MARIA ENRICH: ESCRITORA Y PEDAGOGA |
Portada » Entrevistas » MARIA ENRICH: ESCRITORA Y PEDAGOGA

MARIA ENRICH: ESCRITORA Y PEDAGOGA

Por Octavi Franch , 22 enero, 2016

 

descarga

Hoy entrevistamos a la escritora y pedagoga catalana Maria Enrich, narradora para niños y jóvenes, que hasta ahora ha publicado varios libros de gran éxito literario y mediático como la novela Mitjons llargs (Calcetines largos) en la editorial Barcanova del grupo Anaya.

OCTAVI FRANCH: Se puede considerar que fuiste la primera girl-scout del Estado si nos permites la expresión, o como mínimo una de las pioneras gracias a la educación alternativa que recibiste en la escuela Mowgli. ¿Cómo crees que te influenció esa experiencia pedagógica para convertirte en lo que eres ahora, es decir una excelente profesora y una escritora de literatura infantil consagrada?

MARIA ENRICH: Seguro que no fui ni primera, ni segunda girl-scout… Sin embargo estoy convencida que el paso por la escuela Mowgli sí me influyó y mucho cuando, años más tarde, me puse a escribir. Estábamos a principios de los 60, en un mundo gris y de pocas libertades. En este contexto, nace la escuela Mowgli, como otras muchas escuelas en Cataluña, que seguirá una línea de pedagogía activa. Niños y niñas juntos en la clase descubrimos una nueva realidad de mil colores donde el juego, la fantasía y la imaginación fueron las herramientas principales de nuestro aprendizaje. Sin deberes, sin libros de texto, sin castigos… Seguro que este contexto ideal que hallé en la escuela me forjó un mundo interior rico y creativo que después pude canalizar a través de mis libros

OF: Lógicamente, eres una persona amante de la naturaleza en general y del montañismo en particular. ¿Crees que tu literatura hubiera sido diferente sin esa pasión por la vida natural?

ME: En mis libros hay siempre un respeto, un gran amor, por la naturaleza. Siempre que puedo me gusta reivindicar lo natural y, en concreto, las nuevas prácticas neorurales y ecológicas esenciales para poder afrontar el futuro de nuestro planeta. Son pequeños granitos de arena como los huertos urbanos o las bicicletas eléctricas, por ejemplo.

OF: Eres, además, una mujer viajera a nivel mundial. ¿Cuáles han sido los viajes que más te han inspirado para crear tus excelentes y trepidantes historias?

ME: Suelo ambientar mis historias en contextos próximos y conocidos de primera mano, experimentados; sin embargo me gusta que en estos pequeños mundos cotidianos haya la presencia de otras culturas o aparezcan personajes de otros países.

OF: Para aquellos que no conozcan la legendaria ciudad de Igualada, capital de la comarca de la Anoia, provincia de Barcelona, ¿qué les recomendarías a nivel cultural en general y literario en particular para que la visitaran?

ME: Igualada ha vivido, como otras muchas ciudades, una seria crisis que ha destruido buena parte de la industria textil, una industria de larga tradición local. Sin embargo, la ciudad ha reaccionado ante la crisis con distintos proyectos emprendedores, el más significativo es la recuperación del antigua barrio de los curtidores (barrio del Rec) rehabilitando algunos de sus edificios y, sobre todo, a través de la propuesta comercial y cultural REC.0: la instalación efímera de puntos de venta de moda de primeras marcas en las antiguas fábricas de curtidos, junto con una programación de conciertos y performances. Hay que tener en cuenta también La Mostra, una feria de espectáculos de teatro infantil puntera en nuestro país. Y en general, destacaría la riqueza de propuestas literarias que ofrece la ciudad, la mayoría entorno de la Biblioteca Central, una biblioteca de referencia para muchas otras bibliotecas de Cataluña.

OF: Tu caso es parecido al del cineasta M. Night Shyamalan, que pasó de explicar cuentos a sus hijos a llevar esas mismas historias a todo el público. ¿Cuál fue la excusa precisa para que dieras ese paso?

ME: Recuerdo que mi marido un día me dijo: ¿Quieres escribir? ¡Pues hazlo! Estas palabras tan simples me percataron que muchas veces dejamos que las ilusiones se queden en esto, ilusiones y, por miedo o por pereza, no llegamos a realizarlas. Pensé en las palabras de mi marido y me planteé seriamente ponerme a escribir. Necesitaba tiempo para hacerlo y me impuse unos horarios que debía respetar. Empecé a escribir los cuentos que había imaginado, después vinieron las correcciones y organizar el volumen. Y tras los cuentos llegaron las novelas… Por suerte, las editoriales me abrieron las puertas sin ponerme muchas dificultades. ¡Había emprendido el camino a la escritura!

OF: ¿Qué hay de ti en el narrador de tus cuentos y novelas?

ME: Me gusta explicar que en cada cuento que escribo, en cada novela, dejo un trocito de mi alma. O, dicho de otra forma, cada libro que he escrito es un reflejo de mi manera de ser y ver el mundo. No podría escribir de otra manera.

OF: ¿En quién te inspiras para crear tus personajes? ¿En tus hijas? ¿En tus alumnos?

ME: Tengo una trilogía protagonizada por tres hermanas —La Tona, la Tina i jo (Tona, Tina y yo)— claramente inspirada en mis tres hijas. Otras veces no ha habido un modelo concreto donde inspirarme, sino que el personaje ha nacido solo, síntesis seguramente de distintas personas que me han servido de modelo sin yo misma darme cuenta, o sí. Escribí también una novela, Mitjons llargs (Calcetines largos), basada en mi propia infancia y la experiencia en la escuela Mowgli.

OF: ¿Algún alumno tuyo te ha pedido que le dedicaras uno de tus libros? ¿Cómo fue esa experiencia?

ME: A menudo voy a hacer fórums en escuelas e institutos y muchas veces, al final del acto, los alumnos quieren que les dedique el libro que han leído. Aprovecho los pocos minutos que estoy con cada uno de ellos para preguntar y conocer su opinión sobre la lectura. ¡Soy feliz cuando me dicen que es el mejor libro que han leído en su vida! Y los niños y adolescentes ¡son sinceros al decirlo!

OF: ¿Crees que la lectura de ficción tendría que ser más exponencial en la educación infantil hoy en día?

ME: En la educación infantil, la literatura en general creo que ocupa un lugar bastante relevante. Sin embargo esto no ocurre así cuando entramos en la enseñanza secundaria, durante la cual el libro de ficción va quedando olvidado en favor de los contenidos curriculares. ¡Una lástima! La literatura abre muchas puertas, despierta curiosidades, invita a conocer y ayuda a crecer humanamente y en conocimientos. Existen importantes diferencias entre los resultados académicos de los estudiantes lectores y aquéllos que temen los libros.

OF: ¿Qué estás escribiendo ahora mismo? ¿Nos puedes adelantar alguna primicia?

ME: En estos momentos, estamos en el mes de diciembre, tengo entre manos un cuento de Navidad para un diario local. También van gestándose distintas ideas que todavía no tienen forma definida. Veremos cómo se van a materializar…

Octavi Franch

 

 

 

Deje un comentario