Los favoritos sufren en el arranque de los playoffs de la NBA |
Portada » Deportes » Los favoritos sufren en el arranque de los playoffs de la NBA

Los favoritos sufren en el arranque de los playoffs de la NBA

Por Gonzalo Roy , 24 abril, 2014
aldridge

Lamarcus Aldridge ha anotado 89 puntos en dos partidos

La dos primeras jornadas de los playoffs de la NBA han dejado la sensación de que no hay equipo favorito, ni rival débil. Lo más sorprendente es que, de los 16 partidos disputados hasta el momento en todas las eliminatorias, los equipos visitantes y, por lo tanto, más débiles a priori, han vencido en 9 de ellos, cuando el año pasado a estas mismas alturas únicamente habían cosechado dos victorias por 14 derrotas. El único equipo local que ha mantenido su estatus de favorito han sido los Heat de Miami que han ganado sus dos partidos frente a Charlotte Bobcats y todo parece indicar que la eliminatoria quedará resuelta en la cancha del equipo de Carolina del Sur.

En el otro extremo de la balanza se encuentra Houston Rockets en el oeste y Chicago Bulls en el este. Ambos equipos consiguieron clasificarse para los playoffs de manera brillante en la cuarta posición de sus respectivas conferencias, pero una vez el balón se ha echado a rodar en los partidos decisivos sus expectativas se han venido abajo a las primeras de cambio. Dos derrotas en sendos partidos como locales les han dejado contra las cuerdas y con muy mal porvenir, sobre todo Chicago quien ha recibido la ira anotadora de un Lamarcus Aldridge que no ha encontrado oposición en la defensa de los de Illinois y ha anotado la devastadora cifra de 89 puntos en dos partidos, 43 el primero y 46 el segundo. Con un enemigo de semejante tamaño y sin respuesta por parte del entrenador Tom Thibodeau para frenarle, lo más normal es que la confrontación quede resuelta por la vía rápida.

El resto de eliminatorias están igualadas a una victoria y, si bien Atlanta Hawks ante Indiana Pacers y Memphis Grizzlies frente a Oklahoma Thunder pueden tener alguna opción, lo normal es que cedan en alguno de los dos partidos que disputan en su cancha en los próximos días y, por lo tanto, todo se resuelva en la pista de los teóricamente favoritos. Si se llegara a ese quinto partido, es difícil que Indiana Pacers se deje sorprender por unos Hawks voluntariosos pero lejos del nivel del equipo liderado por Paul George. Habrá que estar muy atentos a la aportación que David West pueda hacer, ya que en los dos partidos anteriores ha estado por debajo de sus posibilidades. En el caso de los Grizzlies de Gasol ocurre tres cuartas partes de lo mismo,

el equipo es claramente inferior a Oklahoma, uno de los candidatos al título de conferencia y, por qué no, de la NBA, si les respetan las lesiones y evitan las lagunas de concentración como ocurrió en el segundo partido contra Memphis, donde el arranque de partido fue desastroso y, pese a que mejoraron en la segunda parte, la remontada no fue posible. El gran factor del equipo de Gasol es su propia pista donde acumulan una espectacular racha de 14 partidos sin perder.

Muchas más incertidumbre se presenta en las eliminatorias entre Toronto Raptors y Brooklyn Nets, donde los neoyorkinos han conseguido apropiarse del factor pista y se han convertido en un enemigo muy peligroso como lo demuestra el hecho de haber ganado en 8 de los últimos 10 partidos jugados como locales. En la confrontación entre Golden State Warriors y Los Ángeles Clippers ocurre tres cuartas partes de lo mismo, si bien el equipo angelino liderado por Blake Griffin debería alzarse con algún triunfo y recuperar el factor cancha. Sin duda alguna, Griffin, Jordan o Chris Paul son mejores que los de San Francisco.

Deje un comentario