez Valero, ya que, Elche y Atleti se citaban, con los de Escribá necesitados de puntos.
Los onces no presentaban muchas novedades para ambos equipos únicamente en el conjunto alicantino, con la suplencia de Edu Albacar.

Pese a la necesidad de puntos que tenían en Elche, el equipo salió a tantear el terreno, por suerte para ellos, los del Cholo, hicieron la misma tónica, al parecer porque uno esperaba a que moviese ficha el otro, y el otro el uno. De tal manera que, que movió primero el Atleti, y paso lo que tenía que pasar, “el córner de la discordia”, ese pánico establecido en la Liga Española de futbol, siempre que sea el conjunto rojiblanco el que se disponga a sacar. Escribá lo tenía todo previsto, estudiado, analizado, y de esa manera los alicantinos estaban muy pendientes del marcaje al hombre en jugadores como R. García, Mandzukic, Tiago y Godín, pero al sacarlo Koke en el 15´ de juego, seguro que a Escribá se le pasaría algo por la cabeza y recordó que algo faltaba, que algo se le escapaba, y cuando ya se percató de ello, era demasiado tarde ya que Giménez había hundido la pelota dentro de la portería.

Giménez festejando despues de un partido espectacular

Giménez festejando después de marcar, siendo el protagonista del partido.

De esta manera la perla rojiblanca de tan solo 19 añitos, establecería el 0-1, y el nerviosismo en Elche, ya que el show del charrúa solo acababa de comenzar. Ya que el partido sería un pequeño trámite para el meta Moyá, y gran culpa de ello sería por “la doble G”, los uruguayos estaban espectaculares, con una tensión constante, de la cual carecían el resto de sus compañeros, por el contagio de sus oponentes.

La segunda parte comenzó, con un Atleti como he dicho anteriormente, contagiado de esa falta de tensión, algo que aprovecharía el Elche, unido también a que Escribá unió algo más las líneas de la delantera y la medular, que también afectaría a la defensiva al adelantarla un poco. Al parecer nadie se dio cuenta de ese pequeño detalle, excepto Gabi, que en el 53´ con un soberbio pase para Mandzukic a la espalda de los defensas, que encontró su destinatario, y este que está en estado de gracia no fallaría y sumaría el 0-2 final.

Mandzukic celebrando el 0-2

Mandzukic celebrando el 0-2

El baile de cambios comenzaría para darle descanso al croata que en su lugar saldría Griezmann, y el otro Raúl, Jiménez saldría por Arda. El partido no daría para mucho más, y Vicandi Garrido, pitaría el final que deja al Atleti segundo a expensas de lo que haga el Barsa, y a una joven promesa como Giménez, consagrándose a pasos agigantados .

Deje un comentario