Magical Girl, de Carlos Vermut |
Portada » Cultura » Cine » Magical Girl, de Carlos Vermut

Magical Girl, de Carlos Vermut

Por José Luis Muñoz , 19 Octubre, 2014

Magical_Girl-737108468-largeEn su segundo largometraje Carlos Vermut (Madrid, 1980) mantiene su vocación por el  cine autoral pero le pesa su excesiva hibridación. Un guión rocambolesco y absolutamente irracional—para colmar el capricho de su hija leucémica de 12 años Alicia (Lucía Pollán), obsesionada por un caro disfraz del comic japonés Magical Girl Yukiko, su padre Luis (Luis Bermejo) someterá a un brutal chantaje económico a Bárbara (Bárbara Lennie), una joven perturbada que se cruza en su camino y siente la necesidad imperiosa de acostarse con él. Damián (José Sacristán), un maestro recién salido de la cárcel que dio clases a la joven Bárbara, tomará cartas en el asunto—le sirve al director de Diamond Flash para apuntalar su excéntrica película que bebe mucho del teatro del absurdo y el universo del cómic con el que el director ha estado muy familiarizado profesionalmente antes de saltar al cine.

Carlos Vermut, vinculado al mundo de la ilustración,  expone una historia delirante y lo hace sin perder el aplomo y nadie le puede negar originalidad al producto final, pero tampoco el que chirríen constantemente sus segmentos narrativos. Lo que parece va a ser una extraña comedia heredera del cine de Jim Jarmush, incluidas las risas esforzadas del espectador, con personajes que aceptan sus desdichas de forma impasible y se van cruzando a lo largo de la historia, deriva luego hacia un poco velado homenaje a la última película de Stanley Kubrick Eyes whide shut—la torturada Bárbara acude a unas brutales sesiones de sexo sadomasoquista para pagar el silencio del desesperado Luis, el padre que hará cualquier cosa por su hija—y termina con un brusco desenlace típico del cine negro en cuanto entra en acción el personaje de Damián, el maestro de pasado criminal.

Todo es muy frío, todo es muy artificioso y todo está muy deslavazado en este tríptico humano para que el conjunto cuaje. Por segmentos—el preámbulo, con un José Sacristán espléndido en su aplomada dicción y con el pelo teñido y Bárbara niña prestidigitadora y plano cenital, es de lo mejor del film de Carlos Vermut—la película funciona, pero en conjunto fracasa. Difícil entrar en una historia forzada, en la que no cree el mismo director, y más difícil saltar de la comedia desmadrada—Luis Bermejo a punto de destrozar el aparador de una joyería para comprar ese carísimo vestido del cómic japonés recibe el vómito de Bárbara Lennie—al drama desopilante.

El film  tiene una lectura originalidad—una buena acción, la del padre abnegado que hace por su hija enferma cualquier cosa,  puede tener nefastas consecuencias—pero no acierta Carlos Vermut en el envasado del productor.

A este Vidas cruzadas hispano le pesa la indefinición, que es precisamente lo que su director resalta, pero sedujo al jurado del último festival de cine de San Sebastián que le concedió la Concha de Oro.

Título original: Magical Girl
País: España
Año de producción: 2014
Género: melodrama
Duración: 127 minutos
Director: Carlos Vermut
Estreno en España: 17/10/2014

 

Deje un comentario