Madrid-Buenos Aires, lejos de los primeros puestos |
Portada » Economía » Madrid-Buenos Aires, lejos de los primeros puestos

Madrid-Buenos Aires, lejos de los primeros puestos

Por Juliano Oscar Ortiz , 4 junio, 2014

En su estudio anual Cities of Opportunity (Ciudades de Oportunidad), la consultora Price Waterhouse Coopers (PWC) ubicó a la Ciudad de Buenos Aires en el último lugar entre las 30 ciudades con más facilidades para hacer negocios, en tanto Madrid se ubicó en el puesto decimoquinto.

Para realizar este análisis, se ha analizado íntegramente la trayectoria de un total de 30 ciudades, seleccionando como tipo representativo aquellas capitales de finanzas, comercio y cultura en base a su rendimiento actual. Las variables que se han manejado específicamente fueron: capital intelectual, preparación tecnológica, acceso a la ciudad, transportes e infraestructuras, salud y seguridad, sostenibilidad, habitabilidad, liderazgo económico, facilidad para hacer negocios y costes.

El estudio subraya que Madrid es bastante segura, sostenible y habitable, mientras que Buenos Aires obtuvo altas calificaciones en lo que respecta al costo de vida (22), que incluye el precio de los bienes de consumo sin alojamiento, el costo de las oficinas (23) y el costo del transporte público (29).

Londres ha sido estimada la mejor ciudad con un alto margen respecto a sus competidoras al liderar tres de los principales indicadores: influencia económica, equipamiento tecnológico y accesos a la ciudad; Nueva York y Singapur ocupan la segunda y tercera posición respectivamente. Es llamativa la baja calificación de ciudades como Rio de Janeiro y Milán, lo que hace pensar en la objetividad de este tipo de estudios. Buenos Aires, si bien sufre un nivel alto de inseguridad, en estos últimos años con la gestión del ingeniero Macri ha recibido reconocimientos por su aporte en cuestiones de medio ambiente y de responsabilidad social.

Para las empresas de todas las ciudades es indispensable tener favorables ámbitos para desarrollar sus objetivos. Las ciudades necesitan de empresas y de emprendimientos nuevos que capitalicen la productividad y la rentabilidad, para así ser polos que atraigan a los inversores y a las finanzas en general. La tecnología y el avance de nuevos medios de infraestructura posibilitan que cada ciudadano pueda reclamar su derecho de vivir cada vez mejor en su ciudad.

El derecho a la ciudad es la posibilidad de construir una ciudad en la que se pueda vivir dignamente, reconocerse como parte de ella, y donde se posibilite la distribución equitativa de diferentes tipos de recursos: trabajo, de salud, de educación, de vivienda, recursos simbólicos: participación, acceso a la información, etc. Como bien ha afirmado David Harvey, “no es simplemente el derecho a lo que ya está en la ciudad, sino el derecho a transformar la ciudad en algo radicalmente distinto”.

Deje un comentario