Madre no hay más que una (pero con muchas cosas que hacer) |
Portada » Columnistas » Madre no hay más que una (pero con muchas cosas que hacer) » Madre no hay más que una (pero con muchas cosas que hacer)

Madre no hay más que una (pero con muchas cosas que hacer)

Por Sandra Ferrer , 21 enero, 2014

madre-no-hay-mas-que-una1

Siempre me he preguntado por qué muchos de los momentos clave relacionados con la maternidad son una ingente fuente de inspiración para monologuistas, escritores cómicos y directores de cine dispuestos a dar una visión de lo más chistosa de un parto, un cambio de pañales o una toma de papillas. No vayamos a pensar que a mí no me gusta reírme. Pero una vez que me he convertido en madre y he vivido en mi propia piel todos los momentos (buenos y no tan buenos) pienso que, una de dos, o la maternidad se plantea a menudo con el lema “mejor reír que llorar”, o es que quien escribe los textos no lo ha vivido en propias carnes.

Yo misma a veces he sufrido ataques de risa tras algún episodio del tipo no sé cómo se coloca un pañal, salgo de casa con tantos bártulos que parezco una gitana a punto de vender en el mercado o termino una larga noche sin dormir con una risa nerviosa pensado que en unas horas tendrás que estar espléndida en el trabajo.

Con todo este rollo (aviso ya, me encanta parlotear y escribir largo y tendido) lo que quiero decir es que la maternidad es lo más maravilloso que me ha pasado en la vida, pero también es verdad que no es un estado ideal y perfecto. La maternidad es sacrificio, dedicación y entrega. Pero bueno, también es verdad que provoca situaciones hilarantes así como momentos emocionantes, profundamente felices y recompensas inolvidables.

Como yo ya me puedo considerar una veterana en esto de los bebés, pues ya tengo dos pequeñajos de cuatro y seis años, puedo recordar aquellos momentos y llegar hacerlo con una sonrisa en los labios.

Prometo ir compartiéndolos con todos vosotros, los que queráis seguirme en este nuevo proyecto. También espero ser de utilidad para futuras madres (y padres) con algún que otro consejillo (aunque no soy muy dada a decirle a nadie lo que tiene que hacer) y reflexiones personales que os puedan ayudar.

¿Me seguís? Yo encantada.

Una respuesta para Madre no hay más que una (pero con muchas cosas que hacer)

  1. Pingback: Madre no hay más que una (pero con muchas cosas que hacer) | Sandra Ferrer Valero

Deje un comentario